Mauricio Macri reaparece en la política argentina con un libro e insinúa su interés en regresar a la presidencia



El periódico digital de Alicantur Noticias

El libro 'Primer tiempo', del expresidente argentino Mauricio Macri, expuesto en una librería de Buenos Aires, el 17 de marzo de 2021.
El libro ‘Primer tiempo’, del expresidente argentino Mauricio Macri, expuesto en una librería de Buenos Aires, el 17 de marzo de 2021.RONALDO SCHEMIDT / AFP

Mauricio Macri está de regreso. El expresidente vuelve a la arena política como lo hizo su gran enemiga, Cristina Fernández de Kirchner: con un libro. Si el suyo se llamara Atentamente, aunque no del todo sincero, se llama Macri Primera vez. Lo que da la idea de que el expresidente espera disfrutar de un segundo tiempo, una segunda oportunidad para «transformar a la Argentina».

El hombre que en 2019 fue derrotado por la dupla peronista de Fernández, Alberto y Cristina, presentó su libro (que, según la editorial, ya llega a los 70.000 ejemplares gracias a la preventa) ante un público fiel y devoto. El Centro de Convenciones de Buenos Aires, a la mitad de su capacidad por la pandemia, estalló en aplausos cuando Macri dijo que «el kirchnerismo es la forma terminal del populismo» y pronosticó que después del colapso del actual gobierno vendrían «veinte años de reforma y prosperidad». .

Mauricio Macri recurrió en ocasiones a la demagogia (como cuando dijo que sus políticas permitirían «que Argentina ahora tenga vacunas para todos»), pero centró su mensaje en justificar los errores de su mandato y resaltar los aciertos. «Hemos aprendido de los errores y no los volveremos a cometer», dijo. La crisis actual de un gobierno peronista también significó, según él, un «aprendizaje» para la sociedad argentina.

En el capítulo dedicado al fracaso económico, causa fundamental de su derrota ante los Fernández, reconoce que ha habido errores. Pero concluye que no debe ser duro consigo mismo, porque no pudo hacer más con la ruina que le dejó Cristina Fernández de Kirchner. «Cuando asumimos el cargo, Argentina estaba asintomática en la bancarrota», dijo el jueves por la noche durante la ceremonia de presentación.

El expresidente no aclaró si pretendía postularse a las elecciones presidenciales de 2023, aunque el tono electoral de la presentación dio algunas pistas al respecto. Insistió en que se han logrado muchas cosas durante su mandato, incluida una administración transparente y una actitud respetuosa hacia la independencia judicial (se pueden plantear objeciones sobre el segundo punto), y que es urgente retomar el camino de las reformas. Era necesario abrir Argentina al comercio mundial, dijo, y convertirla en el «gigante» que era hace un siglo.

Mauricio Macri ya no es el líder indiscutible del macrismo. La ex gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; y la ex ministra de seguridad Patricia Bullrich tienen aspiraciones presidenciales. Lo que le podría pasar a Macri respecto a su archienemigo Fernández de Kirchner: despierta gran entusiasmo, pero también un gran rechazo, lo que dificulta la consecución de una mayoría electoral. De cualquier manera, Macri mantiene un vínculo emocional intenso con su familia. Fue el líder de un movimiento lleno de esperanza para muchos argentinos e incluso en los últimos meses de su mandato, cuando todo era amargo y ganar la reelección era claramente imposible, reunió a millones de personas en las calles.

El acto contó con breves intervenciones filmadas de invitados telemáticos (entre ellos Mario Vargas Llosa, Fernando Savater, Julio María Sanguinetti, Pilar Rahola, Juan José Campanella) quienes, tras el correspondiente elogio al libro y a su autor, hicieron una pregunta. Sanguinetti, expresidente de Uruguay, quiso saber cuándo comenzaría la «segunda mitad» del macrismo. «La segunda mitad ya ha comenzado -proclamó Macri- hay que salir al campo».

Registrate aquí por Boletin informativo de Alicantur América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región