Pulse enterrado en el gobierno valenciano por el archivo del hermano de Ximo Puig



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Actualizado

Aunque fuera de las puertas no hay fisuras en el apoyo al presidente de sus socios, el PSOE interroga internamente la investigación de Comprom con una batería de preguntas escritas.

El presidente Ximo Puig habla con los vicepresidentes Mnica Oltra y Rubn Martnez Dalmau.
El presidente Ximo Puig habla con los vicepresidentes Mnica Oltra y Rubn Martnez Dalmau.EM

El presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, ha vuelto a esquivar el dardo del PP que intenta ponerle en el centro de la trama que afecta a su hermano, el El empresario castellonense Francis Puig. Y lo hizo con el apoyo de sus socios Generalitat, Comproms y Unidos Podemos, que volvieron a rechazar la comisión de investigación en las Cortes que reclamó el PP sobre ayudas al valenciano, de la que las empresas vinculadas a Francis Puig y sus asociados y que terminó en la corte. Ahora bien, detrás de este cierre de filas hay en realidad un impulso oculto en el Consell.

El motivo no es otro que el papel que jugó Comproms en otro tema que, al mismo tiempo, golpeó de lleno a Francis Puig y sus colaboradores: la investigación que acabó con la sanción de la Comisión de Defensa de la Competencia de la Comunidad Valenciana, que concluyó que el hermano de Puig y sus socios habían montado un «cartel» para amar un concurso en la televisión pública valenciana Punt.

El organismo que vela por la defensa de la competencia no solo depende del Ministerio de Economía, sino que el subsecretario de este departamento que controla Comproms fue quien dirigió la investigación a las empresas Puig y sus socios tras ser denunciado por Punt. Además, conversaciones privadas de WhatsApp que las actas de las empresas que intervinieron fueron remitidas directamente por el Departamento a la Fiscalía Anticorrupción ya la Agencia Valenciana Antifraude.

¿El Ministerio de Economía ha sido demasiado celoso con estas empresas en cuestión? Es la duda que el PSOE insinúa con su último movimiento, que en la práctica llega a cuestionar el criterio de su socio de gobierno en cuanto a su actuación en este caso. Aunque la competencia está dirigida principalmente a Puertos de comunicación (vinculado a Francis Puig) ya Canal Maestrat Y Kriol Produccions (de los socios de Adell Bover), el PSOE recuerda que la denuncia de la radio televisión pública estaba dirigida a siete empresas.

Expediente sancionador

Con este argumento, el diputado socialista Rosa de Falastn Mustaf Básicamente le escribió a Economa preguntando por qué solo unas pocas empresas – las relacionadas con el hermano del presidente – fueron investigadas y con qué criterio: «¿Qué empresas tenían que aportar la documentación y de qué tipo? ¿Estas empresas iniciaron un expediente sancionador del Ministerio? Ninguno se ha abierto expediente sancionador contra ninguna de estas siete empresas, ¿cuál es la causa y qué organismo ha dictado la resolución correspondiente? La economía aún no ha respondido.

Esa encuesta de competencia también reveló a través de charlas entre empresarios cómo se coordinaban para calificar para el ayuda al valenciano del gobierno de Puig. Hasta el punto de que incluso se descubrió que los socios incluso pensaron en un cantante guineano para participar en las becas de música en valencia.

Pero, fuera, no hay grietas en el Gobierno valenciano con este problema con el que el presidente siempre ha intentado distanciarse, como no ha habido en el caso del exmarido de la vicepresidenta Mnica Oltra, condenado por abuso sexual de menor cuando estaba bajo la tutela de la Generalitat.

La última propuesta del PP de una comisión investigadora sobre todas las ayudas al valenciano recibió el no sensacional de los tres socios de Botnic. La vicepresidenta del PP en las Cortes, Eva Ortiz, denunció que la red de Puig y sus asociados ha obtenido «ilegalmente» desde que Ximo Puig se incorporó a la Generalitat un total de 2,3 millones de euros en aportaciones, de los cuales “más del 50% para ayudas a la promoción de la Valenciana”.

Sin embargo, las empresas en cuestión ya reciben ayudas antes de 2015 «con los mismos criterios técnicos», según Comproms. Para Unidos Podemos, el PP simplemente «tiene una obsesión por el valenciano y el estigmatismo».

Ahora, no olvides que estos ayudan ocuparán el primer puesto alto del Ejecutivo de Puig en el banquillo. Al Director General de Política Lingüística, Rubn trenzano, de Compromessi, se abrió un juicio oral por el delito de falsificación de documento público, es decir, por supuesta cobertura de la ausencia de controles por parte de la Generalitat sobre las subvenciones concedidas a Francis Puig.

.