Necrofilia y racismo entre delfines



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

los Instituto de Investigación de Delfines Mulares (BDRI), presenta un nuevo trabajo de investigación de alcance internacional, ya que revela aspectos completamente desconocidos relacionados con prácticas que pueden ser consideradas como racismo y necrofilia en el mundo animal.

En este centro de investigación marina situado en O Grove y dedicado al estudio y conservación de la biodiversidad, dan a conocer «Varios comportamientos desconocidos hasta ahora con respecto a los delfines mulares & rdquor;, popularmente llamados arroces.

Bruno Díaz López, doctor en ecología de la Universidad de Burdeos y director del BDRI, avanza en relación a este estudio que “Este es un trabajo en el que explicamos las razones por las que un grupo de delfines mulares ataca y mata a un delfín común en la ría de Arousa & rdquor;

La misma jornada laboral, entre otras cosas, en la que investigadores y alumnos del BDRI pudieron realizarlo “Prueba el primer caso de necrofilia en cetáceos & rdquor;

Ampliándolo, este investigador de origen ferrol con Amplia experiencia en el estudio de los mamíferos marinos, tanto en las Rías Baixas como en el Mediterráneo y Oriente Medio., detalla que el estudio anterior “Describe la segregación espacial de las dos especies de cetáceos, el delfín común y el delfín mular & rdquor ;.

La culminación de un trabajo realizado entre 2014 y 2019 en Arousa

Es la culminación de un trabajo realizado entre 2014 y 2019 en la ría de Arousa que “demuestra que ambas especies utilizan esta zona como zona de alimentación, aunque muestran patrones de distribución diferentes.

Esto es como decir, como se ha dicho en ocasiones anteriores a través de FARO, lo queA los delfines mulares les gusta ingresar al estero, donde interactúan con la flota pesquera y utilizan sus aguas como criaderos para sus crías.Además, aproveche el ecosistema específico que existe alrededor de las balsas de mejillones como despensa.

Sin embargo, los delfines comunes menos sociables se pueden ver, en su mayor parte, fuera de las Rías Baixas, que ocasionalmente entran en ellas.

Por supuesto, durante los seis años de estudio “se observaron delfines mulares y delfines comunes sólo en cinco ocasiones al mismo tiempo y en la misma zona.

Y la prueba de las malas relaciones entre las dos especies es esta en tres de esas ocasiones los arrozales ahuyentaron a los delfines comunes, lo que lleva a «una interacción letal».

Este es el caso documentado, ya retomado en su momento por el decano de la prensa nacional, que ahora se hace público como informe científico oficial y definitivo.

Ese «altercado» entre los delfines se permite observar varios delfines nariz de botella, incluidos adultos y bebés, tanto machos como hembras, «Para perseguir y atacar hasta la muerte a un delfín común & rdquor ;.

Según el informe, «Después de unos diez minutos de ataques consecutivos, el cadáver del delfín común apareció flotando, y varios delfines mulares adultos han empujado repetidamente sus cuerpos bajo la superficie del agua.

Un estado de erección notable y un intento de copulación.

Fue en ese momento, como explica Bruno Díaz, que “asistimos a un intento de copulación, por lo tanto Concluimos que el delfín común puede haber sido atacado hasta la muerte por competencia entre especies. debido a los recursos alimentarios o la práctica del infanticidio, e La excitación sexual puede haber sido provocada por una expresión de dominación.& rdquor;.

Ampliando este punto, el director del BDRI sostiene que en la época del año en que ocurrió el ataque, los niveles de testosterona de los delfines machos «siguen siendo bastante altos», y esto también aumenta su nivel de agresión & rdquor ;.

Tanto es así que «en las imágenes También se puede observar que los machos están tan emocionados que se ponen erguidos mientras atacan al delfín común.& rdquor;.

Con la valiosa ayuda de la flota

En todo esto se desprende que la colaboración ciudadana es fundamental para que el BDRI complete su trabajo.

Lo cierto es que en el caso del posible “rdquor racista; y las prácticas necrofílicas descritas, la contribución de la sociedad parece fundamental.

Tanto es así que este trabajo en particular “Nació gracias a la colaboración de ciudadanos desinteresados ​​y entusiastas del medio marino que nos contactaron luego de asistirnos y registrarse con sus celulares encuentro letal entre delfines mulares y delfines comunes en la ría de Arousa & rdquor;

Así lo evidencia el director del BDRI, Bruno Díaz, quien también quiere Agradezco a Francisco Redondo y su tripulación por su apoyo., me gusta Fueron testigos directos de los hechos y no dudaron en contactarnos para estudiar y comprender mejor este comportamiento raro y desconocido de la risa & rdquor ;.

