La visita vinculante de LeBron James a Jerez: «Flip with Brandy»



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado

La estrella de la NBA pasó el viernes en España para degustar vinos de Jerez. Visité Castillo del Puerto, vine y probé tortilla de camarones y atún de Barbate, a pesar de que la paella tuvo que ser devuelta a Estados Unidos.

LeBron James, en la bodega Dez Mrito de Jerez.
LeBron James, en la bodega Dez Mrito de Jerez.EL MUNDO

La llamada de advertencia llegó hace meses, pero Bodegas Dez-Mrito no supo hasta principios de la semana pasada que nada menos que Lebron James estaba a punto de visitarlos. Y el viernes, directamente desde sus vacaciones en Córcega, el astro de los Lakers se plantó en Jerez de la Frontera para dar rienda suelta a una de sus pasiones, el vino.

Factura Salvador Espinosa que era lo más privado posible. Hasta que las imágenes del domingo empezaron a circular por las redes de LeBron y todo se vino abajo. Porque la visita tuvo lugar en unas horas en el sur de España, acompañado de su esposa y pareja, Maverick Carter. El delantero, nuevamente en portada este verano con motivo del estreno de ‘Space Jam 2’, no solo mostró una amabilidad exquisita y mucha simpatía con los empleados. Lo más sorprendente fue su conocimiento del asunto. «Sabe mucho de vinos y licores, es un experto», dice el director gerente de Bodegas y Viedos Dez-Mrito.

La gira vinculante de LeBron comenzó el viernes al mediodía en El Puerto de Santa Mara. Allí visitó el castillo medieval de San Marcos y posteriormente bebió una copa de amontillado en la bodega El Castillo, donde firmó una de las botas, según El Diario de Jerez. También se le ha visto adorar (o intentar), en imágenes que se han vuelto virales. Posteriormente, se dirigió a Bodegas Lustau, en la calle Arcos de Jerez.

Y, para finalizar la experiencia enoturística, se dirigió a la histórica bodega El Cuadro (que data de 1810), perteneciente a la Dez-Mrito. Allí, su principal interés no era solo el vino. «Flip con los brandies», dicen los que estuvieron presentes en la degustación. Porque el Brandy de Jrez no es muy conocido en Estados Unidos, donde predomina el brandy. LeBron probó brandies entre los 15 y los 50 años (y trajo varios a Estados Unidos) y, finalmente, una comida con productos típicos elaborada por El Faro. «Alucín con atún de Barbate, jamón ibérico Joselito, gazpacho y tortillas de gambas», describen. Aunque el problema vino con el arroz.

1631570542 548 La visita vinculante de LeBron James a Jerez Flip with

El tiempo cayó sobre LeBron y su equipo, porque el avión privado que lo llevaría de regreso a Estados Unidos ya no podía esperar en el aeropuerto de Jerez. La solución, coge la paella para disfrutarla durante el viaje. «La paellera ha aterrizado en Los Ángeles», dicen.

Es bien conocida la pasión de LeBron James por el vino y las bebidas espirituosas. Y no es la única estrella de la NBA comprometida con la causa. Es socio de la empresa mexicana de tequila Lobos y posee una bodega en su casa de Los Ángeles. Y también se jacta. Incluso al borde de la provocación, como cuando a finales de 2018, debido a una lesión, se presentó en el Staples para el ‘derbi’ ante los Clippers con una copa de tinto en la mano. La pasada Navidad, para celebrar una de las victorias de los Lakers, apareció en sus redes sociales con una de las joyas de la corona de la Ribera del Duero, una botella de Vega Sicilia unica 2006, cuyo precio supera los 500 euros.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *