La policía pide la cooperación de los ciudadanos para localizar al hombre que roció con ácido a su ex pareja y amigo



La actualidad en Alicantur Noticias

Vehículo en el que viajaban mujeres, rociado con ácido sulfúrico.
Vehículo en el que viajaban mujeres, rociado con ácido sulfúrico.Alex Zea / Europa Press

La Policía Local de Casabermeja (Málaga, 3.522 habitantes) pidió la colaboración de la ciudadanía «para localizar y detener» al hombre que roció ácido sulfúrico en la ciudad malagueña de Cártama el martes por la tarde, excompañero y amigo de este último. . En un aviso en redes sociales, la Policía destaca que el joven, de 26 años, se encuentra en «búsqueda y detención» luego de este episodio de violencia machista. El caso está en manos de la Guardia Civil, que ha desplegado un importante operativo que continúa este miércoles para encontrar al autor de los hechos. Su expareja, originaria de Casabermeja, se encuentra «muy grave» en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, con más de la mitad de su cuerpo sufriendo quemaduras, según fuentes hospitalarias. Su amiga sigue internada en el Hospital Regional de Málaga, donde permanece estable por gravedad con una superficie quemada al 20%.

Fuentes oficiales explicaron que el presunto atacante tiene siete órdenes de aprehensión y lleva aproximadamente un año prófugo. Cuenta con orden de registro y captura por su actividad delictiva por numerosos delitos, entre ellos narcotráfico, robo e intimidación, contra la seguridad vial y pertenencia a un grupo delictivo, así como maltratos y amenazas. Pero, además, este hombre que vive en la Costa del Sol tiene dos denuncias de violencia machista por parte de una pareja anterior en Mijas, con la que comparte un hijo, así como una orden de alejamiento para esta mujer que data de 2016. Las mismas fuentes informó que la policía local de Mijas lo detuvo a principios de 2017 en un cheque mientras viajaba en el mismo automóvil que la niña. Aún permanece incluida en el Sistema de Monitoreo Integral de Casos de Violencia de Género (VioGen) y tiene un agente asignado para su protección.

El ataque se produjo el martes sobre las dos de la tarde en Cártama, municipio a 20 kilómetros al este de la capital Málaga y donde reside uno de los atacados. Las chicas viajaban en su vehículo, un Mini blanco, cuando el hombre subió a su altura en otro auto negro. Se pelearon, y momentos después, empujó una botella de un litro de ácido sulfúrico puro al 98% a través de la ventana del auto y la roció sobre ambas mujeres. Luego arrojó el contenedor a la acera y huyó en su automóvil, según fuentes oficiales, acompañado de otro hombre. «Tenía una botella de un litro de ácido sulfúrico en su auto, estaba a punto de atacarlo deliberadamente», dijo el alcalde de Cártama, Jorge Gallardo.

Las mujeres salieron rápidamente del auto y pidieron ayuda. Mientras su Mini seguía en la calle y se estrellaba contra un poste de luz frente al Centro Municipal de Formación y Empleo. Según el alcalde de Cartameño, un grupo de personas que estaban allí vieron lo sucedido y ayudaron a las víctimas en un principio. A los pocos minutos llegaron las ambulancias del 061, activadas por los servicios de emergencia 112. Dada la gravedad de las lesiones, la expareja del agresor tuvo que ser trasladada en helicóptero médico a la Unidad de Quemados Mayores del hospital Virgen del Rocío. , en Sevilla, donde antes de ser intubada y sedada, pudo brindar los detalles de su agresor a los investigadores. Su pareja fue remitida a la Unidad de Quemados del Hospital Regional de Málaga.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, calificó de «un atropello» lo sucedido y condenó «categóricamente» los hechos. «No se pueden permitir más agresiones a mujeres bajo ningún concepto», subrayó durante una rueda de prensa en Huelva, donde insistió en que la policía investiga y busca a la persona identificada como presunto agresor.

Por su parte, la ministra de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz, se mostró «horrorizada» por la agresión sexista. «Este tipo de violencia no es una acción o acciones aisladas, es una trama machista de conductas explícitas, mensajes normalizados y simbólicos que estructuran nuestra sociedad con el fin último de mantener la subordinación de la mujer al hombre», dijo tras haber Mantuvo un minuto de silencio con el personal de consejería. Allí también se informó que ninguna de las agredidas había solicitado ayuda al Instituto Andaluz de la Mujer ni a la red de centros municipales de información sobre la mujer. El Ayuntamiento de Cártama también convocó a esta concentración para hacer retroceder los hechos de este miércoles al mediodía.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *