La UE obtiene la primera victoria legal sobre AstraZeneca en una demanda por vacunas



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El calendario de entrega de la vacuna covid-19 de AstraZeneca en la Unión Europea estará sujeto a escrutinio judicial a partir de este viernes. El Tribunal de Justicia de Bélgica, que está definiendo el litigio entre la Comisión Europea y el laboratorio anglo-sueco, ha concedido parte de las medidas cautelares solicitadas por Bruselas y ha fijado un calendario de entrega inicial, so pena de multa de 10 euros por cada dosis no dispensada: debe entregar 50 millones de dosis antes del 27 de septiembre. Esta es la primera escaramuza de una batalla que promete ser larga pero que, por el momento, apunta a la victoria de la Unión Europea.

Ambas partes se apresuraron a mostrar su satisfacción con este primer veredicto, que llega tras un procedimiento de urgencia para solicitar medidas de control sobre la empresa mientras se resuelve el caso principal (en septiembre).

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que la decisión del tribunal «es un claro reconocimiento de que nuestros contratos de compra de reservas tienen una base legal sólida». La farmacéutica, por su parte, señala que los jueces no han aceptado el programa de entrega reclamado por Bruselas, que aspiraba a un total de 120 millones de dosis hasta finales de junio. Y recuerdan que en esta primera parte del juicio el tribunal aún no se ha pronunciado sobre el fondo del caso, en el que la Comisión acusa a la empresa de haber violado gravemente el contrato firmado en agosto del año pasado para la entrega de 300 millones de euros. . dosis hasta finales de junio de 2021.

Más información

La orden del tribunal de primera instancia francófono de Bruselas fija un horario mucho más relajado, con 15 millones de dosis hasta el 26 de julio; 20 millones hasta el 23 de agosto; y otros 15 millones hasta el 27 de septiembre. Los jueces también fijaron una indemnización de 10 euros por dosis no administrada frente a los 10 euros diarios por cada dosis reclamada por los abogados de la Comisión.

Pero el organismo de la UE destaca que, más allá de las condiciones concretas del proceso de entrega, lo importante es que «los jueces reconozcan nuestra interpretación del contrato y que AstraZeneca ha cometido una grave violación». Fuentes de la UE añaden que, además, la empresa «ya no podrá excusar el hecho de que no puede utilizar sus plantas en el Reino Unido para el suministro de la UE» porque los jueces están exigiendo que las plantas británicas se utilicen si es necesario.

Vacunación con AstraZeneca el 24 de marzo en Valencia.
Vacunación con AstraZeneca el 24 de marzo en Valencia.Monica Torres

El impacto práctico del fallo es cuestionable porque, según Bruselas, AstraZeneca ha acelerado el proceso de entrega desde el inicio del caso. La orden judicial implica que la UE debe recibir 80 millones de dosis a finales de septiembre, de las cuales ya ha recibido 65 millones, según datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades. La empresa, por tanto, parece capaz de cumplir con la orden de los jueces sin exponerse a ninguna sanción.

Fuentes de AstraZeneca aseguran que a finales de junio ya habrán superado el umbral de los 80 millones de dosis. Esas fuentes añaden que el caso no tendrá ningún impacto en la tasa de distribución y describen la orden judicial como muy limitada.

Pero la victoria de la UE no es de Pirro, como puede parecer, porque en este primer caso la justicia belga ya ha aceptado la mayoría de los argumentos de la Comisión. Fuentes comunitarias aseguran que el veredicto establece el modelo que seguirán los jueces belgas si la empresa persiste en los retrasos en las entregas. En septiembre, aún quedarán 220 millones de dosis pendientes de cumplimiento del contrato, que podría ser objeto de nuevas órdenes judiciales.

«A partir de ahora los compromisos de entrega ya no son gratuitos sino sujetos a revisión judicial», celebran en la Comisión. Bruselas confía en que tras esta primera frase a favor de su tesis se acabará la imprevisibilidad en la relación con AstraZeneca. Las mismas fuentes recordaron que la UE sigue necesitando las dosis de esa empresa para sus campañas de vacunación.

Los jueces belgas indican en la orden que la empresa no les proporcionó información detallada sobre el calendario de distribución que debieron haber seguido después de la vacuna.