Los banqueros del Ibex acumulan 260 millones de euros en pensiones



El periódico digital de Alicantur Noticias

El año 2021 es negro para el empleo en los bancos españoles. En solo cinco meses, se acumulan voluminosos archivos de regulación laboral (ERE) en las grandes instituciones financieras. Caixabank, tras la fusión con Bankia (propiedad del Estado), despedirá a 7.800 personas, BBVA recortará su plantilla de 3.800 empleados y Banco Santander en 3.500 (más 1.500 personas afectadas por deslocalizaciones). La sucesión de despidos generó un debate público del que también se hizo eco el gobierno. La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño, acudió a pedir al Banco de España una limitación a los sueldos de los directivos de las entidades.

Los sueldos de los banqueros se encuentran entre los más altos de la Bolsa, pero si hay algo que destaca de los ejecutivos de otros sectores son las millonarias aportaciones a sus planes de pensiones. Si bien en la actualidad son muchas las empresas cotizadas que incluyen las rentas de jubilación en sus sistemas retributivos, fue el sector bancario el que fue pionero en esta práctica, justificada en su momento por la ausencia de escudos a los banqueros en caso de despido, a diferencia de otras empresas que han pagado fuerte compensación.

A 31 de diciembre de 2020, los cinco grandes bancos del Ibex 35 (Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Bankinter) tenían compromisos de pensiones con sus actuales y antiguos consejeros por importe de 260 millones de euros, según datos recogidos en los informes de gobierno corporativo remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Santander es la entidad que más ingresos ha obtenido por la jubilación de sus consejeros (los actuales consejeros cuentan ya con 67,5 millones y los antiguos acumulan derechos por otros 51,72 millones). En segundo lugar se sitúa BBVA: los actuales consejeros son 23,07 millones y los que ya no forman parte del órgano tienen 73,57 millones. Sabadell es el tercer banco en el que sus consejeros disfrutan de los importes de pensión más elevados, con 37,8 millones, mientras que Caixabank comunica derechos a los actuales consejeros de 6,12 millones y Bankinter de solo 2,23 millones.

Si el análisis se hace a nivel individual, la directora ejecutiva que más pensiones acumulaba en España a finales del año pasado es Ana Botín. El presidente de Banco Santander, después de que la entidad aportara más de un millón de euros a su plan de pensiones en 2020, ya tiene derechos sobre 49,44 millones.

El segundo lugar en la alcancía de pensiones del mercado continuo no es para un banquero. Ese lugar lo ocupa Florentino Pérez. ACS aportó 1,36 millones al sistema de pensiones de su presidente, que ya suma derechos por valor de 45,20 millones. El tercer puesto de este club de jubilación dorado es para Jaime Guardiola. El ex consejero delegado de Banco Sabadell tenía una pensión acumulada de 25,51 millones a cierre del año pasado después de que la entidad hubiera depositado en su cuenta 1,22 millones. A Guardiola le sigue otro banquero, Carlos Torres. El presidente de BBVA tiene un patrimonio neto de 23,05 millones de euros. Por su parte, el ex escudero de Florentino Pérez en ACS, y que ha sido su delfín potencial durante muchos años, Marcelino Fernández Verdes, ocupa el quinto lugar del ranking con 22,71 millones.

También destacan los derechos a pensión de consejeros ejecutivos como José Manuel Entrecanales (Acciona), con 19,68 millones; José Antonio Álvarez (Banco Santander), con 18,08 millones; Antonio Huertas (Mapfre), con 13,31 millones de euros, y José Damián Bogas (Endesa), con 13,41 millones de euros.