Pocas mujeres eligen carreras científicas y tecnológicas debido a prejuicios de género



El periódico digital de Alicantur Noticias

Cada vez son más las mujeres que optan por estudios relacionados con la salud y la atención y menos optan por dedicarse a los campos. MADRE (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) desde continúan encontrando prejuicios de género en su trayectoria, según un estudio del grupo de investigación GenTIC de Instituto Interdisciplinario de Internet (IN3) de El Universidad Abierta de Cataluña (UOC).

En el estudio, dirigido por el investigador Milagros Sáinz, investiga las razones por las que las mujeres no se inscriben en carreras relacionadas con STEM y explica por qué eligen estudios más relacionados con la salud y la atención. “Conocer la problemática que enfrentan las mujeres jóvenes ya inscritas en los campos STEM y con experiencia profesional es fundamental para poder establecer estrategias y políticas de retención del talento femenino”, dice Sáinz.

Para la investigación, se entrevistó en profundidad a 11 hombres y 15 mujeres, de entre 18 y 29 años, de Barcelona y Madrid, que hayan cursado una carrera STEM o estén comprometidos profesionalmente en alguno de estos sectores, desde hace hasta cinco años. Los hallazgos, publicados en la revista Emerging Adulthood, ayudan a determinar qué obstáculos enfrentan mujeres y hombres, cómo los enfrentan y qué estrategias utilizan para superarlos.

Estereotipos y maternidad

Después de analizar los resultados, los investigadores notaron que Los estereotipos de género siguen presentes en estos sectores y hacen que muchas mujeres los consideren profesiones masculinas. subestimar sus habilidades para dedicarles. Otro factor que destacaron es la preocupación mostrada por algunos de los participantes por compatibilizar su carrera con la maternidad sin ser sancionado. De los quince encuestados, nueve creen que ser madre dificulta su desarrollo profesional y les impide seguir una carrera exitosa. Según ellos, esto no les pasa a sus compañeros masculinos.

«Las mujeres toman conciencia de las desigualdades, no las naturalizan y los hombres, por su parte, también son conscientes de sus privilegios y, si se les educa en la igualdad y la justicia social, pueden convertirse en agentes de cambio», explica la investigadora de GenTIC y co -autor del estudio, Lídia Arroyo.

Falta de referencias

El estudio también determina que desde falta de mujeres con un historial de éxito En el campo de STEM, muchas chicas con talento abandonan la idea de dedicarse a estos sectores. “Cuando terminan sus estudios, las mujeres enfrentan desigualdades estructurales de género en el mercado laboral, pero también una falta de referencias, como madres y científicas”, explica la primera autora del trabajo, Alisa Petroff.

Noticias relacionadas

Aproximadamente el 30% de las niñas eligen estudiar STEM en la escuela secundaria, pero al final, solo el 3% elige seguir una carrera en tecnología de la información y la comunicación, y solo uno 5% matemáticas y estadísticas, en cuanto a los hombres, según datos de la UNESCO. Por el contrario, en el sector relacionado con la salud y la asistencia, como la medicina, la enfermería o la farmacia, hay una participación femenina de más del 70%.

Según las investigadoras de este estudio, la falta de profesionales en los sectores tecnológicos será uno de los principales retos del futuro y por eso «el talento femenino y el potencial de las mujeres no se puede desaprovechar», señalan. “Hay que incentivar a las empresas a contratarlas y retenerlas, impulsando fórmulas más flexibles que les permitan conciliar la vida personal y laboral sin tener que elegir una cosa u otra”, declaran.

.