La nieve mantiene en alerta a seis comunidades



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El temporal que azota la Península Ibérica en los primeros días de 2021 continúa el lunes con nevadas previstas entre 300 y 500 metros en el extremo norte de la península y desde 500 metros en la mitad sur y Baleares, según el Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Seis comunidades han activado las alertas amarillas (el primero de tres niveles) por nieve: Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Navarra y País Vasco. Este episodio de frío intenso está provocando heladas generalizadas en el interior de la península, especialmente en las zonas de montaña. Las bajas temperaturas, la nieve y el mar embravecido mantienen activa la alerta amarilla en 13 comunidades autónomas.

130 carreteras están afectadas por la nieve, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Las zonas con mayores problemas son Asturias, Cantabria, Castilla y León, Aragón y La Rioja. En comparación con las carreteras principales, el uso de cadenas es obligatorio en la A67, en Reinosa (Cantabria). AP66, en Valverde de la Virgen (León); la A64, en Sariego (Asturias), y la AP66, en Lena, son transitables, pero con precaución por la nieve en la carretera. La AP1, en Cardeñajimeno (Burgos), la A6, en Manzanal del Puerto (León) se encuentran en la misma situación; la A8, en Mondoñedo (Lugo), y la AG64, en Villalba (Villalba). También hay 37 carreteras secundarias cortadas, intransitables por la nieve. Los aparcamientos de la sierra madrileña están terminados y la M601 está parada en Cercedilla, a la entrada del puerto de Navacerrada. Durante el fin de semana se derrumbaron las carreteras de acceso a la aldea: el sábado fueron evacuadas hasta 350 personas, en medio de la nieve y las gélidas temperaturas, debido a varios atascos en las carreteras.

El riesgo de nevadas es de especial preocupación en Asturias, donde las condiciones meteorológicas y el alto riesgo de avalanchas obligaron a las operaciones de búsqueda de un trabajador de un quitanieves arrastrado por una avalancha en Aller el viernes viernes último. La presencia de nieve o hielo también ha obligado al cierre del tráfico rodado para todo tipo de vehículos en los puertos de Arantzazu, Arlaban, Trabakua, Barrerilla, Elosua y Sollube, en el País Vasco.

Según las previsiones, la primera tormenta del año traerá cielos nubosos o encapotados, con precipitaciones que podrían ir acompañadas de tormentas en el extremo norte de la península y que localmente podrían ser persistentes en la costa cantábrica. La previsión de rachas de viento muy fuertes en las costas cantábrica y oriental asturiana ha activado la alerta amarilla por posibles fenómenos costeros. Aemet también predice cielos nublados con lluvias en las islas principales, especialmente en Las Palmas, donde se esperan lluvias persistentes. Los vientos soplarán del oeste y noroeste en la península y Baleares. En Canarias, la alerta naranja se ha disparado por rachas de viento de hasta 90 kilómetros por hora en La Palma y el norte de Tenerife, y a más de 70 kilómetros al oeste de las islas.

El frío persistente sigue siendo el protagonista de estos primeros días del año. Las heladas generalizadas traerán el termómetro bajo cero en varias provincias de España, especialmente en Castilla y León, donde se esperan las temperaturas mínimas más bajas en las zonas de Ávila, Salamanca y Segovia con 12 ° C bajo cero. La Rioja tiene una alerta naranja activa -el segundo de tres niveles- para valores hasta -10 ° C.En cuanto a las capitales de provincia, Castilla y León sigue siendo la comunidad más fría, con Salamanca registrando previsiblemente -7 ° C, seguida de Burgos (-6 ° C), Palencia (-6 ° C), Segovia (-6 ° C), Soria (-6 ° C). Granada alcanzará valores mínimos de -6 ° C, mientras que en Ávila, León, Teruel y Valladolid los valores mínimos deberían permanecer en -5 ° C.

Aemet espera que las lluvias continúen hasta el 10 de diciembre en el norte de Galicia, el mar Cantábrico y Baleares. En Canarias, es probable que haya lluvias y tormentas eléctricas, más intensas en las islas occidentales.

La agencia meteorológica prevé que a partir de este martes una tormenta atlántica afectará la vertiente sur de la vertiente atlántica y provocará fuertes lluvias y tormentas alrededor del Estrecho y en las islas occidentales de Canarias. También se esperan fenómenos de menor intensidad en otras zonas del tercio sur peninsular, Melilla, Baleares y la Costa Cantábrica. El nivel de nieve se mantendrá por debajo de los 800 metros y las temperaturas estarán por debajo de los valores normales para la época del año y se prolongarán al menos hasta el domingo. Rubén del Campo, portavoz de Aemet, ha explicado que el ambiente muy frío de «pleno invierno» continuará durante toda esta semana tanto de día como de noche, con heladas repartidas por toda la península y en la isla de Mallorca y temperaturas. diurna que apenas superará los 5ºC en la mitad interior y norte.