Moncloa presiona para renovar el CGPJ antes del 25-F y el PP lo ve «casi terminado»



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Reforma del poder judicial

Sábado 20 de febrero de 2021-13: 06

La «exigencia» de los «populares» es dejar a Podemos fuera de la negociación así como derogar la actual ley de reforma

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, este viernes, en Mrida.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, este viernes, en Mrida.

PISCINA / FERNANDO CALVO

25 de Febrero. Jueves. Es la fecha marcada en rojo en La Moncloa. Superada la prueba de fuego de las elecciones catalanas, el próximo objetivo del ala socialista del gobierno es renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y, simultáneamente, el Consejo de RTVE, el Tribunal Constitucional o el Defensor del Pueblo, así como dos vacantes en el Consejo de Transparencia.

25 de Febrero. Ese día llega al Congreso de los Diputados la elección de los miembros de la junta directiva de la Corporación RTVE. En ese momento, al entorno de Pedro Sánchez le gustaría que se aprobara el acuerdo global.

Es el día en el que hay que «prender fuego», precisan en Moncloa, donde reconocen que les gustaría matar a esos dos pájaros de un tiro: desbloquear las citas del CGPJ y las del organismo público. .

En el caso del Síndic, no hay duda: el elegido es Ángel Gabilondo, que dejará de ser el líder del PSOE en la Comunidad de Madrid.

Casado «tiene menos que perder»

En el PP no ven tan fácil cerrarlo en una semana, pero reconocen que el trato ahora es más probable que antes. «Está casi cerrado», dice un post del PP. Solo queda hacer un «gesto» a los socialistas: dejar fuera de las negociaciones a United Podemos.

Sobre este tema estarían preparados en Moncloa, en medio de una guerra fría con sus socios gobernantes de la coalición, tras la Violeta no votó a favor de la ley de igualdad de trato y se distanció por completo de los ministros socialistas en su respuesta a los disturbios callejeros de los últimos días.

Este «requisito» es fundamental para Gnova, donde se da por sentado que el PSOE anulará la elaboración en el Congreso de la ley de reforma del Poder Judicial para que este órgano no pueda hacer nombramientos durante su mandato. Este fue el segundo requisito, y aunque La Moncloa les asegura que no darán marcha atrás hasta que no haya un acuerdo, se considera «salvable».

El pragmatismo también reina en el PP. El equipo de Pablo Casado es consciente de que «institucionalmente tenemos que hacerlo y lo haremos». Es decir, renovarán «más temprano que tarde», pero necesitan que Sánchez dé el primer paso, porque, al fin y al cabo, Casado «tiene menos que perder», como apunta otra fuente. popular consultado.

.