Las claves del perdón a los presos del ‘procés’: se perdona toda la pena de prisión con la condición de no cometer delito por un plazo de entre tres y seis años



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Siete de los prisioneros
Siete de los presos del «procés» abandonan la cárcel de Lledoners después de que la Generalitat les concediera el tercer grado el 29 de enero.Albert García / Alicantur

Las gracias aprobadas este martes por el Consejo de Ministros eximen a los nueve líderes independentistas de cumplir la totalidad de la condena que cada uno de ellos tenía pendiente, para que los nueve presos puedan recuperar su libertad en las próximas horas. El Ejecutivo motivó la provisión con motivos de utilidad pública y condicionó a los indultados a no cometer otro delito por un período determinado (de tres a seis años, según la sentencia y las circunstancias de cada uno). Estas son las claves de la medida acordada por el Gobierno.

¿Qué crímenes ha perdonado el gobierno? Los nueve prisioneros del tu elaboras fueron condenados por la Corte Suprema en octubre de 2019 a una pena de prisión de entre 9 y 13 años. El Gobierno indultó la totalidad de la pena de prisión pendiente, tanto de los cuatro condenados solo por sedición (los exconsejeros Jordi Turull y Joquim Forn, la ex presidenta del Parlamento Carme Forcadell y los ex presidentes de la ANC y Òmnium Jordi Sàncehz y Jordi Cuixart) como que también han sido secuestrados (exvicepresidente Oriol Junqueras y ex concejales Raül Romeva, Jordi Turull y Josep Rull). El Ejecutivo mantiene las sentencias de interdicción absoluta que el Tribunal Supremo les ha impuesto a todos ellos por un período de tiempo idéntico al de prisión (de 9 a 13 años).

¿Cómo justifica el Ejecutivo las gracias? El Gobierno basa la gracia en la «utilidad pública», uno de los tres requisitos (junto con la equidad y la justicia) que prevé la ley para motivar las medidas de gracia. Cada uno de los nueve expedientes, según fuentes del Ministerio de Justicia, contiene una motivación amplia que incluye, por un lado, el marco legislativo y jurisprudencial del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo para explicar la adecuación de las medidas ahora otorgadas; y por otro lado se explican las razones específicas de cada perdón. Los expedientes, según estas fuentes, revisan las ventajas y desventajas de otorgar y rechazar indultos para finalmente abogar por la concesión. La utilidad pública es la justificación común para todos ellos, pero cada carta evalúa las circunstancias particulares del preso, lo que representan y lo que conlleva su liberación.

¿Cuándo saldrán los presos de la cárcel y quién debe ordenarlo? El gobierno tiene previsto publicar la medida en el Boletín Oficial del Estado (BOE) este miércoles y debe aplicarse de inmediato. La ejecución corresponde al Tribunal Supremo, que debe dictar las órdenes de excarcelación tan pronto como reciba la notificación oficial de los reales decretos aprobados por el Consejo de Ministros y sancionados por el Rey. El Tribunal Supremo enviará una carta a los centros penitenciarios donde el Nueve reclusos están cumpliendo sus condenas, instando a su liberación.

¿Son las excusas reversibles? Los indultos no son revocables, pero el Gobierno los ha condicionado a que los beneficiarios no comenten ningún delito durante un tiempo determinado. El intervalo pactado varía entre tres y seis años, según fuentes de la Justicia, que explican que para determinar este plazo no solo se tuvo en cuenta la sanción impuesta por la Casación a cada uno, sino también las circunstancias particulares: las declaraciones realizadas a el público. de cada uno en los últimos años a su liderazgo político, comportamiento en prisión y durante las vacaciones o las intenciones manifestadas de apostar por la independencia unilateral o el diálogo. Las medidas de indulto se aplican de inmediato, pero serían ineficaces si el indultado comete otro delito durante el período estipulado. En la parte inferior del ranking se encuentra la ex concejala Dolors Bassa, cuyo indulto está sujeto a no cometer ningún delito en los próximos tres años; el indulto de la ex concejala Romeva y ex presidenta del Parlamento Carme Forcadell está sujeto a cuatro años sin delito; la de los líderes de la ANC y del mnium Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, cinco; y el de Junqueras y los ex concejales Turll, Rull y Forn, seis.

Una vez indultados, ¿podrán volver a la política? El gobierno no ha perdonado las sentencias de interdicción absoluta que la Corte Suprema ha impuesto a todos los condenados, por lo que estos, aunque sean liberados, no pueden ocupar ningún cargo de gobierno ni presentarse a elecciones. Tampoco podrán trabajar para una empresa pública. Las penas de inhabilitación oscilaron entre los 9 y los 13 años de reclusión y el plazo final de las mismas fue establecido por el Tribunal Supremo en la liquidación de la pena ejercida con posterioridad a la sentencia del tu elaboras. En el caso de Junqueras, que estuvo sancionado durante 13 años, el tribunal fijó el 5 de julio de 2031.

¿Es punible la gracia? Sí, el indulto puede impugnarse ante la Sección Tercera (de lo Contencioso-Administrativo) del Tribunal Supremo. La Fiscalía puede impugnarlo, pero, en principio, no tiene intención de hacerlo. Sí, Vox y el PP pretenden impugnarlos, pero no está claro si pueden y el alto tribunal tendrá que discutirlo, que nunca se ha pronunciado sobre la legitimidad de los partidos políticos para impugnar el indulto. Las circunstancias de ambas formaciones son distintas porque Vox formó parte del juicio penal como acusación popular, lo que puede sumar un plus de legitimidad, según las fuentes consultadas. Sin embargo, esta condición no le permite impugnar directamente la disposición del indulto porque existe una discrepancia legal en cuanto a si la fiscalía popular puede apelar a los indultos o solo a aquellos que se ven directamente afectados por los delitos perdonados. La Sala Penal también lo entendió con una orden emitida el pasado mes de mayo en la que rechazó la solicitud de Vox de presentar denuncias contra los indultos de la tu elaboras. Los magistrados negaron la participación del partido de Santiago Abascal con el argumento de que la fiscalía popular «no es considerada como una de las partes que legítimamente puede intervenir en el expediente de indulto».