Merkel, Johnson o Sánchez: así utilizan las redes sociales los líderes políticos europeos



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

La medios de comunicación social han sido, durante años, una herramienta de comunicación indispensable e propaganda política. En los últimos meses de la pandemia, el uso de plataformas digitales se ha disparado, incluso entre los jefes de estado. Así es como los usan:

Pedro Sánchez (España)

Pedro sanchez tiene 1,5 millones de seguidores en Twitter, 327.000 en Facebook y 294.000 en Instagram. Las dos primeras son las plataformas en las que el Presidente del Gobierno y su equipo de comunicación digital se encuentran más activos, con una actividad diaria en la que se comparte información sobre los resultados y el desempeño del Ejecutivo, se publican comunicaciones sobre temas como el económico o política exterior, así como videos y gráficos informativos sobre la pandemia. La estrategia digital de Sánchez pasa por un tono decididamente institucional, pero, sin salir de ese marco, también lanza mensajes con una voz más personal como denuncias contra la violencia machista o apoyo a la participación española en Eurovisión.

Angela Merkel (Alemania)

Angela Merkel no es muy popular en Internet. La canciller alemana solo tiene un relato institucional de su figura en Instagram, donde lo siguen 1,6 millones de personas. Allí se comparte todo tipo de información pública. En Facebook es la cuenta oficial del gobierno que lleva a cabo esta tarea, mientras que en Twitter el responsable de compartir la agenda y comunicaciones del líder alemán es su portavoz. Steffen seibert, que es seguido por un millón de personas.

Boris Johnson (Reino Unido)

Boris Johnson está cerca de Emmanuel Macron, el líder político europeo con una presencia más activa en redes. Comparta información diariamente en Twitter (3,5 millones de seguidores), Facebook (1,75 millones) y Instagram (1,4 millones). Además, Johnson también tiene un perfil en Snapchat, donde invitó a virólogos de renombre para responder preguntas de los ciudadanos sobre COVID-19. Su carácter y facilidad de comunicación son ideales para plataformas digitales que lo acerquen al ciudadano.

Mario Draghi (Italia)

El actual primer ministro italiano Mario draghi no existe en redes. El banquero acordó en febrero liderar un gobierno técnico de emergencia después de otra crisis nacional, lo que quizás explique su falta de presencia digital. Sin embargo, su predecesor, el tecnócrata Giuseppe Conte, fue en la dirección opuesta. Seguido por más de 3,7 millones de personas en Facebook, 1,9 millones en Instagram y un millón en Twitter.

Sebastian Kurz (Austria)

Primer ministro austriaco Sebastián kurz tiene 950.000 seguidores en Facebook, 477.000 en Twitter y 370.000 en Instagram. Sus perfiles en las redes siguen un tono institucional en el que se comparte mucha información, ruedas de prensa, videos en vivo de sus actos y algunas imágenes más personales para transmitir ese sentimiento de cercanía.

Viktor Orbán (Hungría)

Presidente húngaro Viktor Orbán Tiene una fuerte presencia en redes como Facebook, donde tiene 1,14 millones de seguidores. Allí comparte información institucional y mensajes más personales como fotos de Navidad con su familia. En Instagram Lo siguen 106.000 personas y no tiene una cuenta de Twitter.

Mark Rutte (Holanda)

En los Países Bajos operan con un sistema de cuentas digitales similar al de los Estados Unidos. Así, el primer ministro holandés Mark Rutte tiene una cuenta institucional acorde a su posición en Twitter e Instagram, donde le siguen 1,2 millones y 396.000 personas. Por otro lado, Rutte también tiene cuentas personales en esas plataformas, mucho menos activas y seguidas, que usa solo como espacio propagandístico durante las campañas electorales.

Mette Frederiksen (Dinamarca)

El primer ministro danés, Pone Frederiksen, es el más joven en el cargo, lo que se reflejó en su estrategia de comunicación digital. El socialdemócrata no está presente en Twitter, pero sí Instagram, donde utiliza un estilo que mezcla institucionalismo con un selfie con sus hijos, imágenes infantiles con sus padres, películas o gatos. Tiene 392.000 seguidores. El año pasado usó el canal del popular youtuber Alexander Husum difundiendo información sobre el covid-19 entre los más jóvenes.

Noticias relacionadas

António Costa (Portugal)

El primer ministro António Costa utiliza Twitter como su plataforma principal para comunicar sus políticas. Su cuenta institucional tiene 209,300 seguidores, mientras que su personal, sin usar desde que formó el gobierno en octubre de 2019, tiene solo 9,878 seguidores. En Instagram También utiliza un perfil institucional (con 104.000 seguidores) mientras que desde 2019 no se ha publicado nada en su cuenta de Facebook.

.