Muere un niño al intentar llegar a Canarias en barco



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

44 personas rescatadas por una lancha neumática a 160 kilómetros de Gran Canaria desembarcan en el muelle de Arguineguín.
44 personas rescatadas por una lancha neumática a 160 kilómetros de Gran Canaria desembarcan en el muelle de Arguineguín.Javier Bauluz

Un niño de unos seis años murió este domingo por la noche al intentar llegar a Canarias en barco, según han confirmado fuentes de Cruz Roja. El niño viajaba con su madre, una hermana y otras 49 personas que fueron rescatadas in extremis después de casi dos semanas en el mar. Tras ser localizado, a unas 100 millas náuticas (185 kilómetros) al sur de Gran Canaria, tuvo que llegar un helicóptero para evacuar a ocho personas, entre ellas el bebé, dos bebés y otros tres niños, según 113. El resto ha llegado. Al Arguineguín muelle a bordo del Guardamar Polimnia.

La imagen de su llegada al puerto, alrededor de las 23:30 horas, resultó inusual. Durante unos minutos pareció que el bote de Rescate Marítimo estaba vacío. Todos estaban acostados, cubiertos con mantas rojas y quietos, casi sin fuerzas para levantarse. No hubo sonrisas, ni gestos de celebración por haber sido salvados. Las veinte personas -entre agentes, periodistas, enfermeras y voluntarios- que se encontraban en el muelle permanecieron en silencio durante casi una hora.

El rescate dejó a uno de los tripulantes del Guardamar, que intentó durante casi tres cuartos de hora resucitar al pequeño fallecido. Cuando terminó el rellano, estaba fumando un puro con largas bocanadas y con la cabeza gacha. «Este es uno que no quieres que te toque», le dijo a Alicantur. “He recogido muchos botes y aquí pierdes la sensación, te vuelves hierro, pero cuando entregué al bebé cayeron dos lágrimas. Era la primera vez que me pasaba esto ”, aseguró el tripulante que desde hace dos años realiza rescates en la ruta canaria. «Era un niño, traté de reanimarlo, pero cuando se lo llevaron, se detuvo», se quejó. Según el 112, el niño padecía un cuadro significativo de deshidratación e hipotermia. Su madre, que llegó al puerto con el resto del grupo, estaba tan desorientada que no se dio cuenta de lo que estaba pasando.

Tras el rescate, los náufragos fueron atendidos por Cruz Roja en el muelle de Arguineguín.
Tras el rescate, los náufragos fueron atendidos por Cruz Roja en el muelle de Arguineguín.Javier Bauluz

Entre los que desembarcaron se encontraban 22 mujeres, una niña y 21 hombres. Muchos parecieron sorprendidos. Nadie pudo salir del barco por sus propios medios. Cada uno de ellos necesitó la ayuda de un miembro de la tripulación y dos operadores de la Cruz Roja para cruzar la pasarela y aterrizar. Los náufragos los abrazaron para levantarse y avanzar prácticamente en vuelo. A la debilidad, deshidratación y entumecimiento de los cuerpos se sumaron las heridas producidas por la mezcla de gasóleo con agua salada: «Quemaba por todas partes», advirtió uno de los rescatistas tras levantar a una mujer en una camilla. Esta mujer, que gritaba de dolor, y la niña, que no parecía tener más de 12 años, fueron trasladadas al hospital.

Los rescatistas han sido trasladados al campamento policial de Barranco Seco, donde permanecerán bajo custodia durante al menos 72 horas. Un brazalete amarillo advierte de la necesidad de atención médica, y un equipo médico está programado para visitarlos temprano en la mañana del lunes.

44 personas rescatadas por una lancha neumática a 160 kilómetros de Gran Canaria desembarcan en el muelle de Arguineguín.
44 personas rescatadas por una lancha neumática a 160 kilómetros de Gran Canaria desembarcan en el muelle de Arguineguín.Javier Bauluz

Las llegadas a Canarias se mantienen constantes y han duplicado los récords del año pasado desde hace meses, cuando el archipiélago experimentó un repunte no visto desde la llamada crisis del cayuco de 2005. En lo que va de año han desembarcado en las islas más de 15.000 personas y, según Según las estimaciones más conservadoras de la Organización Internacional para las Migraciones, casi 800 ya están muertos y desaparecidos.

El 14 de octubre, un bebé nacido a bordo de una patera en un parto gemelar murió camino a las islas. La madre, que había dado a luz cuatro horas antes de ser rescatada, y el bebé superviviente fueron trasladados a un hospital de Gran Canaria.