Marlaska se opuso al traslado a España del líder del Frente Polisario



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado

Rechazó la posición del canciller y advirtió de una crisis con Marruecos por la llegada de Brahim Ghali para ser atendido en un hospital.

Fernando Grande-Marlaska el lunes en un evento de seguridad vial.
Fernando Grande-Marlaska el lunes en un evento de seguridad vial.ZipiEFE

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quiso adelantarse a la crisis con Marruecos y rechazó la llegada a un hospital español del líder del Frente Polisario Brahim Ghali cuando el gobierno lanzó el dispositivo.

La ministra se opuso rotundamente al criterio de la canciller, Arancha González Laya, consciente de que la medida abriría una gran brecha con Rabat e insistió, sin éxito, en la posibilidad de que otros países se ocuparan de Ghali por motivos humanitarios, según informaron fuentes específicas. del Ejecutivo dijo.

El líder del Frente Polisario lleva varias semanas hospitalizado por coronavirus en un hospital navarro y su presencia en España ha puesto nervioso a Marruecos, lo que ha permitido la entrada masiva de inmigrantes a Ceuta.

Los datos tratados por el Ministerio del Interior hablan de más de 6.000 personas en un solo día, muchas de ellas menores de edad, de las que «1.500» ya han sido repatriadas a Marruecos.

Interior está trabajando para conseguir más retornos en las próximas horas, han indicado fuentes del ministerio.

Desde el lunes, se ha instalado un gabinete de crisis en el interior. A partir de ahí, se coordina la acción y se toman decisiones, en total coordinación conExterior y Defensa«para revertir la situación y garantizar la seguridad fronteriza».

Dada la gravedad de la crisis migratoria, Fernando Grande-Marlaska se trasladará hoy a Ceuta tras el Consejo de Ministros.

Además, habrá un refuerzo de 200 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la zona, sumando 150 miembros de la Policía Nacional y 50 de la Guardia Civil.

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, Marlaska admitió que es «pronto para determinar el número de menores» que serán trasladados a Ceuta, pero admitió que la «cifra aproximada» ronda los 1.500.

El ministro del Interior explicó que el Ejecutivo seguirá aplicando la ley para proteger a los menores y procederá con el retorno del resto de los migrantes que han «ingresado ilegalmente». Asimismo, Marlaska reconoció que todavía hay «gente con ganas» de entrar en la ciudad autónoma.

Por ello, el Ministerio desplegará este martes a Ceuta 200 soldados -150 policías nacionales y 50 guardias civiles que completarán «una plantilla de más de 1.100 soldados» que intentarán «revertir la situación y garantizar la seguridad fronteriza».

.