Polémica en Tokio 2020 con Laurel Hubbard, la primera transgénero olímpica



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Laurel Hubbard, previamente Gavin hubbard, hará historia al ser el primer atleta transgénero en participar en los Juegos Olímpicos. Lo hará en Tokio en busca de una medalla en la disciplina de halterofilia. Particularmente en la categoría más alta (+ 87 kilos). Además, Laurel será una de las más antiguas del torneo y de su disciplina, compitiendo con 43 años.

«Estoy agradecido y honrado por la amabilidad y el apoyo que me han brindado tantos neozelandeses», La propia Hubbard dijo en un comunicado emitido por el Comité Olímpico de Nueva Zelanda. De momento se queda al margen y no quiere acudir a la prensa para no alimentar el debate.

Hubbard tomó la decisión de alejarse del centro de atención y las entrevistas y asentarse en una burbuja doble. No irá a los medios de comunicación ni abandonará la Villa Olímpica. Pero la polémica también la perseguirá ya que, por ejemplo, su elección por Nueva Zelanda dejó a su compatriota, Nimi Manumua, de 21 años, sin participación en Tokio.

Por otro lado, han hablado sus rivales, como Anna Van Bellinghen, que no dudó en quejarse: «Cualquiera que haya entrenado levantamiento de pesas a un alto nivel sabe que es injusto. Esta situación en particular es injusta para los deportes y los atletas. Es una broma de mal gusto».

Recuerda que Laurel dejó de ser Gavin a los 35 años y fue seleccionada luego de un complejo proceso hormonal. El Comité Olímpico Internacional se defiende alegando que ha superado y cumplido todos los criterios para llegar a Tokio 2020. A partir de 2015, las atletas femeninas en transición al género femenino pueden ser del juego «siempre que sus niveles de testosterona estén por debajo de 10 nanomoles por litro durante al menos 12 meses antes de la competencia»

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *