Nuevo conflicto bélico en las fronteras de Europa: se intensifica la guerra entre Armenia y Azerbaiyán



La actualidad en Alicantur Noticias

Las autoridades de Armenia Y Azerbaiyán intercambiaron mensajes el lunes aclarando que no están dispuestos a retroceder en la región de Nagorno-Karabaj, donde los muertos ya están contados por docenas -Según cuentas oficiales- y los enfrentamientos persisten, informa Europa Press.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, ordenó la movilización parcial del país tras la escalada de tensiones con Armenia, en un decreto que entró en vigor este lunes, un día después de que comenzaran los ataques. Un portavoz de la Presidencia, Hikmat Hajiyev, dijo que ya se están tomando medidas para comenzar a aplicarlo y aseguró que continúen las operaciones militares.

Tanto las autoridades de Nagorno-Karabaj como el Primer Ministro de Armenia, Nikol Pashinian, ya habían decretado la ley marcial y movilización general. «El» régimen autoritario «de Aliyev ha reanudado las hostilidades. Ha declarado la guerra al pueblo armenio», dijo Pashinian.

Ninguna de las partes ha ofrecido un balance claro de lo sucedido en las últimas horas, ambas enfocadas en reclamar sus supuestas victorias militares contra el enemigo y culpar al otro lado. Azeríes y armenios se culpan mutuamente por iniciar una nueva escalada de enfrentamientos.

Según el ministro de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov, seis civiles murieron y otros 19 resultaron heridos por las agresiones armenias contra los «territorios ocupados», según la agencia APA. El Ministerio de Defensa ha incluido a dos menores entre estas víctimas, mientras que la Fiscalía ha abierto una investigación penal por los ataques a civiles, que presuntamente causaron 27 heridos.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Nagorno-Karabaj ha planteado 59 el número provisional de soldados muertos. El presidente del territorio, Araik Arutiunian, también aseguró que «hay decenas de heridos entre la población civil, y también hay muertos».

Un portavoz del Departamento de Defensa de Armenia, Artsrun Hovhannisian, informó que algunos de ellos 200 heridos entre sus tropas, algunos de los cuales ya han sido evacuados a la capital, Ereván. Indicó que «el enemigo no se detiene» y está llevando a cabo contraataques, pero aseguró que las fuerzas armenias han tomado nuevas posiciones con «batallas heroicas».

Además, según otro portavoz ministerial, «decenas de cuerpos enemigos» están ahora del lado armenio después de los últimos avances, informa la televisión pública armenia. El ejército número dos de Nagorno-Karabaj, Artur Sargsian, incluso dio una figura concreta del víctimas del enemigo, lo que lo coloca en «más de 400» hasta media tarde de este lunes.

Mientras tanto, el Ministerio de Educación de Azerbaiyán informó que muerte de dos niños y otras tres personas de la misma familia en los ataques armenios en «áreas densamente pobladas» de la línea de contacto.

«El bombardeo armenio en la ciudad armenia de Naftalán mató a toda una familia. Entre los fallecidos se encuentran Shahriyar Gurbanov, nacido en 2007, y su primo, Fidan Gurbanova, nacido en 2006 ”, indicó el ministerio, según la prensa azerbaiyana.

¿Y la diplomacia?

En medio de la escalada del conflicto, importantes potencias y organizaciones internacionales se han movilizado para intentar restablecer el alto el fuego, como el Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, quien pidió el cese «inmediato» de hostilidades en la región y volver «a las negociaciones sin demora».

Guterres transmitió este mensaje al presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y tiene la intención de hacer lo mismo con el primer ministro armenio, Nikol Pashinian.

Posteriormente, la Presidencia de Azerbaiyán confirmó la conversación y apoyó la resolución del conflicto «solo de acuerdo con las reglas de derecho internacional, la integridad territorial de Azerbaiyán y las resoluciones correspondientes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que piden la retirada inmediata e incondicional de las fuerzas armadas armenias de los territorios ocupados «.

También se quejó de que Bakú estaba al tanto de los «preparativos» de Ereván para «una nueva guerraDespués del discurso de Pahinian en la Asamblea General de la ONU, cuando denunció los ataques azerbaiyanos en la zona fronteriza y acusó a Turquía de interferir en la situación.

.