Las últimas horas de Maribel, la vendedora de cupones asesinada en Albacete



El periódico digital de Alicantur Noticias

En cuanto se supo en Albacete que había desaparecido la vendedora de cupones María Isabel de la Rosa, a quien muchos conocían como Maribel, todos quisieron ayudar. A pesar de que la mujer de 43 años tenía su centro de operaciones en Parque Sur, un barrio tranquilo de la ciudad de Castilla-La Mancha, Maribel se mostró muy activa y ofreció entradas a la ONCE para los bares y cafeterías que encontró. La colaboración de la ciudadanía fue fundamental para esclarecer lo ocurrido durante sus últimas horas de vida. Gracias a esta información, los investigadores pudieron colocarla junto a un cliente habitual alrededor de las cinco de la tarde del jueves 19 de agosto. La última persona con la que fue vista fue arrestada el martes, cinco días después de su desaparición. La policía nacional saqueó la casa del sospechoso, un hombre de 54 años que trabajaba como mesero, y encontró el cuerpo de Maribel encerrado en una habitación detrás de un muro de hormigón recién construido. El motivo de la muerte, según la hipótesis de la policía, habría sido una disputa por una deuda económica. El detenido, con la abreviatura AGS, fue enviado a prisión temporal sin derecho a fianza por un presunto delito de homicidio.

Agentes policiales trabajan en la casa del principal sospechoso de la muerte de la vendedora de cupones de Albacete, María Isabel de la Rosa.
Agentes policiales trabajan en la casa del principal sospechoso de la muerte de la vendedora de cupones de Albacete, María Isabel de la Rosa.policía na

Los investigadores reconstruyeron las últimas horas de Maribel a partir de las 9:00 am del jueves 19 de agosto. En ese momento, la mujer salió de su casa y se dirigió al Parque Sur. Por la tarde se encontró con AGS, un cliente que le debía al vendedor una importante suma de dinero. La última vez que fueron vistos juntos se dirigían al domicilio del preso, donde, según la reconstrucción de los hechos, elevaron el tono de una discusión. El detenido reconoció al titular del juzgado de educación número uno de Albacete que había asfixiado a Maribel. Durante su declaración, aseguró que comenzaron a pelear y la empujaron al suelo, la víctima cayó de espaldas y comenzó a tener convulsiones. En ese momento, según su testimonio, aprovechó para pararse encima de ella y apretarle el cuello con la intención de acabar con su vida. La jueza Eva María Fernández Buendía, quien tomó declaración por estar de servicio, autorizó al Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha (TSJCM) a revelar los detalles de su confesión para evitar especulaciones. El caso, sobre el que se levantó el secreto, está en manos del magistrado Pablo Abad Ortiz, titular del Juzgado de Educación número tres de Albacete.

Mientras AGS estaba decidiendo qué hacer con el cuerpo del vendedor del cupón, la preocupación comenzó a crecer en la casa de la víctima. Maribel era una mujer de hábitos y no era normal que no mostrara signos de vida a la hora de cenar. Su teléfono parecía desconectado. A la medianoche ya era evidente que algo extraño debía haber sucedido, tanto es así que la mujer, con discapacidad intelectual y física, no había respondido a ningún mensaje y ni siquiera se había detenido en su casa.

Al día siguiente, viernes 20, los familiares de Maribel denunciaron su desaparición en la comisaría nacional. Los agentes comenzaron por revisar la casa de los desaparecidos, para ver si encontraban algún rastro. El movimiento policial conmovió al vecindario, donde pronto se corrió la voz de que estaban buscando al vendedor de cupones. Las llamadas telefónicas se acumulaban en la centralita de la policía. Los vecinos contaron dónde la habían visto, con quién y en qué circunstancias. Como es habitual, los investigadores tuvieron que filtrar hasta encontrar el hilo final, que llevaría, cuatro días después, a AGS, con quien la habían visto discutir.

Agentes de la Policía Nacional trabajan para recuperar el cuerpo de María Isabel de la Rosa.
Agentes de la Policía Nacional trabajan para recuperar el cuerpo de María Isabel de la Rosa. Policía

Durante cuatro días, los agentes reunieron todas las pruebas para detener al principal sospechoso. Según las investigaciones policiales, compró ladrillos, cemento y arena y se llevó todo a un cuarto de herramientas ubicado en la parte trasera de su casa. Allí arrinconó el cuerpo de Maribel junto con sus efectos personales: el terminal con el que revisó los premios, una cantidad considerable de cupones y el celular de la víctima, que encontraron destrozado por un fuerte golpe. Levantó el bloque de cemento para ocultar todo durante varios días.

La policía fue a la casa del sospechoso el martes. No tardó en confesar. El juez ordenó registrar la casa y los agentes no encontraron el muro de cemento al principio porque estaba escondido detrás de un estante. Una brigada especializada en abrir cunas y escondites para armas o drogas demolió en cuatro días el escondite que había construido el presunto asesino. AGS fue arrestado de inmediato.