Los grandes bancos españoles superarían una profunda recesión



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Prueba aprobada. El los grandes bancos españoles superarían una recesión de tres años, hasta 2023, incluso a costa de situar su solidez, medida por el ratio CET 1, por debajo del 10%. Ésta es una de las conclusiones de la prueba de resistencia (‘prueba de resistencia‘) Realizado por Autoridad Bancaria Europea (ABE, por sus siglas en inglés). CaixaBank no formó parte de este examen porque estaba inmerso en su toma de posesión de Bankia.

BankinterPor su parte, el otro sujeto evaluado es el único que podría mantener su ratio de capital en torno al 11% en el peor de los escenarios estimados. Los otros tres bancos son Santander, que en el peor de los casos en 2023 sería del 9,93%; BBVA, 8,96% y Sabadell, 7,07%. El más penalizado es Sabadell, el único que estaría por debajo de la media europea porque el escenario más adverso, aunque improbable, ve a España y Reino Unido como los mercados más afectados del mundo, solo por detrás de Perú, los dos países en los que entidad lleva a cabo su negocio.

Esta prueba no se realizó el año pasado debido a la crisis del coronavirus. Los resultados de este año reflejan el peor escenario que, dada la evolución actual de la economía, se vuelve aún más improbable, según los expertos. El saldo de esta evaluación realizada por este órgano de control que preside José Manuel Campa ya había sido descontado por los mercados, señalan los expertos.

Deterioro

Según el análisis, que incluye 50 bancos importantes de 15 países europeos, las mayores entidades del continente sufrirían un deterioro de 485 puntos básicos en su solvencia en el peor escenario propuesto por la EBA, lo que reduciría el coeficiente de capital CET1 a un promedio del 10,2% para 2023 desde el 15% a partir de 2020, con un capital absorbido de 265.000 millones de euros.

«Los resultados también muestran una dispersión entre los bancos. Por ejemplo, aquellos más enfocados en activos domésticos o con un menor margen de interés muestran un mayor agotamiento de capital», señala la EBA.

En general, la EBA estima que el impacto del escenario adverso aplicado daría lugar a un consumo de capital CET1 de 265 mil millones de euros y un aumento en la cantidad total de exposición al riesgo de 868 mil millones de euros al final del horizonte de tres años, lo que è se traduce en una disminución de 485 puntos básicos en el ratio CET1.

La EBA dice que la prueba de resistencia de este año se caracteriza por un escenario adverso que asume un escenario covid-19 prolongado en un contexto de «tipos de interés más bajos durante más tiempo» y con una caída acumulada del PIB durante los tres años del año. la Unión Europea.

Banco Santander tenía un ratio de capital CET1 totalmente cargado del 11,89% al cierre de 2020. Los resultados de las pruebas de la EBA indican que, en el escenario adverso, este ratio se situaría en el 9,32% al cierre de 2023, por lo que el impacto sería de 258 puntos básicos. .

BBVA sufriría un impacto de 303 puntos básicos en su ratio CET1 totalmente cargado, que se situaría en el 8,69% al final del período. El impacto para Bankinter sería de 104 puntos básicos, con un ratio de plena carga del 11,25% a cierre de 2023, mientras que Banco Sabadell situaría su ratio en el 6,54% en el escenario adverso de 2023, con un impacto de 548 puntos básicos.

En cuanto a los resultados del ratio de solvencia CET1 ‘phased in’ (ratio de capital calculado según el régimen transitorio), Banco Santander lo situaría en el 9,93% en el escenario adverso (-240 puntos básicos), BBVA en el 8,15% (- 319 base puntos), Bankinter en el 11,25% (-104 puntos básicos) y Sabadell en el 7,07% (-550 puntos básicos).

Noticias relacionadas

En cuanto a los resultados para el conjunto de la banca europea, el impacto en el escenario adverso sobre el ratio de capital CET1 ‘full -loaded’ es de 485 puntos básicos, lo que sitúa su ratio al cierre de 2023 en el 10,2%, y en 497 puntos básicos sobre de forma temporal, situándose este ratio en el 10,3% de forma temporal.

Por tanto, los impactos sufridos por Banco Santander, BBVA y Bankinter están por debajo de la media de los bancos europeos que han sido sometidos a las pruebas de resistencia de la EBA, aunque sus ratios de capital al final del período serían inferiores.

.