Las defensas de la pareja y esposa de Villarejo piden al juzgado que cancele las inscripciones del comisionado



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

El comisionado retirado José Manuel Villarejo, a su salida este miércoles de la Audiencia Nacional tras la sesión del primer juicio al que se enfrenta.
El comisionado retirado José Manuel Villarejo, a su salida este miércoles de la Audiencia Nacional tras la sesión del primer juicio al que se enfrenta.Alberto Ortega (Europa Press)

Los abogados defensores de Rafael Redondo, compañero del comisario retirado José Manuel Villarejo, y Gemma Alcalá, esposa del policía, dedicaron buena parte de sus intervenciones de este jueves a la elaboración de las cuestiones preliminares de la segunda sesión del primer gran juicio de la Caso Villarejo cuestionando la validez jurídica de una de las principales pruebas del proceso: las cientos de horas de audio grabadas por el propio Villarejo de sus conversaciones con sus clientes y otras personas involucradas, y que fueron intervenidas por la policía en sus domicilios y oficinas cuando fue arrestado en noviembre de 2017.

La decisión del tribunal sobre esta petición no solo afectará el desarrollo de esta audiencia, en la que se sientan en el banquillo 27 personas naturales y cinco personas jurídicas de tres líneas de investigación (Hierro, Tierra y Pintor), incluido el propio Villarejo, por lo que Anticorrupción La Fiscalía pide 110 años de prisión -pero también el del resto de las treinta piezas separadas de la macrosíntesis en las que se investiga la trama policial orquestada por el policía retirado, ocho de las cuales el juez de la Audiencia Nacional Manuel García -Castellón ya ha concluido.

El propio Villarejo ausente de la sesión por una cuestión judicial en otro juzgado, el primero en intervenir fue el abogado de Redondo, quien cuestionó la autenticidad de los archivos de sonido – «no sabemos si son copias de copias de copias» – y señaló que no intervinieron «artefactos de registro» para aclarar si han sido manipulados. Por todo ello, solicitó que sean «expulsados ​​del proceso» y, por tanto, no puedan ser utilizados como prueba de los cargos. El abogado acusó a Anticorrupción por el uso que había hecho de estos audios para «engordar los pedazos de la Caso Villarejo«.

El abogado -quien solicitó la suspensión del caso, al considerar que la Audiencia Nacional no es el órgano judicial competente para el tipo de delitos que se están juzgando- también cuestionó la vigencia del resto de los hechos ocurridos en formato digital durante las búsquedas. La mayoría de ellos fueron encontrados en equipos de cómputo y dispositivos de almacenamiento ubicados en los hogares y oficinas de Villarejo y su pareja. El abogado de este último ha asegurado que estos objetos no han sido sometidos a control judicial tras ser incautados y, por tanto, se ha interrumpido la cadena de custodia, que debe velar por que no sufran manipulación alguna.

En este sentido, el letrado precisó que, según el resumen, permanecieron 17 días en lo que calificó como «un limbo sin control judicial» en manos de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Policía antes de rendirse. La corte. Por ello, el defensor, que acusó a esta unidad policial y al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de ser los «instigadores» de la investigación, solicitó anular tanto las pruebas obtenidas del contenido de estos dispositivos, que sustenta gran parte de la macrocausa, como así como los que se obtuvieron posteriormente cuando se consideraron contaminados.

La estrategia de buscar nulidad probatoria fue seguida por la mayoría de los abogados de los demás imputados que intervinieron este jueves, entre ellos la defensa de la esposa del comisario, quien denunció que el supuesto objetivo de la investigación no era desmantelar un complot criminal, sino «apropiarse». las grabaciones «. «La Fiscalía Anticorrupción se ha inclinado ante los pérfidos intereses de la policía y la CNI», agregó. La abogada de la policía también pidió la expulsión de Podemos de la causa como acusación popular por haber hecho, a su juicio, «uso electoral de la causa». Las sesiones del juicio se reanudarán el 15 de noviembre, con la intervención de las últimas defensas en la elaboración de las preguntas anteriores antes de iniciar el interrogatorio del imputado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *