Las familias presentan denuncia contra la residencia Sant Roc de Canet



La actualidad en Alicantur Noticias

los Residencia geriátrica de Sant Roc de Canet de Mar. (Maresme) se enfrenta a un denuncia colectiva por «homicidio imprudente» presentado por varias familias de residentes que creen que los ancianos no fueron tratados adecuadamente durante el parto por Brote de COVID-19. Proporcionan evidencia de que todos los reclusos del centro residencial dieron positivo por coronavirus. En realidad hay 117 infectados y 20 personas murieron.

Por su parte, fuentes de la dirección residencial, dada la gravedad de las acusaciones, evitan entrar en disputa con las familias hasta consultar con un asesor legal para defenderse. En principio, niegan la falta de información ya que «enviamos mensajes de texto, escribimos una carta a los familiares comunicando la situación en la que se encontraba el centro» y también el detalle de que «hemos creado un apartado en nuestra web donde damos un explicación diaria de cómo terminó el día ”.





Hemos actuado de acuerdo con los protocolos



Los iniciadores de la denuncia dan cuenta detallada de lo que consideran incidentes denunciables en la gestión del centro ya que el 12 de marzo se informó a los familiares de la restricción total de visitas. Una semana después, la misma residencia, según las familias, informa que «no tenemos casos ni aislamiento por covid-19 en nuestras residencias».

Desde entonces, según un portavoz de los afectados, han expresado su preocupación por la falta de información. Cuando se dirigieron a las puertas de la residencia para pedir información sobre sus familiares, informaron que pudieron verificar que no se cumplieron las medidas de seguridad. «El personal no llevaba guantes ni máscaras» porque, como se respondió más tarde, «no los tenían». Asimismo, cuando llamaron al centro les informaron que «no es necesario llevar máscaras si no hay casos, según nuestro protocolo de seguridad». Una respuesta que alarma a las familias porque «había 180 ancianos sin protección».

Residencia geriátrica de Sant Roc de Canet de Mar.

Residencia geriátrica Sant Roc de Canet de Mar (Google)

Por su parte, la residencia niega la falta de información. “Hay muchos familiares que reconocen que estamos bien informados a través de nuestras comunicaciones e incluso nos agradecen por mantenerlos informados en todo momento”. Además, explican que hay familias que llaman todos los días y que «por nosotros no hay problema, por eso estamos aquí» afecta. Asimismo, aseguran que «todas las visitas que hacemos a nuestros residentes, las comunicamos diariamente por teléfono con las familias» para que puedan hacer un seguimiento.



A partir del lunes 4 de abril comienza el goteo de información sobre los casos positivos en las residencias de Sant Roc. El día 18, las familias afirmaron recibir información del CAP de Canet sobre la visita de los investigadores de Can Ruti y sobre la existencia de otros dos casos de Covid-19. El 26 de abril se les informó que todos los vecinos se habían visto afectados. «Cuando quisimos interesarnos, no nos proporcionaron información» de acuerdo con la ley de protección de datos. Algunos pacientes fueron trasladados al hospital de Calella y otros a la clínica sanitaria y social La República de Salt. En ese momento, algunos familiares volaron el caso en las redes sociales y se organizaron en la plataforma.


Muchos residentes están deshidratados


El 15 de abril, los familiares aseguran que no han recibido respuesta sobre las pruebas rápidas realizadas a través del CAP Canet y sobre las medidas que han aplicado para aislar a los vecinos, teniendo en cuenta que el elevado número de espacios comunes dificulta la división de los enfermos. También aseguran que, sobre todo en los últimos días, han constatado que «muchos vecinos se encuentran en un estado de deshidratación» debido al «caos que reina en la residencia».



Desde la dirección de la residencia advierten que han seguido «los protocolos que el CatSalut nos ha indicado desde el principio en todo momento» así como «hemos aplicado todas las instrucciones de Metges Sense Fronteres» desde el principio. Además, confirman que están en contacto permanente con el CAP de Canet «que nos orienta en todas las actuaciones», así como con el hospital de Calella y el régimen sanitario de Girona.

Por todo ello, algunas familias, para velar por la salud de sus familiares residentes en el centro de Sant Roc de Canet de Mar, han iniciado el procedimiento judicial que les llevará a presentar una denuncia contra los responsables del centro y si surge el caso contra el responsables de acciones que consideren irregulares.

El pasado miércoles, la Generalitat Bombers llevó a cabo la desinfección de todos los espacios y elementos del centro con el fin de ubicar a todos los vecinos de forma sectorizada en diferentes plantas según su afectación del Covid-19, según ha informado el Ayuntamiento de Canet.