Líderes del PP piden a Pablo Casado que desafíe a Santiago Abascal sobre la moción: «Debe ser él»



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Martes 20 de octubre de 2020-09: 17

El presidente del PP minimiza la moción de censura contra Pedro Sánchez y advierte que no revelará su voto hasta el final

Teodoro García Egea (izquierda) y Pablo Casado, en una reunión del ...

Teodoro Garca Egea (izquierda) y Pablo Casado, en una reunión de los líderes del PP.

EFE

Pablo Casado no quiere hablar de la moción de censura de Vox porque la considera un «tema menor». Por eso no anunció cuál será el significado de la votación del PP en la apuesta parlamentaria que comenzará este miércoles. Pero sucedió lo contrario: esta indecisión ha llevado a hablar aún más del popular en las horas previas al pleno, ya que es la única gran fiesta que aún no se ha decidido.

Al menos, en público, porque en Génova aseguran que el cargo y

Se ha perfilado desde hace varios días, pero quien tenga la última palabra será Casado: abstenerse o «no». Y quién quiere esperar hasta este miércoles para comunicarlo primero a sus diputados y hacerlo público después. La pregunta que se aclara es quién subirá al podio del ponente para desmentir desde el PP un

Santiago Abascal

. Fuentes de cada solvencia consultadas por este diario aseguran que está casado. Pero a través de los canales oficiales de Génova se niegan categóricamente a confirmar esa decisión. Otros simplemente lo quieren y le preguntan al presidente: «Tiene que ser él». El hermetismo es total: nada se considera cerrado ni definitivo. Ni siquiera después de que se supo que él es el Primer Ministro,

Pedro sanchez

, como vicepresidente

Pablo Iglesias

usarán su prerrogativa de gobierno

respuesta

en Abascal sin límite de tiempo (los grupos parlamentarios tienen un máximo de 30 minutos para enfrentarse al líder del tercero en la Cámara).

El «no» a la abstención

En el Comité de Dirección del PP no hubo mención este lunes de la moción de censura. «Hoy, sólo de justicia», reconocieron las fuentes consultadas. Pero lo cierto es que la gran mayoría de los líderes de la cúpula

popular

Prefiero votar «no», como

He avanzado

este periódico el jueves pasado. «Aquí no hay debate. Toda la dirección está más en ‘no’ que en abstención», reflexionó entonces un líder. No en vano, en Génova creen que se trata de una moción contra el PP, no contra el gobierno. Pero Casado negó, en rueda de prensa, que el PP no tenga «clara» su posición. No están «defoliando la margarita», dijo, pero lo han estado averiguando durante «meses», específicamente 10 minutos después de que Vox lo anunció por última vez.

julio

. «Sabemos y les haremos saber dónde corresponde y cuándo corresponde», insistió, aunque algunos dirigentes regionales han asegurado que les han consultado sobre el sentido del voto. «Siempre consulte mucho sobre cada decisión, pero eso no significa que no esté claro», juzga un líder. El PP no apoya la moción de Abascal por la sencilla razón de que «los números no dan» y, por tanto, «sólo sirve para fortalecer a Pedro Sánchez», y también para facilitar la reagrupación de sus posibles socios presupuestarios. De esta forma, el partido que lidera Santiago Abascal cuenta, hoy, con solo el voto de sus 52 diputados, lejos de los 176 necesarios para que la moción tenga éxito.

«Estamos con la España real»

Cuando me preguntaron por este lunes, me casé con él.

minimizar

a la iniciativa política de Vox: «No voy a dedicar un minuto a estos temas menores». «Nuestra posición fue fijada hace semanas», dijo, aunque el PP aún no ha decidido oficialmente si se abstiene o vota en contra. «No hemos discutido la moción de censura en el comité directivo», confirmó. «Es un tema que no me interesa en absoluto». Más tarde insistió en que no quería comentar sobre este trance parlamentario: «Ya dije todo lo que tenía que decir». «Estamos con la España real. No voy a dedicar un minuto a temas que no interesan a nadie y que no valen nada», ha subrayado el presidente del Partido Popular. En su opinión, dedicarse a la moción «significa no dedicarse a la lucha por la independencia, la educación o la salud». Cuando se le preguntó sobre la defensa de no votar no realizada por el ex portavoz popular en la Cámara,

Cayetana Álvarez de Toledo

, Casado supera el debate sobre si se trata de un desafío a su liderazgo, y aseguró que «no hay lugar para la libertad de voto» en esta ocasión, ya que esa disposición parlamentaria opera solo en cuestiones morales o de conciencia «. , según el estatuto, es decir, todos los diputados deben votar lo que dicte la dirección: Casado quería enumerar las cosas en las que se ha centrado su partido desde que Abascal anunció que presentaría una moción para tratar de expulsar a Pedro Sánchez de La Moncloa. Por ejemplo, dijo que el PP ganó «recursos» contra las decisiones del gobierno para hacer frente a la pandemia de

coronavirus

, «encabezó» la «rebelión de los alcaldes» contra el Ministerio de Hacienda por el uso de los inventarios económicos de los municipios, planteó una iniciativa ante la «contrarreforma educativa» del Gobierno, otra contra la

allanamiento

ilegal, un plan alternativo de choque para acabar con la «devastación social» de la pandemia y, sobre todo, un proyecto de ley para despolitizar el poder judicial. Este último fue el verdadero motivo de su rueda de prensa, pero como no había optado por la moción, el foco habitual se desplazó hacia allí sin remedio.

Para seguir leyendo gratis



.