Leopoldo López: «No quería irme de Venezuela. Pero regresa y liberaremos al país»



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Ni su esposa, ni su padre, ni su abogado, ni otros disidentes venezolanos. Tras ser su portavoz en territorio español durante años, este martes fue el propio Leopoldo López, ex preso político del chavismo y hoy como comisionado presidencial del Centro de Gobierno del actual presidente de Venezuela, Juan Guaid, quien se dirigió directamente los medios para arrojar luz sobre las dudas e incógnitas que rodean su fuga.

Envuelto por su (entre el público estaban su esposa, padres, hijos y el embajador de Juan Guaid en España, Antonio Ecarri Bolvar y Yon Goicoechea) y enfrentado con gran expectación por ambos lados del charco, López explicó sus planes. Entró sonriendo, junto a Lilian Tintori, y una bandera venezolana, e indicó en sus primeras palabras: «No quería irme de Venezuela, siempre lo he dicho, le dije a mi esposa que lo dijera en mi nombre, las circunstancias me llevaron a tener que irme». Sin embargo, López ha asegurado que volverá «Construir la mejor Venezuela» y destacó que «estamos convencidos de que Venezuela será libre«.

López no dio detalles de cómo se orquestó su salida de Venezuela, ni por qué sucedió, solo señaló que su plan era conocido por cinco personas y que su esposa ni siquiera lo conocía a él. En cuanto a la discreta llegada al aeropuerto de Madrid, destacó que fue una sorpresa para sus hijos. “Llegué en un avión comercial, les pedí que me llevaran discretamente, lo que más me emocionó fue sorprender a mis hijos”. Tampoco dio detalles del estado en el que se encuentra actualmente en España. «No tengo más precisión al respecto. Si tengo que ser refugiado, que me permite estar en España, salgo a trabajar, a traer la voz de los que hoy no pueden llevarlo», añadió.

Leopoldo López: «No quería irme de Venezuela. Pero regresa y liberaremos al país»

Envió su agradecimiento al Embajador Jess Silva y aplaudió su trabajo, lo consideró «un gran diplomático que supo seguir con firmeza la política de su país y la firmeza que debe tener con la causa de Venezuela ”.

Como dije en las redes sociales después de salir del país: «De este nuevo campo de batalla, seguiremos respetando inquebrantablemente las responsabilidades asignadas como Comisionado del Centro de Gobierno del gobierno interino de Venezuela ”. Y hoy dividió su trabajo fuera del país en tres puntos: libre, justo, verificable; sometiendo a los responsables a la justicia internacional. de violaciones de derechos humanos, existen mecanismos e informes, ahora debemos llevar toda esa precisión con la que se han identificado los crímenes a la Corte Penal Internacional; tercero, nos dedicaremos a encontrar todos los mecanismos para poder paliar el sufrimiento de nuestro pueblo, para garantizar la ayuda humanitaria y económica en una de las crisis más profundas que se vive actualmente en todo el planeta ”.

También insistió en una parte del mantra que suele pronunciar Juan Guaid. Instó a algunos elecciones «elecciones presidenciales libres, justas y comprobables, que es el pueblo venezolano quien da voz sobre la suerte de su país».

«La unidad política es una prioridad», agregó.

Encuentro con Pedro Sánchez

Respecto al encuentro con Pedro Sánchez, un Ferraz, que no era como presidente sino como líder del PSOE, indicó que se mostró «cordial» y que veía a Sánchez con «mucha empatía» por la determinación de celebrar elecciones. gratis. En un mensaje a las demás formaciones que integran el gobierno y que no están vinculadas a la oposición venezolana, se mostró optimista: «Tengo la más profunda convicción de que la causa de Venezuela debe ser apoyada por cada uno de los partidos que creen en la democracia».

“Durante el encuentro, la posición de Sánchez de Maduro me fue muy clara” y destacó que “el presidente será proactivo y nos ayudará a liderar este proceso de liberación de nuestro pueblo”. Respecto al encuentro, también ha dicho que ni España ni Europa «podrán reconocer las condiciones del 6-D».

