Madrid cierra a regañadientes y augura caos en la región



Madrid cierra a reganadientes y augura caos en la region

Madrid cierra. Manifestantes y caos inminente, pero cerrado. El viernes a partir de las 22:00 horas, 3.266.126 habitantes, más visitantes, no podrán salir de la capital si no tienen un motivo legítimo para hacerlo. Más de 1,5 millones de habitantes de Parla, Fuenlabrada, Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Getafe, Alcorcón, Leganés, Móstoles, Alcalá de Henares, Humanes y la zona de los Reyes Católicos de San Sebastián no pueden cruzar las fronteras de sus municipios. de los Reyes y Villa del Prado. La directora ejecutiva Isabel Díaz Ayuso, que se ha resistido a las medidas aprobadas por mayoría en el Consejo Interterritorial el miércoles durante las últimas 48 horas, finalmente las ha utilizado.

A primera vista, no hubo efecto centrífugo. Antes del cierre, las carreteras no resistieron el derrumbe especial de la salida de Madrid huyendo de la capital. Pero minutos antes de que la regla entre en vigor en muchos barrios el ambiente ha cambiado. A las diez de la mañana debían cerrar la puerta a los clientes, tanto en tiendas como en restaurantes, aunque aún podían atender a los de dentro una hora más. Pero debido al ambiente en algunos barrios, muchos madrileños parecieron seguir adelante y decidieron quedarse en casa la noche del viernes después de un día lluvioso y desagradable.

«Había tres camareros en ERTE y hemos vuelto dos, y ahora definitivamente volveremos a tiempo parcial», se queja un empleado del bar El mal querida que, como todos en Lavapiés, retiraba la persiana a las diez. «Cuando estamos llenos, es de las siete y media a las doce y media», explica durante la limpieza, y la puerta ya está cerrada.

También se han dado casos de vecinos que se van de la ciudad con el recuerdo del cierre de marzo y la incertidumbre de que no sabrán cuándo podrán volver a hacerlo. «Salimos para el último fin de semana porque todavía no podemos volver a caminar durante tres meses y tenemos que cargarnos de aire limpio». Sobre todo a los niños al verlos pasar por otra cárcel sin ir al campo ”, explica Rosa, de 43 años. Regresará el domingo porque es maestra de secundaria. «Lo teníamos planeado … Pero ahora es el último fin de semana». No tenemos contacto con nadie. Y también nos fuimos antes de la fecha límite ”, se disculpa.

El caos que predice el mandatario regional no se aprecia en la estación de autobuses de Méndez Álvaro. Hay poca gente y algunos ni siquiera conocen las restricciones. Nadie dice que se escapó de Madrid. Como Hachim, que vuelve a Málaga tras unos días de hacer negocios en la capital. Los autobuses vienen de diferentes partes del país con sus pasajeros, algunos con maletas más grandes que ellos. Hay abrazos emocionales en los muelles y el largo pasillo con salas de espera de metal está relativamente vacío. En la única taquilla abierta, confirman que hubo un poco más de tráfico durante el día que cualquier viernes, porque «la gente corría a casa».

Pocos pasajeros deambulan por la estación de tren de Atocha o el aeropuerto de Bajaras, donde aterrizan sin problemas los vuelos internacionales. Aunque a veces hay escenas de confusión. Debido a la «incertidumbre» del momento, Ricardo y Delia, que viajaron a Italia para la Santa Comunión el domingo, intercambiaron pasajes, durmieron en el aeropuerto y su vuelo despegará a las siete de la mañana de este sábado. Reconocen que tienen «miedo a una pandemia». Mientras tanto, la estación de Atocha está vacía a las 20:30 horas. Faltan varios trenes para volar. La seguridad asegura que entre las tres y las cinco de la tarde notaron una diferencia respecto al viernes pasado. «La gente vino con muchas maletas».

