Los contratos de formación estarán blindados para evitar que sean un camino precario



La actualidad en Alicantur Noticias

Los contratos de formacion estaran blindados para evitar que sean

En las últimas semanas, la contratación ha sido uno de los principales temas sobre los que se ha abordado la negociación de la reforma laboral. Entre las diversas modalidades, la relativa a la formación se centró en las reuniones más recientes, como la de este miércoles. Sin embargo, según fuentes cercanas al diálogo social, tal protagonismo nada tiene que ver con la posible distancia entre las posiciones del Gobierno, los sindicatos y los empresarios, sino todo lo contrario. Las mismas fuentes confirman que sólo quedan por concretar unos pocos márgenes para acordar el esquema definitivo de estos contratos, y que éste nunca ha sido uno de los puntos de mayor fricción entre las partes.

Los programas de formación representan un modo de uso contractual casi residual en comparación con los permanentes y temporales. Según datos de Instituto Nacional de Estadística (INE)En 2020 había 155.100, solo el 0,96% del total. Entonces, ¿por qué tanto alboroto? ¿Por qué tanto para conocer? Desde el inicio de las negociaciones en el sindicato, se temió que una vez limitadas las circunstancias en las que podían contratar temporalmente, pudieran utilizar los contratos de formación como instrumento de flexibilidad laboral. Sin embargo, desde Travaglio aseguran que este temor es infundado, ya que en ningún momento durante las conversaciones se tomaron medidas que permitieran algún tipo de precariedad de estos arreglos laborales. También sería instrumentalmente muy complicado para las empresas ”, explican en detalle. «Lo que buscamos es que se asimilen lo máximo posible al resto de contratos», añaden.

En la última propuesta sobre tipos contractuales, los contratos de formación ―regulados por el artículo 11 del Estatuto de los Trabajadores―, se determinan una serie de requisitos para su uso y que han sido firmados conjuntamente por los sindicatos y el gobierno. Este es el caso de la limitación a un máximo de dos años -la mitad de lo establecido actualmente-; que la jornada laboral real no supere el 65% de la jornada (el primer año) y que las empresas que utilicen este método deben inscribirse en un registro público.

algunos flecos

Aunque no se dieron a conocer los detalles finales del marco final, fuentes cercanas a la negociación reconocen que «sólo quedan unos pocos márgenes» en torno a cuestiones periféricas de estos contratos y esperan que se resuelvan pronto. El viernes está prevista la próxima reunión de la mesa de modernización del mercado laboral en la que se resuelve la derogación de la reforma laboral de 2012. A pesar de esta proximidad, teniendo en cuenta que la negociación debe resolverse en su conjunto, es decir, concretamente acuerdos sobre tramos específicos, es probable que una vez superado el contrato de formación continúe la consolidación de esta asignatura sin necesidad de traspaso.

Aunque los contratos de formación ocuparon gran parte de la reunión del miércoles, en ella se volvió a abordar el problema de la temporalidad, aunque en este punto las diferencias siguen siendo considerables. Fuentes cercanas al diálogo social informan que continúan las negociaciones sobre cómo remediar el abuso de la posibilidad, y aunque el tiempo para determinar el nuevo marco de relaciones laborales se está acortando ―Europa exige que esté listo para el 31 de diciembre― hay margen para llegar a un pacto.

Desde que el gobierno presentó hace dos semanas su propuesta de la nueva ERTE estructural -que recibió el rechazo unánime de sindicatos y empresarios- no se han puesto sobre la mesa nuevas propuestas sobre este u otros apartados. Fuentes cercanas al diálogo social subrayan que los cambios que son recogidos por todas las partes se basan en los textos ya presentados y «se hacen anotaciones sobre ellos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *