Nueve de cada 10 pymes no pagan honorarios a sus empleados por el teletrabajo



La actualidad en Alicantur Noticias

los teletrabajoTras año y medio de pandemia, sigue siendo uno de los temas clave en las relaciones laborales de las empresas catalanas. Una realidad que al inicio de la pandemia parecía destinada a permanecer, pero sobre la que muchas pequeñas y medianas empresas sospechan. Y es que solo una de cada tres pymes está abiertamente comprometida con la consolidación de esta modalidad, parcial o totalmente, más allá de la pandemia; como lo confirma un informe publicado este miércoles por la patronal Pimec. Y esta sospecha surge, sobre todo, si implica que la gestión soporta mayores costes. Nueve de cada diez PYMES reconocen que no tienen intención de abonar ninguna retribución o compensación adicional a sus trabajadores por los gastos derivados del teletrabajo.

Pimec partió este martes para realizar un ejercicio de pedagogía y un poco de autocrítica sobre cómo son y pretenden las empresas gestionar el teletrabajo. La asociación de empresarios de la pequeña y mediana empresa catalana apuesta abiertamente por la consolidación del trabajo a distancia, por las múltiples virtudes que han acreditado diversos estudios, sobre todo tras su nacimiento forzoso de covid. Más productividad de empleados, mejor conciliación Y Rescate en gastos de viaje y suministros para empresas; Estos son los principales beneficios que los empleadores encontraron en su estudio. «Sería importante desarrollar el despliegue del teletrabajo», insistió el secretario general de la entidad. Josep Ginesta.

Sin embargo, más de un año y medio después del inicio de la pandemia, la predisposición a continuar con el teletrabajo es baja y la planificación aún más. El 34% de las pymes encuestadas afirma tener la intención de implementar esta modalidad de forma permanente, frente al 45% que lo rechaza abiertamente. Luego hay otro 21% en tierra de nadie, que aún no tiene una posición clara sobre el tema. a lo que apela Pimec para que acaben adhiriéndose.

La decisión de aplicarlo o no está resultando más ideológica que no estudiada económicamente, ya que solo una de cada cuatro pymes afirma haber realizado una valoración detallada de coste-beneficio sobre este tema. «Si bien es cierto que durante la pandemia tuvimos que correr y correr, ahora no hay excusa para no hacer el teletrabajo planificado», dijo Ginesta. «Desafiamos a la comunidad empresarial, […] No debemos perder esta oportunidad «, agregó. Los empresarios advierten que no ofrecer potencia al teletrabajo puede ser un punto de perdió de determinados perfiles profesionales, ya que hay trabajadores que pueden decidir acudir a otras empresas que les abren esta posibilidad.

Nada para asumir nuevos gastos

El teletrabajo ha supuesto un incremento del coste laboral para las pymes, aunque no todas ni todas han gastado lo mismo. En promedio, Pimec calcula que cada empresa ha invertido 322 euros por trabajador, principalmente para proporcionar equipos informáticos con los que trabajar desde casa. Sin embargo, el 56% de los entrevistados por los empresarios reconoce haber invertido 0 euros en aplicar el teletrabajo. Y es que la reticencia a asumir nuevos costes laborales supone un freno al despliegue de esta modalidad, como denunciaron los sindicatos. Según el estudio de Pimec, el 92% de las empresas encuestadas se niegan a pagar una compensación a sus empleados por el teletrabajo.

Noticias relacionadas

La negociación colectiva tiene aquí un problema pendiente y el hecho de que esté bastante paralizada no ayuda a desentrañar este problema. Para llegar, el Acord Interprofessional de Catalunya (AIC), el acuerdo sobre acuerdos negociados cada tres años por empleadores y sindicatos, está pendiente de renovación. Y no ha habido grandes avances en este 2021. El teletrabajo será uno de los pilares de este convenio que servirá de marco de referencia sobre el que luego renovar los convenios de los distintos sectores. Y luego, incluso los mismos acuerdos sectoriales están avanzando en línea. En Cataluña y España. Durante los primeros seis meses del año, empresarios y sindicatos firmaron 305 convenios; casi la mitad de los que se inscribieron para las mismas fechas en 2019.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *