Planas estalla contra la campaña anti-carne de Garzón: «Está mal cómo mata el azúcar»



El periódico digital de Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

Nutriscore, azúcar y ahora carne … Los títulos de Agricultura y Consumo, Luis Planas Alberto Garzón, respectivamente, vuelven a chocar y muestran públicamente sus diferencias respecto a una campaña también impulsada por la coordinadora general de Izquierda Unida (IU). También tuvo cierta polémica con la ministra de Industria, Reyes Maroto, sobre el turismo y el tipo de empleos que genera. En esta ocasión se publicó en Twitter un video promocionando la disminución del consumo de carne y responsabilizar al sector de una parte importante de la contaminación, que ha provocado una nueva polémica entre los dos ministros.

Al respecto, en entrevista con TVE, aseguró que su colega del Consejo de Ministros conocía esta iniciativa, aunque admitió que no se había pronunciado personalmente sobre ella en los últimos tiempos. En este sentido, explicó que «Los ministerios están en continua coordinación y, de hecho, hoy tienen una reunión y saben cuál es el trabajo y ahí me quedo ». En paralelo, Planas brindó su versión a la SER y negó tener conocimiento de la campaña de Garzón.

En particular, el Ministro de Agricultura sostuvo que la Iniciativa del Consumidor «Es tan malo como el azúcar mata» y agregó que está «absolutamente fuera de lugar» referirse al sector cárnico de esta manera. En este sentido, recordó la participación de esta actividad en la generación de riqueza en España y dijo que los políticos deben brindar seguridad a todos los ciudadanos.

Por su parte, Garzón también se refirió a la estrategia «España 2050» publicado hace unas semanas, en el que «aparecía esta línea estratégica de que era necesario reducir el consumo de carne».

Una convivencia compleja

En cualquier caso, la convivencia entre Consumo y Agricultura no es sencilla: el primer gran choque se produjo en octubre del año pasado cuando Consumo lanzó una campaña en la que aseguraba que el «El azúcar mata» y lo comparó con el humo del cigarrillo. Todo ello ha generado una fuerte reacción del sector azucarero que ha contado con el apoyo de partidos como el PP e instituciones como la Junta de Castilla y León. Posteriormente, fue Nutriscore quien puso a prueba la relación entre Garzón y Planas.

En este argumento, Garzón terminó admitiendo que este sistema de etiquetado nutricional frontal era «insuficiente» y «no perfecto». Por su parte, Planas también atacó este sistema en marcado contraste con su colega del Consejo de Ministros: «Nada que perjudique la dieta mediterránea puede ser aprobado por el gobierno», dijo en marzo. Cabe recordar que otorgó bajas calificaciones a productos españoles como el jamón serrano y el aceite.

Míralos
Comentarios

.