Los jueces acusan a los políticos de perseguir los asuntos por su incapacidad para llegar a acuerdos



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Los jueces acusan a los politicos de perseguir los asuntos

En medio de la agitación política por la reforma legal propuesta por el Gobierno para desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el organismo que preside Carlos Lesmes dio a conocer este viernes una encuesta a jueces y magistrados que revela que el 99% dice sentirse Totalmente independiente para tomar decisiones en el ejercicio de su trabajo. Además, casi el 90% culpa a los políticos por eludir sus responsabilidades y optar por abordar temas complejos en lugar de llegar a pactos y acuerdos.

El estudio fue elaborado por Metroscopia en representación del Ayuntamiento entre el 8 y el 22 de septiembre mediante entrevistas telefónicas a mil jueces y magistrados en activo (por tanto la muestra representa casi el 20% de la carrera judicial) seleccionados por sorteo según la distribución real por sexos , edad y juzgados. La encuesta sirve para hacer una radiografía de la carrera, según la cual prácticamente todos los jueces comparten una percepción muy positiva de la justicia en España, que consideran independiente del poder político a pesar de que la mayoría – 83% – lo cree todo los gobiernos, sea cual sea su ideología, muestran más interés en controlarlo que en dotarlo de los medios para hacerlo más ágil y eficiente.

Los miembros de la raza también están de acuerdo (86%) en rechazar la idea de intervenir con sus decisiones en asuntos de naturaleza puramente política, pero creen (88%) que los políticos a menudo eluden sus responsabilidades al juzgar cuestiones más complejas en lugar de luchar por acuerdos. En cualquier caso, el 90% de los entrevistados afirma que nunca ha recibido ninguna indicación o sugerencia sobre cómo resolver un caso concreto por parte del Gobierno, las Comunidades Autónomas o el CGPJ; 88%, ni de partidos políticos, otros jueces o grupos de presión económica o social.

El porcentaje cae al 72% cuando la pregunta se refiere a la presión de los medios. Hasta un 9% responde que “a menudo” se siente presionado por los medios de comunicación, de los cuales una gran mayoría (84%) cree que no reflejan adecuadamente la actividad judicial. Sin embargo, el 84% de los jueces y magistrados dicen que nunca (32%) o rara vez (52%) toman en cuenta las presiones que pueden enfrentar a la hora de dictar sentencias.

Las opiniones son menos unánimes cuando se les pregunta a los jueces sobre el trabajo del actual Consejo, cuyo mandato expiró en diciembre de 2018 y ha estado en servicio desde entonces. La mayoría (54% contra 43%) cree que el organismo que preside Lesmes no ha transmitido una imagen de independencia de la justicia española ni ha realizado nombramientos en base únicamente a criterios de mérito y capacidad (48% contra 42%). Las opiniones son mayoritariamente positivas (49%) sobre el apoyo brindado por el Consejo a jueces y magistrados que han sido acosados ​​por los medios de comunicación o por organismos políticos, aunque el 42% dice que no se ha brindado dicho apoyo. El 59% también se queja de que el Ayuntamiento no les proporciona el apoyo que necesitan para realizar su trabajo diario.

Si bien el 90% admite que nunca ha recibido presión política, el mismo porcentaje muestra un claro interés de que los 12 vocales judiciales que forman parte del CGPJ sean nominados por elección directa por vocales de carrera, opción que defiende a partidos como Ciudadanos y PP. , pero con la oposición del PSOE y Podemos. Los encuestados argumentan que este cambio en la forma en que se seleccionan los miembros (ahora son elegidos por el Congreso y el Senado) eliminaría cualquier apariencia de contaminación política en la fiscalía. Esta es la reforma que más piden los miembros de carrera que han participado en el estudio, de los que nueve de cada 10 piden un nuevo pacto estatal por la justicia (el último, firmado por el PP y el PSOE, se firmó el 28 de mayo de 2001). lo que permite, de manera definitiva, implementar todas las reformas operativas y organizativas que, a su juicio, la Justicia sigue necesitando.

Los jueces también apoyan reformas para limitar el ejercicio de la acción popular (68%) o prohibir a los partidos políticos ejercerla en procedimientos de trascendencia política o en los que se investiguen delitos de corrupción. Menos consenso encuentra la posibilidad de que los fiscales procedan a investigar, en conjunto con el juez de aseguramiento, un cambio que el gobierno está preparando. Solo el 41% está a favor, mientras que el 55% está en contra.