Ocho averías de coches más frecuentes en verano



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

Las altas temperaturas estivales y el estrés al que se ve sometido el vehículo en los viajes largos son las dos principales causas de avería del coche durante el verano. El nivel de riesgo aumenta con la edad del automóvil y un mantenimiento inadecuado. Teniendo en cuenta que el parque automovilístico español alcanza una edad media de 13,2 años y que hay más de 7 millones de coches con un mantenimiento inadecuado (de estos, la mitad son vehículos de más de 11 años, según el
Dirección General de Tráfico
), las probabilidades de que un el conductor tiene una avería en el verano son altos.

El portal para la venta de vehículos usados
OcasionPlus
análisis cuáles son las principales rupturas que se originan durante el verano:

1. Calentadores: Un filtro obstruido, una pérdida de refrigerante, una falla en el termostato … Hay muchas razones por las cuales el sistema de enfriamiento del vehículo no puede disipar el calor y hace que el indicador de temperatura suba al área roja del indicador. Es la causa clásica de los cientos de vehículos estacionados al costado de la carretera durante las vacaciones, especialmente con retrasos o subidas prolongadas.

Dos. batería: Es uno de los fallos más habituales del verano, llegando al 30% de los que se originan en estos meses.

3. Aire acondicionado: El uso excesivo del sistema de aire de la cabina puede provocar numerosos problemas como el deterioro de la resistencia, el desgaste de los conductos de aire e incluso una posible fuga de gas refrigerante.

Cuatro. Sistema de rotura: Los discos de freno pueden deformarse por el calor de la presión y por la temperatura exterior, comprometiendo la eficacia del proceso de frenado y por tanto la seguridad vial.

5. Radiador: Una de sus principales funciones es mantener frío el motor, por lo que la exposición a altas temperaturas afecta en gran medida su funcionamiento. Para evitar posibles fallas, es necesario verificar los niveles de líquido.

6. Ruedas: El efecto de calor del asfalto produce un mayor desgaste de los neumáticos, aumentando las posibilidades de explosión y pérdida de control del vehículo.

7. válvula de EGR: Es la parte encargada de redireccionar los gases con partículas contaminantes hacia el sistema de combustión para evitar que estas partículas se acumulen y lleguen al motor. En verano aumenta el nivel de partículas contaminantes en el aire, aumentando así el trabajo a realizar por la válvula EGR, que puede perder su eficacia y romperse.

8. Alternador: El uso excesivo del aire acondicionado y del sistema de enfriamiento del motor durante los días calurosos sobrecarga esta parte. Si está un poco deteriorado, en verano aumentan las posibilidades de que se deteriore.

“Los vehículos mayores de 10 años son los que más fallas mecánicas sufren, especialmente las relacionadas con problemas de motor y eléctricos”, señala. Fernando Rodríguez, CEO de OcasionPlus. «Invertir en el mantenimiento adecuado del vehículo con inspecciones periódicas es la mejor garantía al volante», agrega. El mantenimiento responsable del vehículo no solo garantiza la seguridad vial, sino también la eficiencia del vehículo, evitando un aumento del consumo de combustible y un gasto por averías.

Míralos
Comentarios

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *