La Maquinista tendrá menos espacio comercial y más pisos



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El Ayuntamiento de Barcelona y los impulsores del centro comercial La Maquinista han conseguido un acuerdo para la transformación del medio ambiente, lo que significa una reducción en el área de expansión comercial y un aumento en el espacio dedicado a la construcción de viviendas. En rueda de prensa, la concejala de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad de Barcelona, ​​Janet Sanz, y la directora general de Unibail-Rodamco-Westfield (URW) España, Marilyne Mesiano, celebraron este «pacto historiador» que reformula un proyecto anterior que se había paralizado con la llegada de Barcelona en Comú al gobierno municipal y pone fin al proceso judicial abierto por los promotores.

La nueva propuesta limita el crecimiento comercial de la Maquinista la mitad, pasando de los 42.000 metros cuadrados previstos en el proyecto desarrollado durante el mandato de Xavier Trias a 21.000, y la otra mitad se destina a viviendas, servicios, equipamientos y locales. Además de la expansión comercial, el proyecto inicial contemplaba 50.000 metros cuadrados adicionales para la construcción de viviendas –32.500 en régimen libre y 17.500 en régimen protegido– en edificios de hasta 25 pisos, altura máxima que ahora se limita a 17 .

El nuevo proyecto mantiene así los 92.000 metros cuadrados de marquesina total de la planta anterior, pero amplía el espacio destinado a vivienda, pasando de 50.000 a 65.000 y proporciona 5.000 metros cuadrados para otros usos y 1.000 para comercios en planta baja. En el caso de viviendas, habrá 812 apartamentos nuevos en total, 518 en régimen libre y 294 protegidos. El acuerdo también prevé la opción de que en el futuro la edificabilidad comercial de La Maquinista pueda reducirse aún más a cambio de utilizar 10.000 metros cuadrados para oficinas en el Centro Comercial Glòries, también propiedad de URW.

Promoción del transporte sostenible

Para reducir las alturas de los edificios contemplados en el primer proyecto, el municipio ha incorporado un solar público en la calle de Potosí, contiguo al centro comercial, donde se construirán 218 de las 294 viviendas protegidas y donde los promotores aportarán 800.000 euros para su urbanización.

En el ámbito de la movilidad, el convenio prevé que URW invertirá dos millones en la promoción de modos de transporte sostenibles en el medio ambiente y se hará cargo de las obras de urbanización, que se completarán posteriormente. Asimismo, el aparcamiento de 2.100 plazas que se incluyó en el proyecto inicial también se redujo a 860.

La reducción de la extensión de La Maquinista supondrá también que la escuela que se está construyendo en este entorno, y que ha provocado un conflicto con la URW por ocupación directa por parte del municipio, contará con una parcela de 2.466 metros de Instalaciones públicas para una posible ampliación del centro educativo.

«Es un buen negocio para la ciudad, Representa un cambio sustancial en el modelo, está más en línea con todas las transformaciones de regeneración que llevamos haciendo en Barcelona desde hace seis años ”, dijo Sanz, quien destacó que el anterior proyecto de ampliación era» desproporcionado «.

Noticias relacionadas

A pesar de la reducción en la expansión del espacio comercial, Mesiano aseguró que el proyecto continuara siendo rentable para URW porque se mantuvo toda el área total del edificio: «El modelo es viable, de lo contrario no firmaríamos el trato», dijo.

El director general de URW España calculó que la ampliación del centro comercial generará 1.000 puestos de trabajo y reiteró que la multinacional es y seguirá siendo un «socio a largo plazo» de Barcelona y Cataluña, donde desde 2008 ha invertido casi 1.000. millones de euros.

.