Las dos vidas de Marcelino



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

LaLiga Santander 2020-2021

Opinión

Actualizado

Martes 5 de enero de 2021 –
23:49

GRAFCAV1981.  BILBAO.- Entrenador lt;  HIT gt;  Marcelino lt;  / HIT gt;  ...

Marcelino, durante su presentación en el Athletic.

Luis Tejido EFE

Marcelino Vuelve a la escena que nunca ha dejado indiferente, y en este caso no es una escena cualquiera. El asturiano tampoco es un técnico, inconcluso y dueño al extremo de sus ideas, pero también es rehén de sus palabras. Los mismos lugares de su incontinencia pueden atestiguar su solvencia como entrenador. Villarreal y Valencia, estas últimas estaciones, son buenos ejemplos. Son las dos vidas de Marcelino.

En la sala de juegos del toque, Marcelino corrió, y

Esto ya decía mucho de la personalidad de la persona que trazó su camino sin mirar a los lados, aunque lo que sabe, que es mucho, lo explica mejor en privado que en público. Sobre todo calma. La carga emocional del banco, sin embargo, lo transforma. La verdad no tiene que ser altisonante y necesitas saber cuándo y cómo decirla, especialmente en una actividad con tal caja de resonancia. En Villarreal, lo traicioné; en Valencia lo condenan. Tras el eco, el legado permanece en el campo y el que dejó en ambos lugares ha sido bueno. Donde se conecta, es muy bueno; donde falla, como en Sevilla, se diluye. Salió del Valencia de la crem con un título de Copa y nada menos que el Bara de

Messi

, su primer rival, esta noche. En el Athletic está a un tiro de repetirlo y contra un rival menor. Sin duda, la final pendiente con la Real Sociedad fue un buen aliciente para aceptar el liderazgo de un club en particular, pero que ofrece visibilidad y crédito por encima de sus prestaciones. Es un modelo único y es la fidelidad de San Mams, un ambiente siempre seductor para los que respiran fútbol. Marcelino está entre ellos. Pero también lo es Bilbao y Euskadi, hay muchas cosas en un entorno que genera opinión, y no todas atraerán a los asturianos. La intensidad idiosincrásica del atlético encaja bien con lo que Marcelino quiere en el campo. Este arranque de fuego, que conectará los tres grandes, incluida la Supercopa, es la mejor forma de activarlo en un proyecto que necesita un latigazo, porque el jugador del Athletic que llega a la jerarquía sabe que su competencia es pequeña. Agitar a Lezama es fundamental. Los riesgos, en cambio, son bajos, lejos de caer. Lo más grande es que la intensidad de Marcelino desborda el campo y se convierte en autodestrucción.

Para seguir leyendo gratis



.