En la otra cara de la moneda están quienes, en lugar de estrechar sus fronteras, las ensanchan. Un reglamento que implementa la comunidad en Madrid excluye las restricciones distritales sobre los barrios: los vecinos de 45 distritos vallados ahora podrán moverse por su ciudad. Vallecas es uno de ellos. Muchos vecinos aseguran que sus hábitos no cambiarán porque ya vivían en el barrio. Otros miran la nueva regla con alivio. «Ahora no tendré que explicarle a nadie adónde voy, o recibiré un recibo todos los días», dice Nuria Sánchez, de 46 años, quien vive en el Puente de Vallecas y lleva a su hijo a la escuela en Pacífico, una zona que no estaba abarrotada.

El cierre de Madrid tendrá, en principio, una vigencia de hasta 14 días, plazo fijado por la autonomía para revisar las restricciones en función de su propia situación epidemiológica, publicado en el Diario Oficial de la Región (BOCM) el viernes al mediodía. Este es el tiempo necesario para que las medidas surtan efecto, ya que transcurren un promedio de al menos 10 días entre la incubación del virus, los síntomas, el diagnóstico y la notificación a las estadísticas oficiales. Pero la justicia podría romperlo antes. «La comunidad respeta la ley y es leal a las demás autoridades públicas», dijo el ministro de Justicia, Enrique López. También interpuso un recurso administrativo controvertido contra el Reglamento Sanitario ante el tribunal nacional con la misma premisa.

La Comunidad pide «proporcionalidad»

El gobierno de Ayuso pide medidas cautelares para intentar paralizar una disposición que entró en vigor la noche del viernes, reclama una «invasión del poder» y agrega que estas medidas «afectan significativamente la vida ordinaria y la actividad económica» y por lo tanto «restringen» derechos fundamentales : “Lo que requiere su adopción a la hora de adoptar medidas especiales, siempre con un enfoque en la salud, pero dentro de los principios de utilidad y sobre todo de proporcionalidad”, dice el documento.

Fuente en la que la Comunidad realiza el análisis económico. Según sus cálculos, el impacto de estas nuevas medidas restrictivas en el 71% de la Comunidad de Madrid provocaría una pérdida de «750 millones de euros cada semana de reactivación económica retrasada, lo que supone una pérdida media semanal de 18.000 puestos de trabajo». La región también asegura que se pierde la selección semanal. casi 44 millones de euros.

Mientras, Madrid es la zona con más contagios el viernes, 814; el de mayor incidencia acumulada por 100.000 habitantes (647,91) a pesar del repentino descenso de los últimos días; También es uno de los que más pacientes ingresan en hospitales, 3.561; y la que soporta mayor presión en sus unidades críticas, estas camas ya están ocupadas por 513 pacientes gravemente enfermos. Cumple con todos los requisitos para la aplicación de nuevas medidas que se aplican a los municipios de más de 100.000 habitantes: con una incidencia acumulada de más de 500, una positividad de PCR superior al 10% –19,2% en la región – y ya El 35% de las camas de UCI están ocupadas. Según datos reportados al ministerio, la región tiene 42,61%, pero este es un porcentaje del número total de puestos críticos que no son verdaderamente críticos, ya que el ministerio contabiliza las unidades transferidas como disponibles para tratar a estos pacientes sin espacio, materiales y recursos humanos óptimos. recursos como quirófanos o unidades de reanimación después de la anestesia. El número real de UCI en Madrid es de 500 camas públicas y 141 camas privadas. Madrid ocuparía pues el 80% este viernes.

Con estas cifras, el Gobierno autonómico ha rechazado las medidas del ministerio desde el miércoles, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, confirma que esto «arrojará a Madrid en un caos que los madrileños no merecen» porque «no se adaptan a las características de cada territorio». Acusa al gobierno central de desobedecer su propuesta de «separar 21 zonas [los distritos en los que se divide la capital] definir el circuito y distinguir los que tienen alta transmisión de virus de los que no, y limitar la movilidad entre ellos. Tendría sentido dar separación. Ahora los ciudadanos pueden moverse por la capital, Madrid, con una población de 3,2 millones. «

