Piden la acusación de dos cargos de Defensa y Extranjero para esclarecer las contradicciones sobre el ingreso de Ghali



El periódico digital de Alicantur Noticias

La fiscalía exigió que se tome declaración al teniente general y exjefe de gabinete del exministro Gonz & # 225;  lez Laya.
El líder del Polisario, Brahim Ghali. | Europa Press

Las nuevas comunicaciones del Juzgado de Educación número 7 de Zaragoza revelan contradicciones internas entre el Ministro de Defensa y el Ministro de Relaciones Exteriores sobre el control al que deben someterse los pasajeros de países fuera de la Unión Europea a su llegada a España y para poder permanecer allí.

Según la Defensa, existían instrucciones precisas que regían este control y fueron desatendidas por orden del propio Ministerio de Defensa. Pero, según el Ministerio de Relaciones Exteriores, el incumplimiento de las instrucciones dadas por la Defensa en caso de Brahim ghali se trata de una «práctica consolidada» y se ajusta a la legislación vigente en todos sus aspectos. Este hecho, junto con otros, motivó a la Fiscalía a haber decidido solicitar la acusación de los dos interlocutores ministeriales.

Los interlocutores son autoridades muy altas de ambos ministerios. En el caso del Ministerio de Asuntos Exteriores, de la Unión Europea y de Cooperación (MAUC), es Camilo Villarino March, ex director del gabinete de ex ministros de rama, Alfonso Dastis (PÁGINAS), Jose borrell (PSOE) e Arancha González Laya.

El que corresponde al Ministerio de Defensa es el Teniente General Francisco Javier Fernández Sánchez, Segundo Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea cuyas funciones incluyen el ejercicio «como Autoridad Nacional de Supervisión Militar (NSA) para la implementación de la legislación del Cielo Único Europeo».

Recuerde que el General de Brigada, exjefe de la Base Aérea de Zaragoza, José Luis Ortiz Cañavate, el 22 de junio de 2021, sin duda informó al juez de instrucción que “la base aérea de Zaragoza cuenta con un Procedimiento Operativo en virtud del cual aterrizan allí pasajeros de aeronaves extranjeras procedentes de países fuera de la zona de Schenguen deben pasar por el control de pasaportes, actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado del aeropuerto civil.

Y agregó: “Este reglamento se basa en una Instrucción General del Estado Mayor de la Fuerza Aérea. En este caso no se siguió el procedimiento habitual por orden recibida del Estado Mayor de la Fuerza Aérea”.

Sin embargo, el jefe del Ejército del Aire intervino en comunicaciones con el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Teniente General Francisco Javier Fernández Sánchez, consideró posible y correcto ignorar estas instrucciones y ordenó que esto se hiciera de acuerdo con la información textual antes mencionada.

De hecho, el propio General Ortiz afirma, como se desprende de su testimonio escrito, que ha recibido una orden al efecto de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, es decir, el teniente general Fernández Sánchez, por lo que en el caso de Brahim Ghali no se hubiera seguido el procedimiento habitual contenido en la instrucción general del Estado Mayor de la Fuerza Aérea.

Instrucciones de suspensión de defensa

De acuerdo con la respuesta de Fernández Sánchez al Juzgado de Zaragoza, cabe deducir que, entre las competencias que tiene en materia de vuelos estatales, como sucedió, así como los vuelos internacionales en los que se tramitan cuestiones técnicas relativas a varios vuelos estatales que se coordinan con el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, es suspender en algunos casos la aplicación de las instrucciones impartidas por el propio Ministerio de Defensa.

Su contacto en el Ministerio de Relaciones Exteriores del Ministerio de Defensa, Camilo Villarino March, lo contactó por teléfono y WhatsApp el 18 de abril. Las conversaciones de este último medio fueron omitidas por Villarinos en su declaración pero fueron mencionadas por el teniente general Fernández Sánchez en la suya, por lo que el juez Lasala las reclamó.

Dice palabra por palabra Villarinos: «Durante las comunicaciones, relativas a la llegada de la aeronave objeto de interés, durante todo el 18 de abril entre yo y el entonces Segundo Jefe General de la Fuerza Aérea, Sr. Francisco Javier Fernández Sánchez, preguntó a las 17.30 horas si nosotros (MAUC, acrónimo de Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación) queríamos que se completaran los trámites de aduana o inmigración. El abajo firmante responde que no fue exacto, una respuesta perfectamente coherente tanto con la práctica consolidada como con la legislación vigente aplicable ”.

Por lo tanto, de acuerdo con Villarinos, era el Jefe del Estado Mayor del Aire Francisco Javier Fernández Sánchez quien insinuó la posibilidad de violar las instrucciones vigentes en la base aérea de Zaragoza y de hecho preguntó abiertamente.

El citado exdirector de Gabinete del exministro González Laya respondió que no consideraba necesario realizar el trámite aduanero o migratorio que figura en las instrucciones del Ministerio de Defensa que debía realizar el Jefe General de la Base Aérea de Zaragoza. cumplir, a quien se le ordenó no respetarlos según su propio testimonio.

Además, consideró que el desconocimiento de estas disposiciones vigentes formaba parte de una práctica «constituida» en cumplimiento de la legislación vigente, que era la que debió haberse aplicado hasta que se ordenó violarla.

Por este y otros, como no haber facilitado el contenido de las conversaciones vía WhatsApp entre los dos y no mencionar en sus testimonios escritos en ningún momento a la persona de Brahim Ghali, lo cual es muy extraño, la acusación ejercida por el abogado malagueño Antonio Urdiales. ha decidido pedir al juez de instrucción encargado del caso que recoja declaración tanto de Villarinos como de Fernández Sánchez, como sospechosos.

.