Nayib Bukele retira un tercio de los 690 jueces de El Salvador



El periódico digital de Alicantur Noticias

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, en conferencia de prensa el pasado mes de junio.
Nayib Bukele, presidente de El Salvador, en conferencia de prensa el pasado mes de junio.JOSÉ CABEZAS / Reuters

La Asamblea Legislativa de El Salvador, controlada principalmente por el presidente Nayib Bukele, ha impulsado una controvertida reforma de la Ley de Carrera Judicial que automáticamente retira a un tercio de los 690 jueces y decenas de fiscales del país. El principal argumento del presidente del Parlamento, Ernesto Castro, fue el de «no más jueces corruptos y justicia a la medida de los grupos de poder».

La disposición se refiere a los jueces que han cumplido 60 años o que han cumplido 30 años de servicio. Entre los despedidos se encuentra Jorge Guzmán, juez encargado de la Caso El Mozote, masacre en la que murieron al menos 1.000 civiles en 1980. En noviembre de 2020, Guzmán solicitó a la Fiscalía determinar si Bukele había cometido algún delito tras bloquear las inspecciones judiciales en diversas unidades militares, incurriendo en supuestos «incumplimientos de deberes, desobediencia , encubrimiento de actos y encubrimiento «.

Más información

El caso de Guzmán condensa lo que plantean los de Bukele. «Para aquellos a quienes el régimen o alguno de sus funcionarios considera enemigos, no hay escapatoria», dijo en un editorial El faro. “Todo el mundo está ahora sujeto a persecución judicial, sin derecho a un juicio justo; ninguna defensa posible. Ya no hay independencia judicial, no hay garantías constitucionales ni recursos judiciales. Ya no existe el imperio de la ley. Para los amigos del régimen, sin embargo, ya no existe el temor de que sus crímenes sean castigados ”.

Tras la aprobación por el Parlamento, los magistrados de Sala, los jueces de primera instancia y los jueces de paz rechazaron la reforma de la Ley de carrera judicial y las discusiones que precedieron a su aprobación «por ser ofensivas e indignas de investidura judicial «.

La Sala argumenta que el Parlamento no tiene potestad para reformar la Ley de Carrera Judicial, por lo que lo que han hecho los legisladores de la bancada de gobierno Nuevas Ideas (con la complicidad de los partidos Ghana, PDC y PCN) es espurio. “Con estas reformas se viola la independencia judicial en el país y se violan derechos constitucionales como el derecho al trabajo, la seguridad laboral, la igualdad, la dignidad humana, el debido proceso y la seguridad jurídica”, señalaron en una Nota.

Únete a Alicantur ahora para seguir todas las novedades y leer sin límites

Registrate aquí

El sindicato salvadoreño de funcionarios judiciales también desaprobó las reformas y argumentó que el oficialismo pretende “engañar al pueblo diciendo que lo están haciendo porque la gente ha pedido una depuración del poder judicial. La ley ya ha establecido mecanismos para sancionar a los jueces que actúan al margen de la ley ”, insistieron los dirigentes sindicales.

Las reformas aprobadas este martes no son «sorprendentes», según el editorial. El faro, dado que la apisonadora liderada por Bukele ya había amenazado «los jueces sufrirán consecuencias si no se resuelven de determinada manera». “Y los acusan de favorecer los intereses de los ‘benefactores’ cuando juzgan contra la voluntad de Bukele y su grupo. El objetivo de la reforma aprobada con la renuncia al procedimiento no es, por tanto, ningún secreto ”, advierte el diario, constantemente atacado y vilipendiado por el oficialismo por sus indagatorias periodísticas, como testimonio más reciente de cómo el gobierno ha negociado con las pandillas. e intentó anular la prueba con el nuevo fiscal designado por el legislador, Rodolfo Delgado.

La reforma a la Ley de Carrera Judicial fue presentada en pleno este martes con exención de tratamiento por parte de un legislador del oficialismo Nuevas Ideas y fue aprobada sin mayor debate parlamentario con 63 votos de 84 diputados.

Los leales a Bukele nombrarán reemplazos

Entre las reformas aprobadas, además de la depuración de las oficinas judiciales, está la que autoriza a la Corte a “tomar las medidas pertinentes para cubrir las oficinas judiciales que han quedado vacantes” y “verificar” el cumplimiento de las disposiciones. Otra reforma permite a la Corte hacer «los traslados y los correspondientes nombramientos necesarios e indispensables en los puestos que quedan vacantes para que no se altere el acceso a la justicia».

El Pleno y el Fiscal General dependen directamente del presidente Bukele y son los que designarán a los suplentes de los jueces y fiscales defenestrados. Este nuevo golpe a la independencia judicial se suma a lo logrado el 1 de mayo, cuando los diputados despidieron ilegalmente a los magistrados de la Sala Constitucional y al fiscal general.

“Fue un paso esperado (la destitución de jueces) en el proceso de desmantelamiento de la democracia y concentración del poder, que el grupo que ahora gobierna inició el mismo día que Nayib Bukele tomó posesión de la Presidencia de la República”, dijo. . El faro. “Es un grupo que tiene la intolerancia como ideología, el autoritarismo como ideal, la propaganda como estrategia y la corrupción como ejercicio exclusivo. Estas reformas significan un avance en el camino hacia sus objetivos, que son, en definitiva, el fin de nuestra era democrática ”.

Regístrese aquí en Boletin informativo de Alicantur América y reciba todas las claves de información de la situación actual de la región.