Linfoma: estos son los síntomas del cáncer que afecta las células del sistema inmunológico.



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Actualizado:

los linfoma Es un tipo de Cáncer que comienza en los linfocitos, células que forman parte de las nuestras sistema inmune. Se desarrolla cuando hay una falla en el funcionamiento de los linfocitos, lo que provoca la aparición de una célula anormal que se vuelve cancerosa. Estos linfocitos cancerosos pueden crecer en muchas partes del cuerpo, incluidos ganglios linfáticos, médula ósea, sangre, varios órganos, etc., explican en el sitio web de la AEAL (Asociación Española de Personas con Linfoma, Mieloma y Leucemia).

En nuestro país se estima que en 2021 se diagnosticarán 9.055 casos de linfoma no Hodking y 1.527 de linfoma de Hodking, según el informe de la SEOM “Cifras de cáncer en España”.

Es importante conoce tus síntomas para facilitar el diagnóstico. Los síntomas asociados con este cáncer hematológico a menudo pasan desapercibidos. Los pacientes con linfoma a menudo exponen a psicooncólogos AEAL que se sienten incomprendidos por la sociedad y su entorno. Su cáncer no es visible a simple vista y, aunque se ven bien, la realidad es que no se sienten así.

Los síntomas pueden variar según el tipo de linfoma, la zona del cuerpo más afectada y la velocidad de crecimiento que tenga, ya que estos son Los más comunes:

– Sudores nocturnos abundantes.

-Fiebre y escalofríos intermitentes.

-Picor.

– Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, axilas, ingles, etc.

-Pérdida de peso.

– Tos o dificultad para respirar.

– Hinchazón o dolor abdominal.

-Fatiga.

-Anemia.

El linfoma de Hodking ocurre con más frecuencia entre 15 y 35 años está en el más de 55 años y es un poco más común entre los hombres. Es uno de los tipos de cáncer con mayores posibilidades de curación (más del 70% a nivel mundial), según la AECC.

En cuanto al linfoma no Hodking, la mayoría de los casos ocurren en personas más de 50. Cada año se diagnostican aproximadamente 3-10 casos por 100.000 habitantes y su incidencia va en aumento, sin que por el momento se conozca con certeza el motivo. Se sabe que son más frecuentes en personas inmunodeprimidas y que aquellos con parientes directos afectados pueden estar en mayor riesgo. Asimismo, algunos microbios con la aparición de diferentes tipos de linfomas: Helicobacter pylori (linfomas gastrointestinales), virus de Epstein-Barr (linfoma de Burkitt), virus de la hepatitis C (algunos linfomas de bazo). Se cree que es posible que la presencia de algunas infecciones crónicas pueda facilitar la malignidad celular, debido a la activación constante de las células del sistema inmunológico, informa la AECC.

los tratos para el linfoma, según el tipo, incluyen quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida, terapia biológica o terapia para eliminar ciertas proteínas de la sangre.

Míralos
Comentarios

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *