Logran por primera vez llevar un objeto de diez kilos y un octillón de átomos a su estado cuántico



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado:

Desde nuestro punto de vista, la mayoría de los objetos que nos rodean parecen inmóviles y en un estado de total quietud. Una silla en el comedor, una piedra en el jardín, una manzana en una mesa … Ninguna de estas cosas se moverá por sí sola sin la intervención de una fuerza exterior, por ejemplo, alguien que las empuje. Sin embargo, si tuviéramos unlente cuántica‘para permitirnos ver esos mismos objetos en la escala de sus átomos individuales, el paisaje sería muy diferente. Y lo que era una simple manzana, inmóvil sobre la mesa de la cocina, aparecería como una colección vibrante de partículas moviéndose rápidamente en todas direcciones.

En las últimas décadas, los científicos

.