Qué hacer si te quedas atascado en tu coche en una nevada



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El barco de Ávila

Actualizado:

Ha llegado el año nuevo nuevas restricciones de movilidad debido al rebote en los casos de Covid-19 y con la nieve. Este elemento ya está presente en gran parte del territorio español y las previsiones apuntan a que se extenderá a más zonas en los próximos días, incluido el Día de Reyes.

Aunque desde entonces DGT aconseja evitar viajar en coche, si no tiene más remedio que viajar en estas condiciones debe ser proactivo, llevar cadenas (además de saber ponérselas y quitárselas) o neumáticos de invierno, para evitar en gran medida atascarse en la carretera.

Como precauciones adicionales podemos seguir una serie de consejos que pueden ser de gran utilidad si finalmente la nieve o el mal tiempo nos impiden continuar la marcha.

En primer lugar, no conviene salir del vehículo ni apagar el motor. Tienes que dejarlo encendido y con la calefacción encendida. Si bien es más fácil decirlo que hacerlo, trate de mantener la calma. Tarde o temprano vendrán al rescate las quitanieves o la Guardia Civil de Carretera. Mientras espera, vigile el desagüe de vez en cuando, asegurándose de que no se obstruya con la nieve acumulada. De vez en cuando, durante aproximadamente media hora, logramos abrir las puertas o ventanas del coche durante unos segundos para oxigenar el interior del vehículo.

debe evitar quedarse dormido, y debemos beber agua y escuchar la radio para seguir las posibles instrucciones.

Antes de llegar a este punto, si tenemos que sacar el coche por necesidad, convendría conocer el estado de la carretera por el cual circularemos antes de iniciar cualquier tipo de recorrido. Si las condiciones son muy difíciles, siempre es mejor posponerlo.

Si a pesar de todo decidimos viajar, vale la pena abastecerse artículos como ropa abrigada, agua, comida y una linterna (siempre debe llevarse). Además, llevar un teléfono móvil y, si disponemos, el cargador del coche o una batería auxiliar.

Aunque nunca es bueno llevar el depósito muy vacío, en invierno es recomendable llevarlo lo más lleno posible. Si nos atascamos, es una fuente de calor (calefactor de coche). Además, si tenemos un coche diésel y lo vamos a dejar unos días en una zona muy fría (esto es para esquiadores) sería conveniente añadir medio litro de gasolina al depósito. No le pasará nada y como la gasolina no se congela evitaremos que el diesel se congele y nos deje en el suelo.

Ventanas libres de nieve y hielo. Si vamos a buscar el coche y está nevando, no es recomendable utilizar agua caliente ya que el salto de temperatura podría romper el cristal. Es mejor usar el raspador típico y, si las ventanas se empañan, por extraño que parezca, es mejor encender el aire acondicionado durante unos segundos.

Míralos
Comentarios

.