Los sindicatos piden a los grupos parlamentarios que detengan la era de CaixaBank



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

La sindicatos presente en CaixaBank enviaron cartas a todos grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados para pedirle impresión interrumpir el montaje que la entidad participada tiene en un lugar 16,1% por el estado. «Le instamos a que lo haga involucrar activamente para detener esto proceso salvaje e injustificado y no dejes que te hagan cómplices en el crimen del mismo ”, se lee en la carta.

CCOO, SECB-ASIP, UGT, ACCAM, SATE-FORO, CGT, SESFI, UOB, FEC, SIB, ACB-BANKIA y LAB-ELA afirman que la edad propuesta del banco es «absolutamente ofensivo» y enfatizar que «todo esto impuestos, no negociación, se produce en un marco legal que lo hace posible porque no es necesario ningún acuerdo con los sindicatos y el control que puede ejercer la inspección del trabajo se ha visto seriamente comprometido por la Reforma laboral 2012«, que permanecerá en vigor» hasta que haya una voluntad real de derogarlo «.

«Esto tiene que estar justificado por razones productivas y organizativas. Dijo Gandhi que hay suficiente en la tierra para satisfacer las necesidades de todos, pero no lo suficiente para satisfacerlas codicia de algunos‘. Parecería que una frase así describe muy bien lo que la dirección quiere que suceda en nuestra empresa. Dado que una imagen vale más que mil palabras, debemos enfatizar que la necesidad de incluir a decenas de personas en la época tiene su origen en aumento de salario del presidente «Su salario se triplicó». Eso, sin contar los aumentos salariales de otros ejecutivos ”, denuncia la misiva.

Noticias relacionadas

En resumen, la codicia de unos pocos supone el despido de 8.300 personas y el recorte salarial del resto. En Caixabank estamos más de 44.000 personas amenazadas con el despido. Somos una entidad propiedad del estado y, por tanto, también de todos los ciudadanos que no pueden ser excluidos de esta situación ”, concluye.

El martes, la dirección de CaixaBank ofreció a los sindicatos reducir en 500 los 8.291 despidos planteados al inicio de las negociaciones y transferirlos dentro del banco o en filiales o filiales del grupo. También reiteró el enfoque de limitar las salidas de personal mayores de 50 a 50%.

.