Más de 60 detenidos en una macrooperación en el Raval contra la venta de drogas



La actualidad en Alicantur Noticias

Policías durante el operativo antidrogas en el Raval de Barcelona.
Policías durante el operativo antidrogas en el Raval de Barcelona.Massimiliano Minocri /

En total, 61 personas han sido detenidas hoy en una macrooperación contra la venta y distribución de drogas, principalmente en el barrio de El Raval de Barcelona. Un millar de agentes se desplegaron desde las ocho de la mañana y registraron 35 pisos y 5 habitaciones, en un operativo conjunto de Mossos, Policía Nacional y Guardia Urbana. En los registros también encontraron 3,8 libras de cocaína, 2,7 libras de heroína y 350 plantas de marihuana, entre otras drogas. También participaron 74 miles de euros.

Bautizado como el caso Coliseu, la investigación de hoy se basa en información obtenida de una operación anterior en junio del año pasado. Uno de los detenidos está acusado de seguir regentando las droguerías, almacenamiento y distribución de droga en los apartamentos del Raval desde la cárcel. La policía también señala a otro subgrupo que lo traficaba en la calle y a un tercero que debido a las restricciones carcelarias y la dificultad de la organización principal para que las personas transporten drogas desde Pakistán e Inglaterra, conocido como mulas, han suministrado medicamentos a la red.

También realizaron allanamientos en El Prat de Llobregat, donde intervino el cuerpo élite de los Mossos, el GEI, por la posibilidad de que hubiera armas. Uno de los detenidos también está acusado de suministrar drogas al grupo. La Policía Nacional también investigó a varios detenidos por trata de personas, acusados ​​de haber introducido a personas en situación irregular y luego obligados a gastar drogas en la calle, con amenazas y coacciones contra sus familiares.

Este miércoles es la tercera macrooperación que se lleva a cabo en el barrio barcelonés de El Raval contra el narcotráfico en dos años después de que vecinos advirtieran sobre el problema de ser bautizados como narcotráfico. Inicialmente, estos eran los pisos concurridos donde se vendían y consumían drogas, aunque el concepto ha evolucionado y los narcotraficantes se llaman de la misma manera.

Entre 2017 y 2019 se desmantelaron 225 farmacias en El Raval. A estos hay que sumar la cuarentena de las tiendas registradas durante este año, según fuentes policiales, y el operativo de hoy. Los Movo aseguran que en la actualidad solo hay tres planes activos donde, además de la venta de drogas, se consume lo que tradicionalmente se llama narcotráfico.

Lejos quedan cerca de 60 puntos activos del barrio del Raval en verano de 2017. Los Mossos y la Guardia de la Ciudad cerraban apartamentos individualmente, hasta que en octubre del año siguiente llevaron a cabo la Operación Bacardí, donde atacaron a los narcotraficantes, una Grupo dominicano que también traficaba cocaína. Al año siguiente, en junio, le tocó el turno a la Operación Suricata, donde se acusó a ciudadanos pakistaníes de ocupar el vacío creado y de estar involucrados en el tráfico de heroína.

Acció Raval denunció que las drogas seguían proliferando en el barrio. E incluso durante la etapa más difícil del encarcelamiento, los vecinos advirtieron que el tráfico de drogas continuaba. Incluso pintaron tiras en el suelo frente a algún narcopapel para que los «clientes» mantuvieran distancias seguras. Algunos de estos pisos también fueron desmantelados en ese momento.