La voluntad de cooperación de Bárcenas afectará a tres causas judiciales que jalonan el PP



El periódico digital de Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

El ex tesorero del PP Luis Bárcenas ha cambiado de abogado y de estrategia judicial y ahora está dispuesto a contar lo que ha caído en una especie de armisticio con el partido con la esperanza de que su esposa, Rosalía Iglesias, se libere de ir a prisión. de los márgenes de la parcela Gürtel. Este paso puede tener un impacto directo en tres casos judiciales: el conocido como «Carte», Punico y Cucina, pero también el proceso de las obras de la oficina de Génova.

Como adelantó El País y confirmaron Alicantur Noticias en fuentes cercanas a Bárcenas, esta intención de «tirar de la manta» tiene que ver directamente con el ingreso de Iglesias en prisión, ya que como ya ha manifestado ante el juez Gürtel, anteriormente; y en Kitchen, más tarde, eso se dio a conocer a partir del juego en ese momento si él guardaba silencio, ella no terminaría tras las rejas. Sin embargo, ingresó en noviembre pasado luego de que la Corte Suprema confirmara una sentencia de 12 años y 11 meses.

Sin embargo, no habría sido tanto un giro como volver a la línea de Bárcenas en la corte cuando se destapó el escándalo: él aportó la documentación y empezó dando explicaciones. En su posterior declaración ante la Audiencia Nacional comenzó a introducir matices y finalmente dejó de cooperar. Incluso terminado Retirada como acusación en el juicio contra el PP por destrucción de discos duros del ordenador que utilizó en Génova, en una especie de armisticio, según fuentes de su entorno.

Ahora, según las mismas fuentes, «no tiene nada que perder», y tampoco Rosalía Iglesias, puesto que ambas ya tienen sentencia firme del Tribunal Supremo. Para el ex tesorero, la línea roja siempre ha sido su esposa, Pero también vale la pena tener en cuenta la suma y continúa que han supuesto los resultados de la investigación sobre Operación Cocina, un complot para intentar robar documentación comprometedora para el PP y sus ejecutivos.

Punico, ‘Papers’, sede

En esta pieza separada del caso Villarejo, donde mantiene la representación legal que había tenido, aparece Bárcenas como testigo y fiscal. En su última aparición se retiró de nuevo, aunque ahora con nombre y apellido, los posibles vínculos del PP con esta maniobra que según las investigaciones habría tenido su centro nuclear en el Ministerio del Interior de 2013 a 2015.

Sin embargo, la primera consecuencia directa de esta actitud de colaboración con la justicia podría resultar en sorpresas durante su declaración en proceso de reforma de las obras de la sede del PP, que se habría pagado con una supuesta casilla B. La audiencia se realizará el 8 de febrero y el propio Bárcenas se sentará en el banquillo de los acusados ​​con una petición para una sentencia de prisión de cinco años. La parte, por su parte, figura como pasivo subsidiario.

Según las fuentes consultadas, el ex tesorero también pedirá declarar en Púnica, macrocausa de corrupción que investiga contratos y adjudicaciones manuscritas en varios municipios a cambio de obsequios y comisiones y que tiene una delegación sobre la supuesta financiación irregular del PP madrileño presidida por Esperanza Aguirre.

Asimismo, tiene la intención de hacer una declaración en ‘Papers’, la última línea de investigación sobre la trama de Gürtel que aún está abierta y esto tiene que ver, de hecho, con la contabilidad que manejaba. La línea de investigación fue, de hecho, archivada, aunque finalmente se reabrió y experimentó un nuevo impulso, cuando a la luz de las conclusiones de Kitchen, el juez constató Comparto las sospechas sobre algunas relaciones entre ingresos y adjudicación. Contratos.

Cabe destacar que su nuevo abogado es Gustavo Galán, quien defiende a los implicados en Gürtel que han mantuvo una línea de cooperación con justicia, como Isabel Jordán; quien manejaba las empresas del líder conspirativo Francisco Correa, el exalcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero; y el de Majadahonda Guillermo Ortega. Todos, de una forma u otra, intentaron tirar de la manta, tanto en Gürtel como en Punic.

Míralos
Comentarios

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *