Pedro Sánchez reinició su gobierno con una lluvia de millones de euros



La actualidad en Alicantur Noticias

Actualizado

El presidente pone en marcha la nueva etapa del gobierno anticipándose a más de 7.000 millones de fondos europeos

Imagen del nuevo gobierno este martes.
Imagen del nuevo gobierno este martes.PRENSA EUROPEA

No hay cobertura en la sala de prensa del Consejo de Ministros. Es difícil recibir llamadas y solo tienes internet si estás conectado a la red Wi-Fi. Isabel Rodríguez, la nueva ministra de Políticas Territoriales y portavoz del gobierno, consultó su teléfono móvil para un adelanto este martes. No ha llegado ningún mensaje, no ha llegado el último minuto. Su preocupación era sobre todo si había alguna noticia sobre Cuba.

Era el día de la inauguración, para tomar posición, para averiguarlo. Nadie le dijo que necesitaba conectarse a Wi-Fi para recibir mensajes de sus colegas de gabinete en caso de que sucediera algo importante o se necesitara alguna aclaración o anuncio. Gajes del primer día.

El nuevo gobierno de Pedro Sánchez experimentó su lanzamiento oficial el martes. Primera reunión de gabinete en la que el primer ministro quiso demostrar el cambio de ritmo que pretende. Sánchez quiere dejar atrás el escenario de la crisis socio-sanitaria. El gobierno cambia para que el ciudadano lo identifique con recuperación, empleo, inversión.

Y no perdió el tiempo con su agenda. El Consejo de Ministros ha aprobado inversiones públicas por importe de 7.116 millones de euros en fondos europeos, para temas como el vehículo eléctrico, la educación o la rehabilitación de viviendas.

La llegada de los fondos

Se trata de una inversión más que significativa: el Proyecto Estratégico de Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del Vehículo Eléctrico y Conectado supone una inversión pública de 4.300 millones entre 2021 y 2023, a los que se suman 1.185 millones de euros para política educativa, de de los cuales 1.097 millones, provenientes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), serán invertidos en digitalización, programas de fortalecimiento educativo y unidades de apoyo y orientación para el próximo año escolar. Finalmente, 1.631 millones para la rehabilitación de viviendas y edificios públicos entre las comunidades, Ceuta y Melilla para este 2021.

Una importante inyección de dinero público sobre todo, porque fue este martes, por fin, cuando los ministros de Economía y Hacienda de la UE (Ecofin) dieron luz verde al Plan de Recuperación de España, junto al de otros 11 países.

A falta de una serie de trámites administrativos y burocráticos, que podrían tardar algunas semanas, Moncloa espera que los primeros 9.000 millones de euros lleguen a las arcas públicas a finales de julio o principios de agosto. La previsión es que lleguen otros 10 mil millones a finales de año. Este martes, de una sola vez, ya se han utilizado 7.000 millones de esos fondos europeos.

El Gobierno, para no esperar a esta aprobación definitiva de los fondos, ha destinado la cantidad de 27.000 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 como anticipo de dinero europeo, con el fin de poder aprobar diversas partidas relativas a la Plan de recuperación enviado a Bruselas. Por último, este año España recibirá de Europa 8.000 millones menos de lo esperado.

«Para cambiar la vida de las personas»

“Estos acuerdos mejorarán y cambiarán mucho la vida de las personas” es el lema que el Ejecutivo quiere traspasar ahora. Que los fondos europeos sirvan para sacar la crisis y también el «conflicto político» con Cataluña del centro del debate y para enfocar el mensaje de que las mejoras llegarán al ciudadano. Que será palpable.

Así ha subrayado Rodríguez, en su debut como portavoz, al explicar los 1.631 millones destinados a la rehabilitación de viviendas: «Son proyectos para mejorar nuestros barrios. Para cambiar la vida y la imagen de las pequeñas y medianas ciudades».

El propósito del Ejecutivo en esta segunda parte de la legislatura es intentar reconectar con la sociedad tras el desprendimiento generado por la crisis social y sanitaria de la pandemia de coronavirus y su gestión por parte del Consejo de Ministros, donde la empresa en ocasiones ha sido amonestada. violaciones al pacto de gobierno o la demora en medidas sociales, como la Ley Trans -ya aprobada- o la Ley de Vivienda -que ha sido bloqueada-.

“Hoy comenzamos a escribir una historia de éxito”, con este mensaje eufórico, Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, resumió el cambio de ritmo. Estamos en otro momento, donde la llegada de fondos europeos nos hace mirar al futuro con optimismo ”, agregó Rodríguez.

Se profundiza una reorganización de la acción gubernamental como un continuo de su remodelación. Este es el mensaje que el propio Sánchez transmitió a sus nuevos ministros: están en el Consejo de Ministros para hacerse cargo de la reactivación económica que se espera y mostrar una nueva imagen, más rejuvenecida y vinculada a la carretera, de ahí la incorporación de tres socialistas. alcaldes.

Nuevo ‘comunicador’

Esta nueva etapa no solo concierne a la acción del gobierno, sino también a la comunicación. Sánchez también quiere renovar esta trama para darle más peso político a la Secretaría de Estado de Comunicación. Así, en los próximos días la salida de Miguel Ángel Oliver, que ha ejercido esta función desde que Sánchez llegó a La Moncloa en 2018.

Su marcha se fortaleció sobre todo tras los cambios de presidencia, básicamente con la despedida de Ivn Redondo, jefe de gabinete de Sánchez, de quien depende.

El nombre elegido para relevar a Oliver es, hasta el día de hoy, el de Francesc Valls, excongresista del PSC. Esto ya ha coincidido con la actual portavoz ejecutiva, Isabel Rodríguez, en el grupo parlamentario socialista, donde ha llegado a integrar la dirección del mismo como vicesecretaria general. Su nombramiento implicaría la pretensión de Sánchez de darle a este cargo un perfil más político.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *