Primer duelo televisado de los tres candidatos a suceder a Merkel



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Primer duelo televisado de los tres candidatos a suceder a

A menos de un mes de las elecciones más reñidas de la historia alemana, los tres principales candidatos se enfrentarán esta noche en el primero de los tres debates televisados ​​programados hasta el 26 de septiembre. El nombramiento es único por muchas razones: por primera vez no habrá canciller en el cargo para defender su gestión; los participantes son tres, y no dos, como hasta ahora, y ocurre en un momento clave de la campaña electoral, con los tres partidos muy parejos en las urnas. No hay duda de que Alemania tendrá por primera vez un gobierno de coalición tripartito.

Más información

Lo que queda por ver es cuál de los que se enfrentan hoy liderará esa alianza. Tenemos por delante semanas o meses de intensas negociaciones, y nadie descarta que Angela Merkel continúe en el cargo de canciller cuando llegue la Navidad. Las últimas encuestas auguran un empate entre los conservadores de la CDU y la CSU y los socialdemócratas del SPD, algo más del 20% de la voluntad de voto. Los Verdes se están quedando atrás, pero muy cerca, rondando el 18%.

En vísperas del duelo a tres bandas (prueba, como lo llamaron los medios alemanes, jugando con duelo), el sábado tercero se publicó una nueva encuesta que confirma la caída de los conservadores, encabezada por el centrista Armin Laschet. Encuesta de Insa para el periódico imagen, el más leído en Alemania, aumenta la ventaja de los socialdemócratas sobre la de otras sociedades de encuesta de opinión: 24% de los votos para el SPD de Olaf Scholz, 21% para los conservadores y los Verdes se mantienen en un 17%.

Los analistas coinciden en que Laschet, de 60 años, llega al debate muy movido, no solo porque su partido -que el verano pasado tenía casi 20 puntos de ventaja sobre el SPD- se hunde en las intenciones de voto, sino también porque su equipo de evaluación va de mal en peor. . Los alemanes no lo ven como canciller. Merkel, que hasta hace poco estaba al margen de la campaña electoral, acudió a su rescate presentándose con él en un acto electoral.

Únete a Alicantur ahora para seguir todas las novedades y leer sin límites

Registrate aquí

El fenómeno contrario ocurrió en la casa de los socialdemócratas. Scholz, de 62 años, vicecanciller y ministro de Finanzas del gobierno de coalición de Merkel, siempre ha sido muy apreciado individualmente, pero no ha logrado traducir este impulso en las cifras de su partido. Hasta ahora. Su reputación como un gerente serio y eficiente, un político experimentado en quien se puede confiar, finalmente ha salvado al SPD del sótano demográfico.

Laschet, que acumuló errores en la pretemporada, debe recuperar la confianza de los alemanes. No podrá mantenerse a la defensiva y responder en tono presidencial, pero será su turno de atacar, especialmente Scholz. Ahora su rival es él. En abril fue la candidata verde, Annalena Baerbock, de 40 años, quien tras su nombramiento empujó a su partido a superar a los conservadores en intenciones de voto. Sus errores no forzados, junto con una campaña de desprestigio sucia sin precedentes en Alemania, la han desalojado de arriba. Si alguien aprovecha el debate para atacar a sus oponentes, sin duda será ella.

Baerbock se parece a la caja de cambios delante del status quo representado por Scholz y Laschet, presidente de la región de Renania del Norte-Westfalia. Sin ser agresivo, lo que no gusta a los votantes alemanes, puede señalar con el dedo a los representantes de los dos partidos gobernantes y culparlos por sus errores e inacción. Se espera que Scholz adopte la actitud de un estadista, para no dejarse engañar, y aproveche la oportunidad para poner en televisión sus promesas electorales. El SPD realizó una campaña muy personal con Scholz. Su rostro sobre un fondo rojo domina los carteles electorales en todo Berlín, mientras que Laschet es apenas visible. Sus mensajes también fueron muy claros: aumentar el salario mínimo a 12 € la hora, luchar contra el cambio climático y la estabilidad del empleo y las pensiones.

El programa, emitido por las redes privadas RTL y ntv, tendrá una duración de 110 minutos, no tendrá cortes comerciales y los candidatos no saben qué encontrarán: no han sido informados sobre los temas que se tratarán. Se espera que hablen de las dos crisis actuales, la de Afganistán y la del coronavirus, y por supuesto los temas importantes de la campaña electoral: la lucha contra el cambio climático, la economía, el trabajo y la protección social. Quedan otros dos debates, los días 12 y 19 de septiembre. Otra novedad. Cuando Merkel defendía su gestión, limitó las apariciones en televisión a un solo debate.

Siga toda la información internacional sobre Facebook Y Gorjeo, o en nuestro boletín semanal.