Las empresas impartirán hasta el 40% del nuevo plan de estudios y evaluarán a los alumnos en el nuevo FP de Isabel Cela



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Actualizado

Hoy el Consejo de Ministros aprueba una ley que establece una nueva doble formación que obligará a los estudiantes a celebrar un contrato remunerado

La consejera de la FP, Isabel Cela, con el consejero de Política Territorial, Miquel Iceta.
La consejera de la FP, Isabel Cela, con el consejero de Política Territorial, Miquel Iceta.

Las empresas deberán impartir hasta el 40% del nuevo plan de estudios y podrán evaluar a los alumnos de la nueva Formación Profesional (FP) de la ministra Isabel Cela. El diseño preliminar de Ley FP, para ser aprobado hoy en gabinete, contempla un nuevo régimen dual alternando con empresas que obligan a los estudiantes a contratar y pagar.

Estas son dos de las principales novedades contenidas en un borrador inspirado en las leyes autonómicas de FP da Cataluña y el País Vasco y que, según fuentes de la industria, supondrá hacer cambiar de opinión a todos los agentes. Hasta ahora, lo más habitual, salvo en los casos con una doble FP establecida, era que la formación se realizaba en los centros educativos durante el primer curso y los alumnos acudían a las empresas ya aprendidas a realizar prácticas durante el segundo curso. Pero las empresas generalmente no se capacitan con nuevos contenidos teóricos.

El gobierno quiere que ambos trabajen mucho más de cerca y por eso insiste mucho en la corresponsabilidad. Se establece la figura del tutor de empresa, que integra al tutor del centro, y las empresas pueden colaborar en la redacción del plan de estudios.

La evaluación final correrá a cargo del centro educativo, teniendo en cuenta la valoración de lo aprendido en el puesto de trabajo realizada por el tutor de la empresa o doble tutor. El tutor o doble tutor de la empresa podrá participar en la sesión de evaluación del alumno en el centro docente, detalla el borrador, que será presentado al colegio mañana. CEOE y los sindicatos.

El proyecto deroga la ley anterior, aprobada por Pilar del castillo (PP) en 2002, y tiene como objetivo que toda la FP sea dual, aunque establece dos vías. Uno es en realidad pseudo-dual, con entre 25% y el 35% de la permanencia en la empresa y hasta veinte% del plan de estudios que contrató, pero sin contrato laboral (como ahora), lo que puede generar rechazos sindicales. Otro es el llamado régimen dual avanzado o alterno, con entre 35% y cincuenta% de formación en la empresa (ahora es máximo de 33%) y hasta 40% del plan de estudios que asume. Aquí sé que se requiere un contrato, una cotización a la seguridad social y al menos el salario mínimo.

El anteproyecto establece una nueva clasificación de titulaciones educativas -muy engorrosa, a juicio del sector- destinada a culminar con un diploma a todos los alumnos aunque no hayan superado todos los módulos. Obtendrán una acreditación de competencia parcial si superan una licenciatura POR; obtener un certificado de elegibilidad con el título B.; oferta de graduación C. les otorgará el derecho a un certificado profesional … y tendrán el título de FP Básico, Grado Intermedio o Grado Superior en lo que ahora se llama grado de bachiller D..

Establecieron un sistema progresivo y acumulativo, en grados de menor a mayor duración. Si el alumno no aprueba todo, en lugar de dejar en blanco, comienza con un certificado de las partes aprobadas, explican las fuentes consultadas.

El anteproyecto también incluye dobles másteres y másteres (los denominados cursos de especialización, pregrado ES). Las universidades públicas también podrán ofrecer OF como lo hacen ahora las privadas.

.