Los atacantes de Samuel Luiz se reunieron varias veces después del crimen para destruir pruebas



La actualidad en Alicantur Noticias

Actualizado

La mujer detenida por su presunta implicación en la golpiza al joven gallego es nieta de ‘La Tula’, un narcotraficante

Flores en el lugar donde asesinaron a Samuel.
Flores en el lugar donde asesinaron a Samuel.EFE

La policía está investigando una segunda reunión de todos los participantes en el ataque a Samuel Luiz el 3 de julio en La Corua. EL MUNDO informa que los principales involucrados tuvieron un primer encuentro en una zona cercana al lugar del crimen, apenas una hora y media después de los hechos. Las principales personas involucradas estuvieron en este primer encuentro. Y en él hablaron de lo sucedido sin mostrar ningún pesar.

En la segunda reunión, que tiene lugar unos días después de los hechos, todos ya están involucrados. Las fuentes consultadas señalan que podrían haber sido ocho los que estaban allí. En ese encuentro analizaron qué mensajes se habían encontrado tras matar a Samuel y decidieron destruirlos, según estas fuentes.

En este encuentro, entre otros, estuvieron DiegoAlejandro Jumba, los dos principales involucrados. Con ellos Katia, compañero de uno de ellos, que también fue detenido aunque ahora está prófugo, y el más joven, Suave, considerado el autor del robo del teléfono celular de Samuel.

La reunión fue convocada para un intercambio de opiniones y durante la misma los participantes decidieron guardar silencio si eran interrogados, señalan estas mismas fuentes.

Abuela ‘tula’

Según estas fuentes, la joven detenida es sobrina de un narcotraficante conocido por los Carabinieri en la zona de Carballo. Ella es la única que tendría algún tipo de relación con el inframundo criminal.

Guadalupe Iglesias Jimnez, es decir ‘La Tula’, fue condenado a penas de prisión por delitos de tráfico de drogas. Fue detenida por la policía en noviembre de 2007 en el lugar de Carballs en en las colinas (Ardaa). En el operativo, los agentes incautaron medio kilo de sustancias ilegales (principalmente cocaína y heroína), varias armas de fuego y varias joyas robadas.

Las personas involucradas tienen todo tipo de condiciones: hay desempleados, trabajadores y estudiantes. Y ninguno de ellos tiene historia. «No había datos para sospechar un comportamiento violento que condujera a un acto como el crimen de Samuel». Los internos y el resto de los sospechosos se conocían, «eran amigos», pero no formaban parte de ninguna estructura criminal o pandilla.

En cambio, el titular del Juzgado de Educación número 8 de La Corua dictó auto con el que decreta que el procedimiento por el delito de Samuele sea seguido por la ley orgánica del Tribunal de Justicia.

Declaraciones nuevas

Así lo informó el Tribunal Supremo de Justicia de Galicia (TSXG), que explica que esta decisión se adopta en función del tipo de delito cometido contra los sospechosos, «homicidio u homicidio, que se determinará en el curso de la investigación», según Precisamente el Tribunal Superior.

Este jueves los cuatro adultos investigados, así como las partes en el caso, fueron convocados a una audiencia «en la que se concretará el cargo, según lo exige el artículo 25 de la Ley Orgánica de la Corte de Justicia».

Son tres hombres y una mujer. En el caso del primero, la policía confirmó que las pruebas de ADN, realizadas en el cuerpo de la víctima, en su ropa y en una botella encontrada, lo «involucran directamente» en el crimen.

.