Lo real está de moda



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El técnico del Real Madrid Imanol Alguacil y el presidente Jokin Aperribay tras ganar la Copa del Rey el pasado mes de abril en Sevilla.
El técnico del Real Madrid Imanol Alguacil y el presidente Jokin Aperribay tras ganar la Copa del Rey el pasado mes de abril en Sevilla.David S. Bustamante / Soccrates (Getty Images)

Jokin Aperribay (Deva, Gipuzkoa, 55) jugó como portero. Hace mucho tiempo, su gran actuación llevó a su equipo, Zumaiako, a ascender a Tercera. Desde su área, veía el fútbol desde una perspectiva diferente al resto de jugadores. Quizás como Roberto Olabe (Vitoria, 54 años), director deportivo de la Real Sociedad, el hombre que armó la estructura de los líderes ligueros (este domingo, ante el Atlético; 21.00, Movistar), y que también ha jugado desde portero. Dos exporteros que gestionan un club de grandes porteros que han marcado los tiempos, como es Luis Arconada.

En el caso de Aperribay, se agrega otra circunstancia. Proviene de una familia que dirige la segunda empresa más antigua de España después de Codorniú. SAPA se fundó en Soraluze (Gipuzkoa) en 1573, el mismo año en que las tropas españolas se rindieron en Haarlem, o en el que nació Caravaggio, el maestro del tenebrismo. Los proyectos a largo plazo no asustan al presidente de Real: “El proceso se va desarrollando poco a poco. Me parece que teníamos que hablar de muchos aspectos: mentalidad, económicos, deportivos o sociales. Invertir en todos ellos no significa que los resultados deportivos lleguen de inmediato, aunque no se pueda vivir sin ellos ”, enfatiza en conversación con Alicantur.“ Hemos crecido en el desarrollo de metodologías, hemos invertido en aspectos deportivos, hemos crecido en lo social y en la capacidad de fichar jugadores que ahora quieren venir ”.

«Tenemos que ser el mejor club de lunes a viernes», dice el presidente Aperribay.

Aperribay reitera sus convicciones, que han arraigado al Real en el ámbito noble: “Sin duda, era necesario trabajar con método y paciencia. Llevamos 13 años con el proyecto. No se puede construir un campamento si no se estudia bien y no se puede contratar a Isak si no hay capacidad financiera. Por todo esto necesitamos ideas claras y hemos trabajado con mucha gente detrás ”.

Roberto Olabe reafirma las convicciones de su presidente. “Olabe es el director general deportivo y su visión del fútbol es completa. Confiamos en él completamente. Su forma de concebir La Real coincide con la nuestra ”.

Para Olabe, el objetivo es competir con sus chicos en la élite. “La vocación está muy arraigada y no es más que promover el desarrollo de los jugadores”, dice. Desde 2017 han entrado en el primer equipo 16 jugadores entrenados en Zubieta, nueve de ellos nacidos en 2000. Solo en portería -qué paradoja- los que actuaron, Remiro y Ryan, vinieron de fuera.

El crecimiento exponencial del Real también se produjo con la remodelación de Anoeta: «Seguir en un estadio con pistas de atletismo era tener un campo de segunda velocidad que no habría podido competir a medio plazo con otros clubes como Sevilla, Villarreal, Athletic, Betis … Si nos hubiéramos quedado como estábamos, los habríamos mirado desde atrás. Muy importante fue el hecho de sumar más de 36.000 socios y la cercanía de la grada ”, explica Aperribay.

Desde 2017, hasta 16 jugadores de la casa han debutado en Primera.

También se ha añadido el trabajo de captación, formación de jugadores y el hecho de que la Real se destaque en los estudios de sus jugadores. Oyarzabal es licenciado en ADE. Guevara está a un paso de terminar Law; Zubimendi y Aihen Muñoz estudian IVEF (Educación Física) y Barrenetxea, Docencia. En el femenino, Maddi Torre deja sus pestañas en la Facultad de Medicina. En los equipos inferiores hay 39 universitarios. Todos los jugadores del tercer equipo estudian bachillerato y superación, y el club impulsa este camino con ocho másteres en Zubieta. “La idea de que deben y pueden combinar estudios y fútbol es algo que enfatizamos”, dice el presidente. “Hacemos manualidades. No conozco ningún arquitecto que tenga 12 años y con los jugadores pasa lo mismo ”, dice Olabe. “Queremos transformar a los adolescentes en futbolistas y no hay mejor forma de medir los impactos que analizar los datos obtenidos de la evaluación permanente. Hay que tener una visión transversal ”, dice.

Ganar la copa

Mucha gente trabaja en Zubieta. Estos incluyen a Bixente Calzón y Alfonso Azurza, quienes controlan el big data. Conocen todos los datos de los jugadores. Gestionan la Unidad de Evaluación y Datos, que se creó hace cuatro años y centraliza la información de los profesionales del club: médicos, psicólogos, técnicos, nutricionistas y educadores en una sola plataforma. «Necesitamos aprovechar este dulce momento para ganar impulso», proclama Aperribay. “El equipo C ha sido ascendido; el segundo equipo está en segundo [el único filial de un Primera en esa categoría] y las mujeres terminaron quintas la temporada anterior y ahora son segundas después del Barça ”, dice. “No podemos dejar de pedalear. Nuestro lema es que debemos ser el mejor club del mundo de lunes a viernes. Hay otros equipos más poderosos que pueden pensar que son los mejores el domingo, pero para acercarnos lo más posible nuestro trabajo durante la semana debe ser impecable ”.

De esta forma, tras 38 años, la Real ha recuperado un título. Aperribay sonríe: “Ganar la Copa fue espectacular porque también fue espectacular ante el Athletic. Hubiera sido mucho mejor con los dos pasatiempos entrelazados. Mi madre es de Ondarroa y mis tíos son del Athletic. Mi mujer es de Bilbao. Teníamos la responsabilidad de poder jugar una final después de un año de espera y supimos hacerlo ”.

Puedes seguir a Alicantur DEPORTES en Facebook Y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.