Los bloques de automoción Perte deben involucrar al menos a cinco empresas y dos autonomías



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Actualizado:

No es casualidad que el primer Perte recaiga en el sector de la automoción ”. Así lo aseguró ayer, durante el acto de presentación en La Moncloa, el presidente de Aedive, Adriano Monés. Una idea que luego fue reforzada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien reconoció que la inyección de 4.295 millones es «gigantesca, porque la transformación del sector de la automoción es gigantesca y formidable».

El sector está inmerso en una revolución con cuatro pistas, hacia la producción de vehículos digitales, electrificados, autónomos y la transición de la compra de vehículos a la adquisición de servicios de movilidad. Con el objetivo de que esta transformación sirva para reforzar el papel impulsor de la industria de la automoción en España, el Ministerio de Industria, principal impulsor del proyecto de recuperación estratégica, diseñó una doble estructura, formada por bloques obligatorios y bloques adicionales.

Los llamados bloques obligatorios son los que se llevarán la mayor parte de la 3,000 millones será gestionado por Industria del Perte. Para acceder a estos fondos es necesario constituir un grupo de empresas con al menos cinco empresas y la participación de al menos dos comunidades autónomas. Además, se establece el requisito de que el 40% deben ser pymes. También debe participar una persona que contribuya con I + D + i.

Estos bloques obligatorios constarán de fabricantes de vehículos – instalar nuevas líneas en España para la producción de electricidad o adaptar las existentes para vehículos térmicos -, fabricantes de baterías y packs de baterías o celdas de hidrógeno – a la vista de fabricantes de modelos para transporte pesado – y productores de otros componentes, como como motores eléctricos o materiales innovadores. En este último sentido, se fomentará la cooperación empresarial entre actores de otros sectores económicos, como el tecnológico.

Además, habrá el llamado bloques adicionales, que serviría de acompañamiento. En ellos los requisitos son menos exigentes. Se ocupan de la producción de componentes para el vehículo eléctrico inteligente (como soluciones de interior, iluminación o confort), micro conectividad (incluida la conectividad con infraestructura vial y señalización) y procesadores y fabricación de sistemas de carga. . También se prevé impulsar acciones de economía circular, digitalización y formación y reciclaje profesional.

La gobernanza de Perte recaerá sobre los llamados Alianza por el vehículo eléctrico y conectado, que estará presidida por la ministra de Industria, Reyes Maroto. Su voz más visible será la de un vicepresidente, en la persona de un profesional «de reconocido prestigio», que dará voz a la promoción de la movilidad eléctrica y ayudará a gestionar el proyecto ante Bruselas. Dicho vocero se pondrá en contacto con un grupo de trabajo interministerial integrado por los ministerios de Industria, Transición Ecológica, Ciencia, Educación, Finanzas y Transportes. También con la Junta de Automoción, que da voz a comunidades autónomas, asociaciones sectoriales como Anfac, Faconauto y Ganvam, y sindicatos.

Tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros, el Ejecutivo espera que en octubre se cumplan las condiciones para lanzar el anuncio y abrir la línea de ayuda, que se tramitará a través de una ventana ”.con un orden base transparente«.

Según Industria, el presupuesto de 3.000 millones permitirá financiar «muchos proyectos», además del ya anunciado por el grupo Volkswagen-Seat con Iberdrola. Y en lo que respecta a la instalación de una fábrica de baterías, el Ejecutivo quiere tener una participación en el consorcio, como ocurre por ejemplo en Airbus a través de SEPI, aunque dicha participación «será minoritaria», con el único objetivo de «servir de impulso». «inversores. Tras la polémica sobre la posible ubicación de los mismos, el Ejecutivo asegura que la ubicación será decidida por el proyecto, en función de sus necesidades, y no por el Gobierno.

Míralos
Comentarios

.