La ola de ERE se reanuda en Cataluña: 7.993 despidos hasta mayo y ya es el peor año desde 2013



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

La ola de somos se reanuda en Cataluña y ya se ha cobrado entre enero y mayo 7.993 despidos. Solo en los primeros cinco meses del año ha habido más aciertos por expediente de liquidación laboral (ERE) que en todo 2020 y la cifra ya es la peor (con otros siete meses para cerrar el año) desde 2013. Este 2021 es en camino de emular el fatídico 2012, cuando, con 12.565 impactadas por eras, se alcanzó el peor récord de la serie histórica. Esto se confirma con los datos actualizados de Departamento de Treball este viernes por la tarde, cuando se acelera la pérdida de puestos de trabajo respecto a meses anteriores.

La histórica fábrica de bolígrafos Gráficos bic, el coche Higo transparente o jubilación de Monestir de Poblet fueron algunas de las empresas que sumaron su nombre a la larga lista de empresas que se han registrado en lo que va de 2021. Los datos del Departamento de Trabajo solo calculan los despidos colectivos que afectan únicamente a los centros de trabajo ubicados en Cataluña. Es decir, no tienen en cuenta la reciente reestructuración de empresas como CaixaBank, BBVA o La corte inglesa, entre muchos otros, que también han despedido recientemente a sus empleados, pero lo han hecho al mismo tiempo en distintas localizaciones de España.

La Industria de la maquinaria es el sector más afectado, con los subcontratistas de Nissan anticipando el cierre definitivo de sus fábricas y alimentando las estadísticas. La caída de las ventas en la industria, los problemas logísticos con los microchips y el cambio ya en marcha a los vehículos eléctricos están afectando duramente a los expertos de la industria. Casi la mitad de los 7.993 afectados por eras en Cataluña proceden de empresas especializadas en la producción de vehículos de motor.

De empinado a eras

Noticias relacionadas

El otro sindicato que también apuesta por los despidos colectivos y que ocupa el segundo lugar en número de víctimas de trabajo es el de restauracion, con 729 despidos. Hasta ahora, los ertes (expedientes temporales) absorbieron gran parte de este impacto, que golpeó con especial fuerza una actividad fuertemente gravada por las limitaciones sanitarias. Pero después de casi un año y medio de pandemia, algunas empresas del sector están optando por medidas definitivas y no tan temporales y están recortando personal.

El cambio de empinadas a eras ya es evidente en las estadísticas. Aparte de la industria de la automoción, que atraviesa su propia crisis, las actividades que más restricciones han sufrido y más dependientes de la movilidad internacional son las que más registran. Detrás de la restauración se encuentran bibliotecas y museos, con 299 despidos en lo que va de año. Los 231 despidos de MagmaCultura, un subcontratista que gestiona los servicios de la Sagrada Familia o la Casa Museo Gaudí; alimentan una gran parte de ella. Agencias de viajes, como tales Oficina de Guías de Barcelona Barcelona, que despidió a 50 personas en abril, se vio particularmente afectada. Este gremio, en total, suma 219 Afectos de edad.

.