Un «infanticidio» que conmocionó a la comunidad científica por la reacción de la madre

En el caso del «racismo» Entre los delfines, por ejemplo, se deben agregar los de «infanticidio». En septiembre de 2016, FARO DE VIGO informó un episodio sin precedentes que conmocionó a la comunidad científica y permitió predecir que serviría de base para estudios e informes científicos que tendrían repercusión global.

Y no solo se documentó el supuesto infanticidio, sino tambiénn el «casi humano» de la madre, qué Estuvo durante horas junto al cadáver de su ternero muerto, un macho de apenas una semana, tratando de mantenerlo a flote y revivirlo.

Lo que sucedió, hay que recordar, es que dos delfines machos adultos los golpearon hasta matarlos con una de las crías nacidas ese verano en la ría de Arousa, se cree que con el propósito de que la hembra, perdiendo su descendencia, pudiera recuperar el apareamiento. temporada.

Esto permitiría que el arroz atacante se aparease mucho antes de lo esperado, de lo contrario tendría que esperar al menos tres años.

Como se dijo entonces, lo que más llamó la atención de los biólogos, hasta el punto de conmoverlosFue para ver cómo esa hembra estaba tratando desesperada y sin éxito de mantener con vida a su ternero moribundo.

Como gorilas o elefantes

La relevancia internacional de ese episodio, ocurrido en las aguas de Rianxo, ¿Fue porque solo media docena de casos de «infanticidio» entre delfines, desde entonces unas cuantas veces antes de que se viera a una hembra de esta especie cuidando a su cría muerta de esta manera, con un comportamiento propio de los humanos que se ha visto en otros animales, como gorilas o elefantes.

Esto es lo que describieron en el BDRI, cuyos miembros observaron a esa madre durante horas mientras intentaba mantener a flote a su cría.

Una verdadera paliza

«Daba la impresión de que la madre rechazaba la muerte y tenía sentimientos, como negarse a asumir que su cría ya no estaba viva», reflexiona Bruno Díaz antes de explicar que la autopsia reveló que la cría del delfín murió por una paliza real y propia.

Presentó «numerosos hematomas internos y múltiples roturas vertebrales, principalmente con daño hepático severo, fractura de costillas y luxación de las vértebras lumbares y occipitales», que evidenciaron que los machos lo habían destruido mientras la hembra trataba de protegerlo.

“La autopsia reveló numerosos hematomas internos y múltiples roturas vertebrales, principalmente con daño hepático severo, costillas rotas y dislocación de las vértebras lumbares y occipitales & rdquor;

Bruno Díaz, quien desde entonces ha informado otros casos similares ocurridos en Galicia, incluido uno muy llamativo ocurrido en las aguas de Combarro, También informó después de ese incidente que en un precedente registrado en Grecia, una madre había estado junto al cadáver de su bebé durante una semana.

«Lo que pudimos ver con esta hembra tratando de salvar al pequeño delfín, levantándolo de espaldas y tratando de no hundirse, es algo verdaderamente impactante que dará mucho de qué hablar & rdquor ;, pronosticó el director del BDRI, quien Durante sus estudios en Italia, había visto a mujeres abandonar a sus crías después de la muerte.

Delfín común (Delphinus delphis):

  • Es una especie oceánica distribuida en las aguas tropicales, templadas y frías de los océanos Atlántico y Pacífico.

  • Al nacer mide entre 80 y 100 centímetros.

  • Las hembras adultas alcanzan entre 1,6 y 2,2 metros y los machos entre 1,7 y 2,3 metros.

  • El color gris oscuro predomina en la superficie dorsal, desde la frente hasta la aleta dorsal, donde forma un pico invertido. Ventralmente es blanco.

  • Las aletas dorsal y pectoral son oscuras, aunque en los adultos la aleta dorsal tiene una tonalidad gris en la parte central.

  • Hay una línea que va desde el área genital hacia adelante a través del parche torácico amarillo, así como una banda negra que une las aletas pectorales con la mandíbula inferior. Los juveniles son de color más claro.

  • Se alimenta de calamares y peces pequeños.

Te puede interesar

Delfín mular (Tursiops truncatus):

  • Conocida en Galicia como Arroaz, es una especie muy común en los océanos y mares periféricos de latitudes tropicales y templadas.

  • Nace con una longitud aproximada de un metro y los adultos pueden medir entre 1,9 y 3,8 metros, siendo los machos normalmente los más largos.

  • El peso medio de un adulto se sitúa entre los 150 y los 650 kilos.

  • Su aleta dorsal, que se encuentra aproximadamente en el centro de su cuerpo, es alta y curva.

  • Su forma y color varían mucho en función de su posición geográfica pero sigue una tendencia que va del gris más oscuro al gris claro en la parte dorsal y del blanco al rosa en la parte ventral.

  • La dieta de los delfines mulares se basa en pescados, cefalópodos y crustáceos.

.