Márgenes de maniobra del gobierno regional

A pesar de que tanto Ruiz Escudero como López insistieron en seguir la orden enviada por el Ministerio, el mismo documento dice: «Las medidas previstas son las mínimas a aplicar por las Comunidades Autónomas, sin perjuicio de otras medidas que puedan aplicar en el ejercicio de sus competencias. Asimismo, las Comunidades Autónomas podrán aplicar criterios más estrictos ”. El Ministerio también lo confirma: «Es un documento mínimo». la Comunidad también lo recoge en su Diario Oficial: «De acuerdo con el primer apartado del citado Reglamento comunicado por el Consejero de Sanidad de 30 de septiembre:» Las Comunidades Autónomas adoptarán como mínimo las medidas previstas en el apartado 2 en los municipios de más de 100 000 habitantes «.

En otras palabras, el CEO Díaz Ayuso tiene margen para imponer más restricciones dentro de lo ya acordado; Por ejemplo, las restricciones a la entrada desde la capital, así como las restricciones en distritos, distritos o zonas básicas de salud, como el Puente de Vallecas o Usera, y otras 43 zonas básicas de salud, que se vieron afectadas por dos semanas de órdenes de la Comunidad de Madrid. Pero no lo es. Lo que ha vuelto a hacer la presidenta Isabel Díaz Ayuso es utilizar a Barajas para discutir. «A partir de mañana podrás llegar a Madrid desde Berlín, pero no desde Parla». Gracias por el caos, Pedro Sánchez ”, publicó en Twitter. Esa es la verdad según el último boletín epidemiológico comunitarioTres casos importados han llegado desde Alemania desde el 11 de mayo, mientras que Parla ha notificado 1.504 casos en los últimos 14 días y tiene una incidencia acumulada de 1.155,8.

¿Qué pasará en esta región? En primer lugar, todos los habitantes de las 45 áreas básicas de salud, para las que el gobierno regional ya ha impuesto restricciones, pueden desplazarse cómodamente a sus asientos a partir del viernes viernes a partir de las 22:00 horas, porque el reglamento de la Consejería de Sanidad cubre todas las medidas de la Comunidad de Madrid.

Estos ciudadanos, como han descrito en detalle López y Ruiz Escudero, aún no serán multados si deciden abandonar la comunidad: «Hasta que el Tribunal Supremo de Madrid ratifique el reglamento [como ha sucedido con las anteriores]“. «Sin embargo, se recomienda que no se muevan», recalcó López, quien reconoció las preocupaciones que han sentido y están viviendo los ciudadanos en las últimas horas. «Simplemente llegó a nuestro conocimiento entonces [de Pedro Sánchez]»él dijo.

¿Qué medidas afectarán directamente a los ciudadanos? La entrada y salida de residentes a la capital estará generalmente restringida, aunque se permiten muchas excepciones para viajes: asistencia a centros, servicios e instalaciones de salud; cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, comerciales o legales; participación en universidades, centros de enseñanza y aprendizaje (incluidos jardines de infancia); retorno al lugar de residencia habitual y asistencia y cuidado de personas mayores, menores o dependientes.

También permite desplazamientos a entidades financieras y aseguradoras imposibles de postergar, actuaciones requeridas ante autoridades públicas, judiciales o notariales, así como la renovación de autorizaciones y documentación oficial y otros trámites administrativos no postergables. Además, se le permitirá desplazarse en exámenes o exámenes oficiales, así como por fuerza mayor o una situación de emergencia, e incluso durante cualquier otra actividad de similar naturaleza debidamente acreditada. La capacidad se reduce al 50% y el horario de cierre de los locales comerciales será a las diez de la noche; ya las once noches para hoteles y restaurantes.

Con información de Jakub Olesiuk, Marta Pinedo, Pablo Linde, Idoia Ugarte Y Nicholas Dale.

Información sobre coronavirus

– Aquí puedes seguir la última hora del desarrollo de la pandemia

– Así se desarrolla la curva de coronavirus en España y en cada autonomía

– Descarga la aplicación de seguimiento para España

– Buscador: Nuevo normal por municipio

– Guía de actuación contra esta enfermedad