Marta Martín: «Soy de Ciudadanos, pero ahora estoy sentada en otra cosa, en la fiesta de Arrimadas»



La actualidad en Alicantur Noticias

¿Por qué decidiste marcharte de Ciudadanos?
Desde el partido Arrimadas me cuesta mantener los compromisos que he adquirido con mis electores en Ciudadanos porque el partido ha cambiado. Para mi ha abandonado mucho

Hiciste promesas y banderas y también cambiaste el tono y el estado de ánimo, especialmente en las últimas semanas. Esta es la pregunta principal, luego hay otras complementarias.

¿Cuáles son los complementarios?

Los que están en la dirección, en mi opinión, no han demostrado ser buenos estrategas, me refiero a los hechos, ni gestores de personas. Se equivocaron al confundir a menudo poder con autoridad y pensar que los diputados no pueden tener criterio. Finalmente, porque el ambiente político es tan irrespirable que con este clima me es imposible hacer el servicio público que en mi opinión debería ser política, con serenidad.

Se va por completo. Deja el acta, a diferencia de otros diputados y senadores.

Respeto a todos, adelante. Es una decisión muy meditada. Me he sentido muy incómodo durante meses con algunas decisiones que se están tomando. Pero necesitaba encontrar la mejor opción. He estado pensando mucho en qué es lo correcto para los votantes, para mi país. Pero también por mi salud y mi familia. Soy profesor, no vine a vivir de la política, sino a servir a través de ella. En mi historial de servicio, están más cerca del 25% de las iniciativas que se han hecho en esta legislatura en mi grupo, es una prueba de mi trabajo. El dilema para mí era cómo asegurarme de que mi escaño no se utilizaría para hacer lo contrario de lo que querían los votantes y lo que España necesitaba. La única opción es la palabra de Ins ante todo España. Ins se ha comprometido conmigo y con todos los españoles que mi asiento, que es personal, no sirve para dar alas al nacionalismo y la corrupción. Ayer [este jueves] Le pregunté por escrito y me dijo que no era necesario. He cumplido mi promesa, ahora tiene que demostrar que cumple la suya en cada voto.

¿Crees que tus socios son fugitivos?

Es complicado. Me metí en política por algunas ideas que compartí con algunas siglas, pero esas siglas cambiaron algunas de sus ideas, estrategia y compromisos en medio de la legislatura. El partido no es propiedad de la dirigencia, sino de todos los que formamos parte de ella, y ha adquirido compromisos con los electores que no sé hasta qué punto se puede considerar un traslado a un cargo público cuya formación, una vez la legislatura se pone en marcha y, por distintas circunstancias, se balancea y va sin timón. Los llamaré huérfanos.

¿Te obligaron a dejar el registro?

En algunas ocasiones me dijeron que si no me gustaba la estrategia sería mejor que me fuera «para no pasar un mal rato». Honestamente, experimenté el último período como una especie de

allanamiento

de lo que Citizens ha sido para mí. Soy de Ciudadanos, pero ahora me siento en otra cosa, en la fiesta de Arrimadas. Pasamos por una cacería de brujas con descalificaciones tan severas que dudé si los escaños estaban comprometidos en lugar de la política. Esto se ha convertido en un atolladero y aprecié el hecho de que me vaya porque es irrespirable. Para mí es mejor perder mi lugar que perder la dignidad que pierden los demás cuando dicen que los que no piensan como ellos al 100% se han vendido. Se han hecho acusaciones muy graves.

Eras el portavoz de la educación. ¿Crees que la fiesta también ha cambiado en esta historia?

Creo que sobre todo se han roto las promesas y ya no es una prioridad. Luché contra la ley Cela y al final votamos en contra del Congreso, sí. Pero luego no hicimos preguntas clave para que su parte más dañina no funcione. Hemos renunciado a defender este problema con todas las armas y todavía no sé por qué. Habíamos prometido apelar al Tribunal Constitucional y ni siquiera lo planteamos. Le propuse al partido que me apoyara en mi solicitud de protección porque en su tratamiento se habían violado mis derechos como diputado y se negaron a redactar un documento fundamental. He pedido varias veces que se informe de Lomloes desde Andalucía y esto no se ha hecho. El PP ni siquiera se ha levantado. Esta semana negociamos mociones en las que el PSOE se negaba a incluir una condena al sectarismo por motivos de lenguaje, de la misma forma que debería hacerse por motivos de raza o condición sexual, y pensamos votarlo sin más en contra del mío. Criterios.

¿Has hablado con Arrimadas?

S. Tengo la conciencia muy tranquila porque hice lo correcto. Hice todo lo posible para corregir la situación, para cambiar las cosas. Le envié una carta frente al Ejecutivo, pedí una reunión el miércoles que no pudo haber sido. Quería hacerle varias preguntas para que pudiera decidir qué hacer. Ayer fuimos llamados urgentemente a los 10 diputados a las 8.30 de forma «obligatoria». Allí dije que había prometido dejar mi récord siempre y cuando Ins prometiera que mi asiento no se usaría para dar alas al nacionalismo o la corrupción.

¿Irás al PP?

No. Voy a la universidad.

.