Los presuntos atacantes de Samuel Luiz se acusan ante el juez



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Actualizado

Los cuatro reclusos adultos intentan evitar o atenuar una sentencia culpándose mutuamente por su participación en la golpiza.

Uno de los detenidos por el 'caso Samuel'.
Uno de los detenidos por el ‘caso Samuel’.EFE

Se culpan unos a otros. El baile de la responsabilidad en torno a la muerte de Samuel Luiz, de 24 años, se realiza este sábado apenas una semana en La Corua, ha comenzado, y los cuatro internos adultos que hasta el momento han declarado ante el juez de instrucción de los hechos -tres hombres y una mujer, todos de La Corua y todos los participantes en el linchamiento a muerte del joven- han comenzado a culparse mutuamente por buscando evitar o al menos reducir la pena, como ha podido saber EL MUNDO por fuentes judiciales.

El secreto sumario decretado por el titular del tribunal de educación número 1 de La Corua ha hecho que hasta el momento no se haya revelado ni la identidad de los agresores ni el contenido de sus declaraciones. Sin embargo, EL MUNDO pudo conocer que en esas cuatro declaraciones que se han producido hasta el momento en el juzgado, quienes le dieron al joven la salvaje golpiza comenzaron a culparse mutuamente por su participación en los hechos.

Luego de escucharlos, el juez envió a los tres hombres a prisión y liberó a la mujer de los cargos, circunstancia que podría profundizar esa división en la atribución de responsabilidades. La niña es compañera del joven que presuntamente agredió a Samuel en primer lugar, provocando la golpiza.

Dos menores detenidos este viernes ya han elevado a seis el total de personas formalmente investigadas por la muerte de Samuel, con la Brigada de Policía Judicial de Coruesa trabajando a toda velocidad, bajo arresto, para esclarecer rápidamente hechos que han conmocionado al país por su dureza y en los que Los investigadores no ven bien los tintes homofóbicos denunciados por los amigos del fallecido.

Una participación activa

Se trata de cuatro jóvenes entre 20 y 25 años y dos menores, ambos adolescentes y con conductas previas marcadas por la violencia, aunque solo uno de ellos tenga antecedentes penales.

La Policía Nacional cree que los seis participaron activamente en la brutal golpiza sufrida por la víctima, a la que rodearon y agredieron como grupo en dos ocasiones.

Los dos menores pasaron la noche en la comisaría de Lonzas esperando comparecer ante el Juzgado de Menores. En cuanto a los cuatro adultos, el juez los considera sospechosos del mismo delito, aunque la participación de la niña en los hechos se considera menor, de ahí su libertad provisional.

El Fiscal está de acuerdo con la decisión del juez, que es exactamente lo que había pedido tras escuchar a los cuatro sospechosos. Uno de ellos había colaborado con la policía proporcionando su versión de los hechos. En su caso también está siendo investigado por malversación de fondos porque, luego de la fatal golpiza, tomó el celular de la víctima y se lo quitó.

Samuel Luiz perdió el dispositivo luego de que el considerado principal imputado le diera el primer disparo y le pidiera al amigo que lo acompañaba que lo buscara, aunque nunca apareció.

El abogado de ‘El Chicle’

El abogado de este sospechoso es un conocido abogado penalista de Corus, Jos Ramn Sierra, quien causó sensación en 2018 por ser el primer abogado de Jos Enrique Abun Gey, o ‘Chicle’, asesina de Diana Quer, aunque dejó su defensa por desconfianza. En este caso, confía en su cliente, quien dice ser «inocente».

El niño acudió a la policía «voluntariamente y como testigo» y testificó por primera vez. Más tarde fue arrestado y lo volvió a hacer. Según su versión, no participó «ni en el linchamiento ni en lo que se considera un asesinato».

La investigación sigue abierta y no se descarta que haya más detenciones durante el fin de semana, ya que se cree que al menos siete personas participaron en el brutal ataque.

Actualmente, los investigadores están trabajando en la hipótesis de que los atacantes atacaron a Samuel luego de un malentendido en el que el atacante principal, ya en prisión, y la niña que lo acompañaba, liberada como sospechosa, se enfrentaron a Samuel y su amigo. Lina porque pensaban que los estaban grabando, cuando en realidad estaban haciendo una videollamada.

.