Los jueces corrigen Educación: le toca al Gobierno pedir que se cumpla la condena del 25% de los españoles en Cataluña



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Actualizado

El tribunal catalán sostiene que no es su misión supervisar a la Generalitat y el Ministerio dice que es el tribunal el que debe actuar de oficio

Socios de la Plataforma por Llengua, en 2020.
Socios de la Plataforma por Llengua, en 2020.EL MUNDO

El gobierno delega justicia y justicia en el gobierno. Con los políticos catalanes en pie de guerra, nadie quiere dar el primer paso para garantizar el 25% de español en las escuelas catalanas. El Ministerio de Educación dimitió este miércoles para instar a la ejecución de la sentencia y dejó esta tarea en manos de los jueces. Pero el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dice que no actúa de oficio y que debe ser el Ejecutivo Central el que lleve a cabo la resolución judicial, ya que es la única persona que comparece a través de la Fiscalía del Estado.

Si algo ha quedado claro, un día después de que el Tribunal Supremo desestimara el recurso de la Generalitat de Catalua contra la sentencia del TSJC que le obliga a cambiar todo su modelo de inmersión lingüística, es que no será fácil para el Gobierno cumplir con eso. . En los próximos dos meses, todas las orientaciones y movimientos del Gobierno serán determinantes.

Si no insta a la ejecución de la sentencia, los nacionalistas interpretarán que apoya su modelo, que se compromete no a fijar porcentajes fijos sino a dejar que cada escuela haga lo que crea. Si insistes, la Generalitat lo interpretará como una declaración de guerra.

Así que todo indica que la ministra de Educación, Pilar Alegra, no entrará en contienda y serán las familias, una vez más, para asumir una responsabilidad que les provoca una enorme usura.

La respuesta del Ministerio

«No le corresponde al Ministerio ejecutar las sentencias, es el TSJC el que tiene que hacerlo», dijeron fuentes del equipo de Alegra, quienes apelaron al artículo 103.1 de la Ley que regula la jurisdicción contencioso-administrativa, que dice que «el la autoridad para ejecutar sentencias y otras decisiones judiciales recae exclusivamente en los tribunales «.

Pero fuentes del TSJC han anunciado, por su parte, que no comprobarán el cumplimiento de la sentencia porque creen que ya lo han hecho. Dicen que no actúan de oficio: los que tienen que denunciar la quiebra de la Generalitat son los propios partidos. En este caso, el único partido es el Gobierno, ya que la Fiscalía interpuso recurso de apelación en 2015, cuando falló el PP, en representación del Ministerio.

¿Y las familias no pueden hacer nada? Los padres que se sientan afectados pueden hacer una solicitud, responder a fuentes judiciales, pero tendrán que justificar y argumentar que se vulneran sus derechos y el TSJC tendrá que admitirlo. La pelota, por tanto, está en la cancha del gobierno.

Fuentes educativas y el TSJC coinciden en que el procedimiento es que el Tribunal Supremo notifique al TSJC la inadmisibilidad del recurso y devuelva el expediente completo. Una vez recibida, el TSJC deberá redactar una orden para que sea definitiva, especificando que la sentencia se ha vuelto ejecutoria.

El protocolo a seguir

A partir de entonces, dispone de 10 días para informar a la Generalitat de que la sentencia es definitiva, “para que, habiendo recibido la comunicación en el mismo plazo de recepción, pueda darla a los puros y debidos efectos y practicar lo que exige su observancia. . Las declaraciones contenidas en la sentencia y dentro del mismo plazo indiquen el órgano responsable de su cumplimiento ”.

A partir de ese momento, la Generalitat podrá solicitar al TSJC más aclaraciones. Si el tribunal determina que la administración autónoma demora demasiado el proceso o realiza demasiadas consultas para ganar tiempo, puede llamar al gobierno al orden.

El artículo 104 de la ley de jurisdicción contencioso administrativa también especifica que, transcurridos dos meses desde la comunicación de la sentencia, «cada una de las partes e interesados ​​podrá solicitar la ejecución forzosa». Aquí es donde entrará en juego el gobierno, según el TSJC.

Pero al Ministerio aseguran que los jueces pueden actuar de oficio e investigaciones penales por un presunto delito de desobediencia al Ministro de Educación Pública, Josep González-Cambray. Por eso confían en el asesor terminar cumpliendo. «El gobierno no tiene dudas de que las administraciones estatales siempre cumplen con las decisiones judiciales», subrayan.

La llamada al ministro

El propio Cambray llamó a Alegra la tarde del martes para expresar su «preocupación» por la providencia de la Corte Suprema de ratificar la decisión tomada hace un año por el TSJC. El ministro «aclaró que no le corresponde al ministerio ejecutar las sentencias».

Este miércoles, Cambray reveló el contenido de esa conversación y asume que tiene «garantías» de que el gobierno no interferirá en el proceso y «instará a respetar la Lomloe, que no habla de porcentajes», indicando la estrategia que tiene el ejecutivo. planeado hacer. a seguir. para permitir que el gobierno continúe haciendo cumplir la inmersión, informa Víctor Mondelo.

Los nacionalistas lanzaron toda una ofensiva. El presidente catalán, Pere Aragons, ha pedido al Gobierno una «clara defensa» de la zambullida. El PDeCAT, por su parte, presentará un proyecto de ley para retirar de Lomloe el primer apartado de la disposición adicional 38 que establece que «las administraciones educativas garantizarán el derecho de los estudiantes a recibir una educación en español y otras lenguas co-oficiales en su respectivos territorios, en cumplimiento de la Constitución, los estatutos y la normativa aplicable «y que, a su juicio, no sirve para garantizar el blindaje de la inmersión, según informa Marisa cruz.

El reclamo es «volver al escenario socialista de la LOE», explica el diputado Sergi Miquel, por lo que el compromiso de Alegra de no exigir cambios en la realidad educativa catalana no es garantía de nada. PDeCAT espera que su iniciativa sea apoyada por JxCat, ERC, CUP e incluso PSC MPs.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *