Quién es quién en la crisis del Ayuntamiento de Granada



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

De izquierda a derecha, Sebastián Pérez, Luis Salvador, Francisco Cuenca, Francisco Fuentes y José Antonio Huertas.
De izquierda a derecha, Sebastián Pérez, Luis Salvador, Francisco Cuenca, Francisco Fuentes y José Antonio Huertas.Fermín Rodríguez

A partir del miércoles, el Ayuntamiento de Granada tiene nuevo alcalde, el socialista Francisco Cuenca. Su llegada al sofá fue algo inesperado porque hace apenas unas semanas la legislatura estaba en manos de Luis Salvador, alcalde de Ciudadanos, y en el deseo del Partido Popular. Pero la promesa incumplida de Luis Salvador de entregar la alcaldía al PP en la segunda mitad de la legislatura provocó el enfado de algunos de sus socios de gobierno del PP. La crisis comenzó el pasado mes de mayo, con Sebastián Pérez (líder de la lista del PP) abandonando el equipo de gobierno y el partido. Luego se lanzó un operativo que la gente creyó necesario para obtener la alcaldía, pero que terminó entregando la subasta de mando a los socialistas. Estos son algunos de los actores de esta extraña representación política.

Protagonistas

Francisco Cuenca, el alcalde inesperado

Francesco Cuenca.
Francesco Cuenca.Fermín Rodríguez

Francisco Cuenca (Granada, 51), Paco para todos en la ciudad, es profesor de educación física y a pesar de ser la lista más votada en las últimas elecciones municipales, su llegada al cargo siempre ha sido difícil. Tanto es así que no llegó gracias a la coalición PP-Cs-Vox, que sumó 14 votos, uno más que los 13 que sumó. Hasta hace apenas una semana nunca se hubiera imaginado terminar el período como alcalde, pero aquí está.

No es la primera vez que llega inesperadamente a la alcaldía o de la mano de Luis Salvador. En 2016, tras la detención y posterior renuncia del entonces alcalde popular José Torres Hurtado, logró convertirse en alcalde gracias a los votos de Luis Salvador y su grupo municipal. Después de tres años como alcalde y a pesar de ser el que más votos obtuvo, Salvador se decantó por el grupo contrario en esta ocasión.

Cuenca trabajó en el gabinete de la Diputación del Ayuntamiento de Granada y, posteriormente, como Delegado Provincial de Obras Públicas e Innovación, donde fue imputado y procesado por un juzgado de Sevilla por contratar empresas privadas para inspeccionar los cursos de formación del Ayuntamiento. En 2020, la fiscalía pidió que se cerrara el caso. Algunas fuentes señalan que este es un criterio compartido por el juez que, sin embargo, no se limitó a cerrar el asunto.

Luis Salvador, el regidor obligado a marcharse

Luis Salvador.
Luis Salvador.Fermín Rodríguez

Luis Salvador (Córdoba, 58) es licenciado en Ciencias Políticas y sus primeros pasos políticos fueron en el PSOE. En efecto, un largo viaje comenzó a finales del siglo pasado en la Diputación de Granada y culminó con un importante período como senador, de 2004 a 2011. En 2012 intentó, sin éxito, ser secretario provincial de los Socialistas de Granada. Tras su quiebra, volvió a su puesto de funcionario de la Diputación Foral de Granada. Durante ese tiempo se convirtió en un hablador habitual del programa. El gato en el mar, de Intereconomía TV. Allí conoció a Albert Rivera, quien lo llevó a Ciudadanos. En 2015 consiguió un escaño en el Congreso con su nuevo partido, cargo que compatibilizó con el de concejal de Granada. Sus relaciones con Rivera estaban perdiendo vigor y nunca fueron particularmente buenas ni siquiera con Inés Arrimadas, quien nunca visitó la ciudad en sus dos años como alcaldesa. Salvador aceptó un pacto de alternancia con el PP pocas horas antes de asumir el cargo de alcalde, pero nada más asumió el cargo se olvidó del pacto. Eso ha molestado a algunos en el PP y ahora, Salvador ya está fuera del equipo de gobierno y probablemente de los Ciudadanos, que han anunciado su expulsión.

Sebastián Pérez, el candidato popular que nunca dejó de intentar llegar a la alcaldía

Sebastián Pérez.
Sebastián Pérez.Fermín Rodríguez

Sebastián Pérez (Granada, 55) estaba todo en el PP. Presidente provincial desde hace más de 15 años, senador, vicepresidente y concejal. Confiesa que es amigo íntimo de Rajoy y, en ese momento, también de Pablo Casado, quien presentó su programa electoral para la ciudad antes de las elecciones municipales. Ya no. Pero su sueño siempre ha sido ser alcalde de la ciudad y en 2019, como número uno de la lista, el pacto 2 + 2 con Ciudadanos lo puso en un plato. Con siete concejales, frente a los 10 del PSOE podría convertirse, al menos durante dos años, en primer alcalde. Lástima que Salvador olvidó el acuerdo minutos después de asumir el cargo. Durante los últimos dos años, Pérez ha estado en el equipo de gobierno, pero se ha convertido en una molestia tanto para Salvador como para su propio partido, que según dijo le ha quitado competencias hasta dejarle un asiento vacío. En mayo dijo literalmente «hemos llegado hasta aquí» y anunció que dejaría el partido y el gobierno local. Nadie pensó en su momento que eso supondría dar el testimonio como alcalde al PSOE, pero el PP mostró, lo que no había sucedido mientras era candidato, el interés por la alcaldesa. No ha hablado en público en los últimos dos meses. El resto es historia, el PP jugó a ganar y acabó perdiéndolo todo en Granada.

Personajes secundarios

Francisco Fuentes, el hombre popular que sintió que nunca llegaría a ser alcalde

Francisco Fuentes.
Francisco Fuentes.Fermín Rodríguez

Francisco Fuentes (Jódar, Jaén, 56) es Licenciado en Derecho y Abogado de la Seguridad Social, entidad que dirigía en Granada. Sexto en la lista del PP para las elecciones municipales de 2019, fue el candidato popular en las elecciones de este miércoles en el Ayuntamiento de Granada. El motivo es que Sebastián Pérez anunció al dimitir que solo apoyaría ese nombre y el PP se vio obligado a proponerlo para conseguir un voto extra. En ninguno de los informes anteriores, el partido logró obtener más de 12 votos, por lo que nunca tuvo una oportunidad real una vez que el alcalde anterior anunció su apoyo a la lista de los mejor calificados. Su primera incursión en la política fue en 2016, cuando fue nombrado diputado delegado del Gobierno en Granada. En 2018 dejó el cargo y la política activa para regresar como concejal en 2019. Ahora, su nombre fue lanzado hace poco más de 72 horas como posible alcalde aunque nadie realmente creyera en él.

José Antonio Huertas, el fiel consejero al que Cs propuso sin éxito como alcalde

José Antonio Huertas.
José Antonio Huertas.Fermín Rodríguez

José Antonio Huertas (Granada) es licenciado en Química por la Universidad de Granada y fue vicerrector del Colegio Oficial de Química del Sur. Desde el año 2000 hasta su llegada al Ayuntamiento trabajó en el grupo Athisa, siempre en puestos directivos. Este último como director general de la empresa en Portugal. Huertas fue el único consejero verdaderamente fiel a Luis Salvador durante toda la legislatura y, sobre todo, en el último mes en el que ambos gobernaron la ciudad sin más ayudas. Fue concejal de Igualdad, entre otras cosas, pero tras la renuncia de una de sus compañeras del equipo de gobierno, Lucía Garrido, escribió un tuit en el que dijo que el puesto «siempre ha sido muy importante para ti, pero lo peor es que nunca te has permitido aprender por ti mismo por mucho que lo intentes». El último golpe fue que la dirección de su partido lo nombró públicamente alcalde para el pleno de este miércoles como solución de compromiso para que PP y Cs puedan seguir gobernando la ciudad. La propuesta cayó en oídos sordos porque Huertas se mantuvo del lado de Salvador y se negó a aparecer desde el primer minuto. Este miércoles, con Salvador, entregó la alcaldía al PSOE y este jueves Ciudadanos comienza con el expediente de expulsión del partido.