Le planteó al presidente «la posibilidad de promover sanciones contra los violadores de derechos humanos en Venezuela». Y se refirió a la lista de 56 personas a las que el último informe de la ONU ya señalaba «estar sancionados por Europa» y «se puede impulsar una estrategia muy clara y que permita sanciones para impulsar el cambio en Venezuela». .

Cuando se le preguntó si tenía algún compromiso con el gobierno de no realizar declaraciones, aclaró que «No hay compromiso con nadie, no dejes de hablar de nada y habla siempre con la máxima franqueza».

En cuanto a quienes señalaron que con su salida se establece un gobierno provisional en el exilio, fue sensacional: «Mi salida no tiene ningún impacto en la organización de un gobierno en el exilio».

En cuanto a la posición de Henrique Capriles de cara a las elecciones, se limitó a decir que es «diferente» a la suya, pero que ya estaba claro que el 6-D es un «fraude», refiriéndose a que sería el candidato a la la presidencia finalmente se rompió.

Detrás de Leopoldo López, quien planea realizar una gira internacional en la medida de lo posible debido a la pandemia, luce la bandera venezolana y el logo del actual gobierno, del cual es parte.

Se recolectaron alrededor de 50 medios en persona y el gobierno de Juan Guaid transmitió la aparición en línea.

Además de calificar de «asesino» a Maduro, aclaró que el diálogo ha sido enterrado varias veces por el líder revolucionario. López miró la transición, que debe «incluir a personas que han estado en las estructuras de poder de la dictadura».

Aterrizando en Madrid

El ex preso político más representativo del chavismo, Leopoldo López, aterrizó en Madrid este domingo con total discreción y sin que nadie pudiera aprovechar el momento. El gobierno español confirmó su llegada a nuestro país con una nota de prensa.

Gran parte de su familia está en España. Fue su fiesta, Voluntad Popular, la que compartió el momento más esperado de López en Twitter: abrazar a su esposa, Lilian Tintori, y a sus tres hijos. A través de la misma red social, su padre también hizo pública su felicidad: “Muy feliz de conocer a mi hijo en Madrid y disfrutar de su libertad en compañía de su familia. Gracias a España por su constante apoyo a los principios democráticos”. Leopoldo López Gil, quien llegó a nuestro país en 2014, ha denunciado en varias ocasiones no solo la situación de su hijo, sino también la de ciudadanos venezolanos. Unas peticiones que trae al corazón de la Unión Europea gracias a su cargo de eurodiputado del Grupo Popular Europeo.

Las represalias y las acusaciones cruzadas se produjeron poco después de que Lpez se fuera. Ha habido detenciones y allanamientos en su círculo íntimo y en la legación española, criticados por el ejecutivo español. Posteriormente, el gobierno de Maduro acusó a España de participar en la fuga del ex preso político, y Nicols Maduro relevó al general Nstor Reverol del Ministerio de Relaciones Internas, Justicia y Paz.

López no es el único político venezolano que ha decidido huir en los últimos años. El ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, o Lester Toledo, actual coordinador de Ayuda Humanitaria de Juan Guaid, ya lo han hecho. El propio presidente en ejercicio logró salir de Venezuela a principios de este año para una gira internacional, durante la cual pudo reunirse con líderes europeos como Boris Johnson, Angela Merkel y Emmanuel Macron. No pudo hacerlo con Pedro Sánchez. Fue recibido con honores por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel García Ayuso, y por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Ambos dieron la bienvenida a España al ex preso político el pasado fin de semana a través de las redes sociales. Posteriormente, Guaid regresó a Venezuela luego de esa gira mundial.

López pasó tres años y medio en la prisión militar de Ramo Verde y durante casi dos años bajo arresto domiciliario, luego se refugió en la legación española el 30 de abril como «invitado». López tiene una sentencia de 14 años por incitación pública a la violencia.

.