Nakagami, el primer japonés en la pole en MotoGP en 16 años



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

El piloto de LCR Honda, Takaaki Nakagami, tras conseguir la pole en Alcañiz.
El piloto de LCR Honda, Takaaki Nakagami, tras conseguir la pole en Alcañiz.PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP

Takaaki Nakagami (LCR), cuarto en Jerez, quinto en la general, dice que no esconde ningún secreto. Que la mejora de Honda en esta parte final del campeonato, tanto de su Honda, satélite, como de Álex Márquez, el oficial, ya no responde a la evolución normal de un piloto y su moto. Honda también asegura que no ha revolucionado el concepto de su RC213V, sobre el que tanto se ha escrito en los últimos años porque se considera crítico en cuanto a usabilidad. Muy rápido, muy fuerte al frenar y con una aceleración tan brusca que compromete la salida de las curvas. Hoy quizás sacrificó unos km / h de pico para mejorar su manejo, más necesario que nunca ya que perdió al hombre que mejor supo llevarlo y que le exprimió todo el jugo: Marc Márquez, lesionado desde que se cayó en la primera. carrera del año.

Álex Márquez, el novato, ha explicado dos podios en las dos últimas pruebas, que ha entendido que la forma de ser rápido con Honda es buscar la perfección en todos los aspectos de la conducción: al frenar en la entrada de la curva, en pleno swing. inclinación, al principio tirando de la aceleración. En sus manos, el Honda parece otro. También fluye en líneas curvas. Nakagami lo certificó este viernes, pocas horas antes de tomar el camisa polo (1 m, 46′8 s), el primero pole position En las tres rutas que ha hecho en MotoGP, la primera para un piloto japonés en 16 años -el último japonés en unirse a él fue Makoto Tamada, también piloto de Honda, en 2004-: “Hay que dar el 100% en todos los terrenos, sí te relajas, si no te concentras al máximo, es una bici con la que te vas fácilmente al suelo, con ella siempre estás cerca del límite; pero si lo consigues al 100% tiene mucho potencial ”. Y lo hizo este sábado, con la mente despejada tras renovar el contrato con la factoría de sus sueños. Y saldrá primero, con Morbidelli y Rins, finalmente un Suzuki en la primera fila de la parrilla, junto a él.

Repetir el fin de semana en el mismo circuito donde tuvo lugar la carrera el domingo pasado ayudó a algunos de ellos a dar el último paso que no habían podido dar en los tres días anteriores. Fue el caso de Nakagami, uno de los dominadores de los entrenamientos libres estos días en el circuito de Alcañiz, super constante en carrera -es el único piloto que ha marcado en todas estas carreras-, sin duda conducido en Alcañiz con buenas costumbres y buenos resultados. de Álex Márquez – décimo este sábado – en el último gran premio.

Algunos también aprovecharon para intentar solucionar los problemas de la última prueba en Alcañiz, en el caso de los tres principales aspirantes al título de MotoGP: Mir, Quartararo o Viñales, que sufrieron hace una semana para colarse en el top 10 de la carrera. han complicado su rendimiento por falta de agarre o caída del neumático delantero. Eso sí, en el caso de Mir, líder del campeonato a pesar de no haber conseguido todavía una victoria, el ranking sigue pendiente. El sábado apenas alcanza los adelantamientos, incapaz de hacer que Suzuki sea tan consistente el domingo en un coche con el que incluso puede atacar la cabeza de parrilla con una vuelta rápida. Terminó 12º este sábado.

Para otros, sin embargo, sirvió para certificar el bajo rendimiento de sus motos en una pista que premia una buena aceleración. Y lo que no hace tanto tiempo era uno de los puntos fuertes de la Desmosedici, este camino se ha complicado con la llegada de los nuevos Michelin. Si en el último Gran Premio de Aragón, en la misma etapa, solo Dovizioso se mantuvo entre los 12 corredores más rápidos -que partió 13º, la carrera terminó séptimo- esta vez los tres Ducati de patas negras, los dos del equipo oficial liderado por Dovizioso y Petrucci, además del de Miller en el equipo Pramac, se quedaron fuera de la Q2, sin poder hacer una buena vuelta. Además, en los últimos compases de la Q1 de este fin de semana, el que se coló entre los dos primeros para clasificarse para la última sesión de clasificación fue Zarco, de Esponsorama, con un satélite Ducati, una moto del año pasado. Partirá desde la quinta posición, entre las motos Viñales, cuarta, y Quartararo, sexta.